Como hacer un jabón casero para perros

Irene Peláez · 28 marzo, 2015

Una parte importante del cuidado de los perros es el baño. Nuestros pequeños amigos deben bañarse con frecuencia (como mínimo una vez cada quince días) y además, necesitan cuidados de higiene básica, como son la limpieza de oídos y el corte de uñas, que no se deben posponer. Existen muchos productos en el mercado dedicados a la limpieza de los canes, sin embargo, algunos son muy caros y a menos que el perro sea alérgico a algún tipo de jabón o tenga una piel extremadamente sensible, lo mejor será aprender a hacer un jabón casero para perros. 

¿Qué se necesita para hacer un jabón casero para perros?

Para hacer un jabón casero para perros se necesita:

  • Dos tazas de jabón suave del que se usa para lavar los platos.
  • Dos tazas de agua.
  • Dos tazas de vinagre suave de manzana.
  • Dos tazas de glicerina suave (a la venta en la mayoría de las farmacias).
  • Extracto de aloe (opcional pero conveniente).
  • Un frasco de champú vacío.

¿Cómo se hace el jabón casero para perros?

baño perro

El jabón casero para perros se hace vertiendo las dos tazas de jabón suave en un barreño o recipiente mediano. Luego se le añaden las dos tazas de agua y las de vinagre de manzana. Hay que remover hasta que la mezcla se disuelva completamente y sea homogénea. Una vez que está bien mezclado, se añaden las dos tazas de glicerina y se remueve de nuevo hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado completamente. Si existe la posibilidad de conseguir jugo de aloe, debe agregarse a la mezcla en este punto. El aloe beneficia el pelaje del perro, haciendo que se vea más sano y brillante.

Con un embudo, rellenar el bote de champú con la mezcla de jabón para perros. Cerrar bien la botella y etiquetarla de forma visible para que nadie utilice el champú del perro por error.

¿Y si quiero que mi jabón casero sea natural?

Como muchas veces los jabones industriales tienen productos que pueden ser dañinos para la piel, los dueños de perros quieren bañar a sus mascotas con jabones hechos con ingredientes naturales.

Para hacer un jabón casero natural se necesita:

  • Harina de avena
  • Bicarbonato de sodio
  • Agua caliente
  • Un recipiente de tamaño grande
  • Un bote de champú

El jabón casero natural para perros se hace mezclando en el recipiente grande una taza de harina de avena (si no puede ser molida, se puede batir la avena con la batidora hasta conseguir la harina) con una taza de bicarbonato de sodio y ¼ de taza de agua tibia. Se mezcla bien hasta conseguir una mezcla homogénea y ya está hecho el jabón natural.

Con un embudo, rellenar un bote de champú con la mezcla y así podrá usarse varias veces. Hay que acordarse de etiquetarlo de forma visible para que nadie lo confunda con un champú para humanos.

¿Cómo puedo hacer un jabón sólido para mi perro?

baño perro

Para hacer un jabón casero para perros sólido se necesita:

  • 1 litro de aceite de oliva (puede ser nuevo o usado)
  • 50 g de cera virgen
  • 135 g de sosa cáustica
  • 338 g de agua destilada
  • Aloe vera
  • Aceites esenciales de cedro, menta, lavanda, eucalipto, citronella, árbol de té y geranio.

Antes de empezar es conveniente hacer el jabón en un sitio ventilado y usar gafas y guantes protectores (la sosa cáustica es muy corrosiva y no debe entrar en contacto con la piel). No se deben utilizar recipientes de metal, solo de acero inoxidable y para remover la mezcla se debe utilizar un palo de madera o de plástico.

Para preparar este jabón, se empieza por deshacer la cera en el aceite en una cazuela al baño maría. Aparte, en otra cazuela, mezclar la sosa cáustica en el agua destilada (es importante que se haga este paso en un sitio muy ventilado). Cuando la sosa se haya disuelto en el agua, echar la mezcla en el aceite con cera y mezclar bien. Es conveniente que la mezcla de agua y la de aceite estén a la misma temperatura a la hora de mezclarlas. Remover la mezcla de forma regular y siempre hacia el mismo lado para que no se corte el jabón, hasta que adquiera una consistencia cremosa. Para que el jabón sea perfumado, este es el momento de añadirle hierbas naturales o aceites esenciales.

Una vez que la mezcla se haya espesado, se vierte los moldes de plástico previamente enharinados o engrasados. Dejar reposar el jabón hasta que endurezca y desmoldar una vez duro.