¿Cómo evitar que a mi gato se le caiga el pelo?

Si se detecta que un gato pierde pelo en abundancia más allá de las épocas de muda, es importante que se realice una revisión veterinaria para determinar cuál es el causante de esa caída y establecer una solución acorde a él.
¿Cómo evitar que a mi gato se le caiga el pelo?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 02 septiembre, 2021.

Escrito por Laura Morales Negrin, 02 septiembre, 2021

Última actualización: 02 septiembre, 2021

La caída del pelo del gato es normal durante las épocas naturales de muda. Sin embargo, que esto suceda fuera de esos periodos puede no ser buena señal, especialmente si el animal comienza a sufrir alopecia por zonas o parches.

Las razones por las que un felino pierde pelo son múltiples y todas deben ser tratadas veterinariamente. Además, hay algunos consejos que pueden seguir los tutores de los gatos para evitar que se les caiga el pelaje. Aquí te presentamos todo lo que debes saber sobre este tema.

Causas comunes de la caída del pelo del gato

La raíz profunda del problema de la caída del pelo del gato suele explicarse por 2 razones principales: causas físicas y motivos psicológicos. Para determinar cuál es el causante concreto, a la menor detección de pérdida de pelaje anormal se debe acudir a un veterinario.

Dentro de las causas físicas se encuentran ciertas enfermedades, así como la acción directa de los parásitos externos. En cuanto a las razones psicológicas, pueden ser motivo de caída de pelo en gatos el estrés o la ansiedad.

Dependiendo de la gravedad del cuadro clínico, se pueden ver zonas alopécicas por cualquier parte del cuerpo del animal con mayor o menor extensión. Además, suelen aparecer heridas, hiperpigmentación y otros daños en la piel acompañando a la caída de pelaje.

Predisposiciones genéticas

Antes de pasar a aclarar con más detalle las causas comunes de la caída de pelaje en felinos, hay que recalcar que existe cierta predisposición genética en algunos de ellos a esa caída de vello. Por ejemplo, entre los gatos que pierden más pelo se encuentran el curl americano, el gato ruso azul, el bobtail americano, el gato nebelung y el charteux.

Uno de los tipos de gatos atigrados.
El gato bobtail tiene cierta predisposición a la pérdida de pelaje.

¿Cuándo debes preocuparte por la caída del pelo de gato?

Los gatos están mudando el pelo durante todo el año, pero de manera moderada. Sin embargo, en los momentos en los que el cambio de temperatura es más acentuado, como suele ser entre el paso del invierno a la primavera o durante el otoño, la caída es más evidente.

Fuera de esas épocas específicas, si la caída del pelo del gato se produce de manera abundante se debería prestar atención y consultar con un profesional. Es esencial que este dé un diagnóstico, pues hay algunas causas de alopecia felina que son contagiosas. Veamos cuáles son los motivos más frecuentes que provocan la caída del pelo de gato.

Dermatitis por malassezia

Malassezia es un género de hongos que habita de manera natural en la piel de los animales y en las mucosas. Cuando por alguna causa se produce un desequilibrio en la dermis del gato, este patógeno puede proliferar, especialmente en zonas de cuerpo en las que se forman pliegues.

Para confirmar que el problema causante es este hongo, se debe tomar una muestra de piel y analizarla con un microscopio. Si el número de unidades del microorganismo es elevado, se confirma el diagnóstico. Normalmente el tratamiento consiste en la aplicación de pomadas, baños con champús especiales o algunos antifúngicos administrados de forma oral.

Cuando la malassezia prolifera en la piel del gato, le provocará un picor intenso, así como lesiones que variarán en gravedad según el caso. Derivadas de estas pueden producirse descamación, alopecia y zonas enrojecidas. Además, la piel suele desprender mal olor, oscurecerse y engrosarse si no se establece un tratamiento.

Alopecia psicógena felina

La causa originaria de que se dé la alopecia psicógena felina es la ansiedad o el estrés. Estos problemas pueden hacer que el gato se arranque su propio pelo debido a un exceso de lamidos por estereotipia o demasiado acicalamiento. La pérdida de pelo se dará en estos casos en zonas a las que el felino llegue con su boca y se suele observar en los costados, la región perineal y las extremidades traseras.

A priori la piel se presenta sana, pero si el gato sigue incidiendo en la zona con los lamidos, pueden aparecer irritaciones. Además, al desproveer a esas áreas del pelo como protector es más fácil que surjan heridas u otro tipo de lesiones.

Ante este caso, lo que se debe hacer es identificar las causas del estrés o ansiedad felina para poder modificar la situación. En ocasiones, el veterinario recomienda algún tipo de tratamiento tranquilizante.

Tiña o dermatofitosis

Otra de las causas de la caída del pelo del gato es la tiña. Esta se trata de un enfermedad muy contagiosa, producida por hongos que habitan en las células de la capa externa de la piel.

La patología se puede dar en felinos enfermos con el sistema inmunitario débil o poco desarrollado, en gatos jóvenes o en adultos mal alimentados. La gravedad de los síntomas es muy variable, pues dependen de las características del animal y del hongo.

