¿Cómo la comida afecta a los dientes de tu perro?

Francisco María García · 3 marzo, 2016

Igual que ocurre con las personas, si no hay una higiene dental correcta, a medida que el can envejece, irá surgiendo la placa bacteriana. La correcta limpieza de los dientes de tu perro es fundamental para evitar problemas de mal aliento, inflamación de las encías y dolor o dificultades a la hora de comer.

La importancia de la salud en los dientes de tu perro

cepillar los dientes al perro

Un aseo bucal insuficiente en el can puede degenerar incluso en enfermedades graves que afecten a órganos como el riñón, el corazón o el hígado. La prevención es la herramienta ideal para que el animal llegue a la vejez con los dientes y las encías sanos.

Como ocurre con las personas, la salud de los dientes de tu perro doméstico es de gran importancia y responsabilidad del dueño. Hay que tener en cuenta que cada etapa de la vida del can necesita de ciertos cuidados específicos para su boca. La higiene debe comenzar desde que el animal es un cachorro, a las dos o tres semanas, pues ya cuenta con 28 dientes de leche.

Cuando tu mascota tenga alrededor de 6 meses, contará con 42 dientes de leche que le van a acompañar toda su vida. Si no ha existido una higiene bucal correcta, es probable que los problemas dentales surjan a partir de los tres años de edad. Uno de los primeros síntomas es el sarro, una acumulación de sales sobre la placa dental. La concentración de estas sustancias va acumulando bacterias, que al final derivan en el sarro.

Lo más útil es la educación del perro desde una edad muy temprana, para que el cepillado de los dientes forme parte de los juegos, caricias y cariños que el animal vaya a recibir.

La eliminación de este sarro incrustado exige la intervención del veterinario. En algunos casos, con el sarro totalmente incrustado, sería necesario anestesiar al animal. Por ello es imprescindible que nuestra mascota tenga una buena salud bucal. Unos plazos interesantes serían la revisión semanal por parte de los dueños y semestral por el veterinario.

El cepillo de los dientes de tu perro

El cepillo que utilicemos para la limpieza dental tiene que tener unas cerdas suaves, con extremos redondeados, rectas y muy agrupadas. En cuanto al tamaño de la cabeza del artículo, dependerá del tamaño del perro.

Usar pastas dentales humanas no es aconsejable, pues pueden ocasionar problemas digestivos a causa de un exceso de flúor. El flúor, con tantos beneficios para las personas, puede ser muy tóxico para el perro y provocar una salivación demasiado abundante, así como dolores abdominales, vómitos, diarreas, etc.

Una dieta correcta

Autor: Fernando Dall'Acqua
Autor: Fernando Dall’Acqua

La mejor dieta es la que proviene del pienso para perros. El frotamiento que producen las bolas de pienso contra los dientes al ser masticadas por nuestro perro ayuda a prevenir la formación de sarro y placa bacteriana. Es muy útil, aunque no debe ser sustitutivo de una buena higiene bucal. Además de eso, el dueño puede permitir al perro otro tipo de productos específicos para una higiene bucal correcta.

Hay muchas opciones, muchos aperitivos y cosas para morder con forma de hueso, o juguetes fabricados con caucho natural o nailon, perfectos para limpiar los dientes del perro y que, a la vez, masajean las encías del animal mientras que desprenden algún sabor agradable. Estos artículos pueden usarse también como premios, con lo que eliminaríamos otras golosinas que contribuyen a crear sarro en los dientes de nuestra mascota.

Incluso algunos piensos secos para perros tienen propiedades a la hora de eliminar el sarro de la boca del perro. Este tipo de productos llevan en su composición ingredientes que pueden captar el calcio de la saliva e incluyen polifenoles y otras sustancias antiadherentes que contribuyen a reducir la formación de sarro en los perros.

Las croquetas de pienso para perros se fabrican con un tamaño, textura y formas específicas para que el animal tenga que masticar más tiempo para poder ingerir. El efecto abrasivo en los dientes del perro será eficaz para la eliminación de la placa dental y el sarro.

Hay todo tipo de productos, galletas, huesos, palitos y barritas comestibles, etc., que pueden completarse con el cepillado de los dientes del can. Además, hay otra clase de golosinas específicas para cuidar la dentadura canina. Todos estos productos se pueden utilizar, además, como premio para el perro.