¿Cómo eliminar las cochinillas de la humedad en casa?

Las cochinillas de la humedad son completamente inofensivas, pero no todo el mundo quiere tenerlas rondando por casa. Aquí te mostramos cómo eliminarlas de manera sencilla.
¿Cómo eliminar las cochinillas de la humedad en casa?
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 01 diciembre, 2021

Si vives en una casa baja en una área rural y tienes patio exterior, seguro que en algún momento has tenido la oportunidad de admirar a las cochinillas de la humedad, mejor conocidas en la comunidad científica como isópodos. Estos invertebrados son bastante curiosos, pues se presentan en muchas formas y colores y algunos se enrollan en forma de bola si se sienten amenazados.

Por divertidos que sean los isópodos, es normal que no quieras tenerlos merodeando por tu casa, más teniendo en cuenta su alto índice reproductivo y su resistencia bajo las condiciones adecuadas. Aquí te mostramos cómo eliminar a las cochinillas de humedad en casa sin tener que matarlas. Ten en cuenta que realizan un trabajo vital en el ecosistema, así que no acabes con su vida.

¿Qué son las cochinillas de humedad?

Como hemos dicho en líneas previas, el término cochinilla de humedad se aplica a un orden de invertebrados. El taxón concreto es Isopoda y se trata de un grupo de crustáceos. Aunque vivan en tierra, estos animales no son insectos y tienen más en común con un cangrejo que con una cucaracha, por ejemplo. De las 10 000 especies de isópodos que existen, unas 5000 son terrestres.

Los representantes que comúnmente se denominan como “cochinillas” pertenecen al suborden Oniscidea, con unas 3700 especies descritas a día de hoy de las 7000 que se estiman. Presentan una morfología bastante sencilla: esta es segmentada y aplanada dorsoventralmente, cuentan con 7 pares de patas, un par de antenas y un marsupio, en el que las hembras alojan a sus huevos.

Los isópodos no reciben su nombre común en vano, pues requieren humedades relativas bastante altas (un 70-80 % mínimo) para poder llevar a cabo sus funciones vitales. Los pleópodos son los encargados de llevar a cabo el intercambio gaseoso en este ambiente, pero deben estar húmedos para que la respiración sea adecuada. Sin humedad, las cochinillas directamente se mueren.

Los isópodos se alimentan de materia orgánica en descomposición, ya sean hojas, madera, papel, vegetales, frutas, huevos y hasta restos de animales vivos. Juegan un papel esencial en el ecosistema en el que habitan, ya que se consideran unos descomponedores excelentes que reciclan todo elemento muerto de los suelos.

Un bicho bola sobre la piedra.

La cochinilla de la humedad típica (Armadillidium vulgare)

Sin duda, la especie de isópodo que más se asocia al entorno doméstico es Armadillidium vulgare. Esta es originaria del ecosistema mediterráneo, si bien se ha introducido en prácticamente todos los continentes del mundo, siendo especialmente común en zonas templadas. Le basta con una humedad del 50-60 % para no desecarse y aguanta temperaturas de los -2 a los 36 °C.

Los ejemplares de esta especie alcanzan la madurez sexual en un periodo de 1 año y cada hembra es capaz de dar lugar de 6 a 300 crías en un solo episodio reproductivo. Sus poblaciones crecen de forma exponencial y constante siempre que haya suficiente materia orgánica en descomposición de la que alimentarse.

¿Cómo eliminar las cochinillas de la humedad?

Ahora que ya sabes qué son las cochinillas de la humedad (también conocidas como bichos bola en algunas regiones), estamos preparados para mostrarte su eliminación. Eso sí: no acabes con su vida a menos que sea inevitable. Estos invertebrados juegan un papel esencial en el ecosistema, así que matarlos (casi) nunca es una opción.

1. Reduce la humedad de la casa

Como hemos dicho en líneas previas, algunos isópodos requieren una humedad mínima del 60 % para sobrevivir, aunque se desarrollan mejor en rangos más altos (70-80 %). Si tu casa o zona infestada es muy húmeda, lo mejor que puedes hacer es abrir las ventanas, los muebles y los armarios para reducir el porcentaje absoluto de este parámetro.

