Cómo limpiar las orejas de un gato

Aitana Bellido · 3 mayo, 2019
La higiene de las orejas de los gatos es la clave para evitar infecciones y detectar posibles enfermedades

Los gatos son criaturas pulcras por naturaleza. Sin embargo, hay ciertas zonas, como las orejas, a las que no pueden acceder tan fácilmente. Aprende cómo limpiar las orejas de un gato para ayudarles a completar su rutina.

La importancia de limpiar las orejas de los gatos

La anatomía de esta parte del cuerpo felino hace que las partículas atascadas en el canal auditivo no puedan expulsarse con facilidad sin la ayuda de una persona. Sin esta asistencia, es probable que el elemento extraño se quede atrapado y cause infecciones de oído que, de no ser tratadas, pueden amenazar la vida del animal.

Para llevar a cabo esta tarea es importante utilizar un buen producto especial para los oídos felinos que no irrite el conducto auditivo. Algunos limpiadores llevan hasta agentes antibacterianos o repelentes de hongos que pueden prevenir futuras infecciones. Hasta los típicos productos para eliminar la cera de oído pueden servir para evitar la posible aparición de enfermedades.

Canal auditivo del gato

Aprende a limpiar las orejas de los gatos paso a paso

Limpiar las orejas de los gatos no es tan complicado como parece. Con esta guía podrás acabar con las infecciones y los elementos extraños en poco tiempo:

  • Se recomienda sentarse en un lugar cómodo y poner al gato sobre el regazo. Para evitar arañazos, se envolverá al animal con una toalla, que mantendrá su cuerpo inmovilizado.
  • Con la oreja del gato levantada, se vierten unas gotas del limpiador de orejas en el interior de su oído. Una vez han caído en el interior del conducto sin problemas, se seguirá introduciendo la solución hasta que el oído esté completamente lleno.
  • No se debe introducir la punta del envase en el oído del animal, ya que este debe mantenerse estéril.
  • Se masajeará la zona para que el producto pueda disolver cualquier elemento extraño alojado en el interior del conducto auditivo que pueda llegar a producir otitis.
  • Con un poco de algodón, limpia el exceso de producto y cualquier elemento extraño que haya salido del conducto. No se debe utilizar nunca un bastoncillo: podría dañar el canal auditivo
  • Por último, se recompensará al animal con un premio por su paciencia y se le dejará libre. Para una sesión intensiva, se repetirá el proceso en la otra oreja.
Higiene de las orejas de los gatos

En el caso de que ya haya una infección y se haya acudido ya al veterinario, se debe aplicar el medicamento directamente al oído de una forma similar a la explicada. Dado que existen muchos tipos de medicamentos en el mercado, consulta a un profesional antes de seguir adelante con la administración.