Por ejemplo, hay gatos en los que no aparecen síntomas, mientras que en otros sí. En los que sí muestran señales clínicas, se podrán observar zonas inflamadas, lesiones, descamación, áreas redondeadas o irregulares alopécicas, picor y granulomas. Para diagnosticar el cuadro, el veterinario debe realizar un cultivo y analizarlo. Dependiendo de la gravedad, se puede tratar con antifúngicos tópicos u orales.

Sarna notoédrica

Para diagnosticar cualquier tipo de sarna habrá que realizar una observación microscópica del ácaro causante, en este caso el Notoedres cati. Es importante hacer una detección temprana, ya que puede llegar a trasmitirse a las personas, aunque de manera leve.

El gato afectado por este ácaro presenta lesiones en la piel, pérdida de pelo por zonas, piel engrosada y costras, de forma usual en la cabeza. También se puede dar en la zona perineal y las patas delanteras y en el tratamiento suele optarse por el uso de acaricidas.

Efluvio telógeno

Esta es otra de las causas de la caída del pelo del gato relacionadas con problemas psicológicos como la ansiedad. Cuando la situación estresante para el animal se prolonga en el tiempo o es muy intensa, puede provocar que se interrumpa el ciclo normal del pelo.

Una vez el gato recupera un estado mental de tranquilidad, ese ciclo se reinicia, eliminando del golpe el pelo antiguo y sustituyéndolo por nuevo. Esto suele suceder entre 1 y 3 meses después del hecho estresante.

Si no hay síntomas en la piel, se suele llegar a la causa por descarte, tras examinar el historial clínico del animal. No es necesario prescribir ningún tratamiento más allá de cepillar el pelo del gato para favorecer que el nuevo crezca más saludable.

Dermatitis alérgica por picadura de pulga (DAPP)

Esta enfermedad aparece por reacción del animal a la saliva de las pulgas y suele ser frecuente en felinos de 3 a 6 años. Es bastante común que se dé en las épocas de verano, pues es entonces cuando estos parásitos proliferan.

Las señales suelen ser evidentes al final del lomo del animal, cuello, abdomen, costados y extenderse hasta el periné. Además del prurito (picor), el gato puede lesionarse la piel al rascarse con intensidad. Esto le producirá heridas, alopecia, engrosamiento epidérmico y otros signos ya comentados.

Atopía felina

La atopía felina es otra de las causas de la caída del pelo del gato, normalmente en aquel menor de 3 años, y se genera por el contacto con polvo, polen, moho y otros alérgenos. El picor es el principal síntoma, aunque también se puede producir alopecia y erosiones.

Además de estos síntomas, el gato puede tener tos, conjuntivitis, estornudos y emitir ruidos al respirar. Para determinar que se trate de esta enfermedad, el veterinario deberá realizar las pruebas pertinentes y excluir otras patologías. El tratamiento suele pasar por medicamentos para controlar el picor, corticoides o inmunomodulares que trabajen sobre el sistema inmunitario.

¿Cómo evitar la caída del pelo del gato?

Como se ha visto, las causas que pueden provocar la caída del pelo del gato son bastante diversas. Dependiendo de la patología desencadenante, el veterinario deberá establecer un tratamiento para la recuperación del animal. Sin embargo, hay ciertos consejos generales que los tutores de felinos deben seguir para evitar que se den algunos de los motivos de las pérdidas de pelo en el animal.

Enriquecimiento ambiental

Ofrecer al gato un ambiente enriquecido consiste en proporcionarle todo lo necesario para que desarrolle su naturaleza felina: juguetes para cazar, sitios en los que esconderse, lugares para trepar y acechar, métodos de ejercicio, juegos, etc. Anular su instinto puede provocarle estrés y ansiedad.

Desparasitación

La desparasitación debe hacerse de manera regular y controlada con el fin de mantener pulgas, garrapatas y demás parásitos alejados del felino. Cumplir con este calendario es tan importante como hacerlo con el de vacunación.

Entorno seguro

Además del enriquecimiento ambiental, es muy necesario que el gato habite en un lugar tranquilo que le dé seguridad. De no ser así, también pueden aparecer problemas emocionales que le causen caída del pelo.

Alimentación de calidad

La dieta del animal debe ser equilibrada y de calidad. Una mala alimentación puede provocar muchos problemas de salud en el animal, incluyendo la debilidad y caída del pelaje.

Tratamiento precoz

Hacer revisiones con frecuencia para detectar enfermedades de la piel del gato ayudará a la identificación precoz de cualquier tipo de problema que pueda desencadenar la alopecia. En caso de que eso suceda, se debe consultar con un veterinario.

Cepillados del pelo

Cepillar el pelo del felino favorecerá su salud capilar, además de ayudar a detectar esos posibles problemas de la piel con mayor facilidad. Acostumbrar al gato al cepillado desde cachorro es esencial para facilitar la tarea, además de ser una gran oportunidad para establecer vínculos afectivos entre tutor y gato.

Una mujer cepillando a su gato.

Son muchas las razones por las cuales tu gato puede presentar una caída de pelo o alopecia. Muchos cuadros se abordan desde casa, pero otros requieren atención veterinaria urgente. Ante cualquier duda, consulta con un profesional. 

Te podría interesar...
¿Cómo quitar nudos del pelo de tu gato?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo quitar nudos del pelo de tu gato?

En un gato de pelo largo sin una rutina de cepillado correcta, la aparición de nudos será habitual. Descubre cómo quitar nudos en gatos.