Si no consigues reducir la humedad relativa de esta manera, siempre puedes hacerte con un deshumidificador. Estas máquinas condensan el agua vaporizada presente en el aire y la almacenan en un depósito, haciendo que el entorno se seque poco a poco. En cuanto la humedad baje, los isópodos deberían abandonar el lugar.

2. Busca madera podrida y otra materia orgánica

Puede que no te hayas dado cuenta, pero si hay cochinillas de la humedad en un entorno, ten por seguro que algo se está pudriendo. Lo más probable es que un tablón de madera se esté descomponiendo por la humedad excesiva en alguna zona de la habitación, así que deberás buscarlo y retirarlo cuanto antes.

También es posible que estés guardando frutas, hojas y otros elementos secos en la bodega o la despensa. Deshazte de toda esta materia orgánica cuanto antes, pues es el sustrato para el crecimiento de los isópodos aunque no se esté pudriendo (y de otros muchos invertebrados, como las cucarachas).

3. Cubre las áreas húmedas con tierra de diatomeas

La diatomita, conocida de manera popular como tierra de diatomeas, es una roca formada por microfósiles de diatomeas (algas microscópicas). Aparte de otros muchos usos, este material se utiliza como un pesticida natural, pues sus partículas provocan daños en el tubo digestivo de los invertebrados y causan su muerte debido a varios mecanismos.

Este elemento es muy útil para eliminar las cochinillas de la humedad de casa sin matarlas, ya que su labor principal será absorber la humedad ambiental. Si quieres evitar que los isópodos se la coman, colócala en un tarro de cristal y espera a que ellos abandonen el entorno cuando se seque. Recuerda que la inmensa mayoría de oniscídeos no pueden escalar superficies planas.

4. Aplica una solución de ajo a las zonas más húmedas de la casa

Se ha demostrado en múltiples ocasiones que el concentrado de ajo tiene cierto efecto insecticida. Aunque aplastar unas cuantas porciones de este vegetal y diluir el fluido en agua no vaya a matar a los isópodos, seguramente su aplicación en spray será suficiente para que abandonen el lugar. 

Por desgracia, este método genera un poco de mal olor. Aprovecha para abrir las ventanas.

5. Deja que entre la luz

Las cochinillas de la humedad son fotófobas por definición, es decir, huyen de la luz a toda costa. Por ello, solo proliferan en ambientes oscuros en los que se almacena humedad de manera constante. Mientras limpias, aprovecha para abrir todos los cajones de la habitación y deja que entre la luz del sol durante todo el día en cada rincón. Los isópodos abandonarán el lugar en un santiamén.

Isópodos en un terrario.

Como ves, eliminar las cochinillas de humedad de tu casa es muy sencillo y no hace falta matarlas en casi ningún caso. De todas maneras, si la infestación de tu hogar es muy alta, te recomendamos que acudas a un controlador de plagas profesional para recibir el asesoramiento adecuado.

Te podría interesar...
¿Cómo eliminar a los pececillos de plata de tu hogar?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo eliminar a los pececillos de plata de tu hogar?

Eliminar a los pececillos de plata de tu hogar es una tarea sencilla, pero siempre será mejor no recurrir al uso de venenos o plaguicidas.



  • What is an isopod? Ocean Explorer. Recogido a 30 de noviembre en https://oceanexplorer.noaa.gov/facts/isopod.html
  • Armadillidium vulgare, ADW. Recogido a 30 de noviembre en https://animaldiversity.org/accounts/Armadillidium_vulgare/
  • Plata-Rueda, A., Martínez, L. C., Dos Santos, M. H., Fernandes, F. L., Wilcken, C. F., Soares, M. A., ... & Zanuncio, J. C. (2017). Insecticidal activity of garlic essential oil and their constituents against the mealworm beetle, Tenebrio molitor Linnaeus (Coleoptera: Tenebrionidae). Scientific reports, 7(1), 1-11.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.