¿Cómo cortar las uñas a un conejo?

Laura Morales Negrin · 22 julio, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 20 julio, 2021
Cortar las uñas a un conejo doméstico forma parte de sus cuidados principales, ya que no hacerlo puede ser muy molesto para él. Si quieres saber qué elementos son esenciales para la tarea, te invitamos a descubrirlo.

Quien tenga una mascota sabrá que entre sus cuidados principales se encuentran las rutinas de higiene, muy necesarias para mantener una salud óptima. Este artículo se centrará en la importancia de cortar las uñas al conejo con cierta frecuencia, además de explicar el modo de hacerlo.

Una de las claves fundamentales es que quien trate al conejo en casa tenga unos lazos firmes de confianza con el animal, pues estos lagomorfos suelen ser asustadizos y hay que evitarles el mayor estrés posible. Además de esto, es necesario contar con ciertos materiales y otras cuestiones a considerar que se expondrán a continuación.

¿Cuándo deben cortarse las uñas al conejo?

Cuando los conejos viven en libertad, sus propios movimientos sobre la tierra o las piedras irán desgastando sus uñas. Sin embargo, la cómoda vida de un conejo doméstico le impide limárselas, por lo que serán los tutores del animal quienes tengan esto presente a la hora de cuidar a un conejo en casa y comprobar su tamaño para cortarlas cuando sea necesario.

De no hacerlo, el conejito podría hacerse mucho daño si se le queda enganchada la uña en alguna parte. Además, se le puede romper, afectar a sus movimientos o, incluso, las personas que viven con él podrían verse lastimadas si los rasguña. Pero, ¿cuándo exactamente se deben cortar las uñas al conejo?

La respuesta no es exacta, pues la velocidad a la que crecen las uñas varía según el animal. Se pueden hacer comprobaciones cada 4 o 5 semanas para ver cuál es su estado, especialmente en las patas delanteras, que crecen más rápidamente que las traseras.

Además de esto, otra clave para saber que ha llegado el momento del corte es oír las uñas golpeando el suelo cuando se suelta al conejo y este camina o corre, o si se observa que las uñas se doblan completamente.

¿Cómo cortarle las uñas a los conejos?

Pasos previos a cortar las uñas a un conejo

Antes de explicar cómo cortar las uñas a un conejo, es importante saber cuántas tiene. Los conejos poseen 4 uñas y un espolón en sus patas delanteras. El espolón está un poco más arriba que las demás uñas, por la cara interna de la pata. Por su parte, las patas traseras cuentan solo con 4 uñas. Sabiendo esto, lo siguiente es conocer los pasos previos a seguir antes de cortárselas.

Elige el cortaúñas adecuado

Es importante que el cortaúñas que se escoja sea para mascotas. Normalmente se usan los destinados a perros y gatos, pero lo más importante es que se elija uno con el que la persona se sienta cómoda. En este aspecto es esencial tener en cuenta el tamaño del conejo, pues manipular un cortaúñas grande con un pequeño conejito puede ser muy complicado.

Además del tamaño, otro punto a considerar es el tipo de cortaúñas que se quiere emplear. Por un lado están los tipo guillotina, que cuentan con un agujero por el que se introduce la uña, sirviendo de tope y dando más control a la hora de que la navaja corte. Por el otro, están los cortaúñas de tipo tijeras, que dan más libertad de movimiento, pero pueden hacer que se corte de más.

Tener un hemostático cerca

Si se cortan las uñas del conejo demasiado, este puede comenzar a sangrar por ellas. Esto es así porque la uña está formada por una parte externa de queratina, que es la que no deja de crecer y hay que cortar, y dentro de la misma, a partir de cierta altura, hay un vaso sanguíneo.

Si no se corta antes de llegar a esa vena, el animal sangrará abundantemente. Para esos casos, tener un hemostático cerca ayudará a frenar el sangrado, pues funciona como coagulante y actúa con mucha rapidez. Se puede encontrar en farmacias en muchos formatos —como en lápices o en polvo— y su utilización es muy sencilla: basta con echar un poco sobre la zona sangrante.

En caso de no tener hemostático a mano, la harina para hornear puede funcionar como un coagulante, pero solo de forma temporal. Si tampoco se cuenta con harina, habrá que echar mano de una gasa estéril para apretar la uña hasta que esta deje de sangrar.

Pedir ayuda para tomar al conejo

Como se mencionaba al principio, que el conejo tenga confianza con la persona que lo toma para cortarle las uñas es importante para evitar causarle estrés. Pero además de esto —y especialmente si son las primeras veces que se lleva a cabo la tarea—, la ayuda con la que cuente esa persona será esencial, pues mientras una sujeta al animal, otra cortará.

De no tener ayuda, no es imposible cortar las uñas al conejo y se explicará a continuación cómo hacerlo. Sin embargo, tanto si se hace solo como con compañía, hay un factor que se tiene que cumplir al 100 %: la calma del animal. Para cortarle las uñas este debe estar tranquilo, por lo que acariciarlo cuidadosamente y esperar a que se relaje tras tomarlo en brazos es esencial.

¿Cómo cortar las uñas a un conejo?

Veamos cómo cortar las uñas a un conejo en diferentes situaciones.

Cortarle las uñas al conejo con ayuda

Una vez se perciba que el conejito está cómodo, se puede proceder al corte de uñas. Hay que ser cuidadoso al sujetar al conejo, no se puede presionar su lomo o columna, pues se le puede hacer mucho daño. Sin embargo, hay que ser firme para evitar que escape. Es importante que esté muy quieto, por lo que si se detecta que quiere huir, hay que aplicar un poco de presión en los laterales de su cuerpo.

Una persona lo puede sujetar contra su pecho, colocando la mano en su culete y bajo las patas traseras. Los conejos odian sentirse suspendidos en el aire, así que, aunque sea con el brazo, hay que ofrecerle algo donde apoyarse. En esta posición, las patas del conejo quedarán extendidas hacia delante y la otra persona podrá ir cogiéndolas una a una para cortar.

Para ello, una vez se tenga una patita en las manos, hay que apartar el pelo que rodea cada uña y cortar las puntas, siempre en horizontal y no en diagonal. Durante todo el proceso se debe hablar al conejo con voz calmada y acariciarle para que se mantenga lo más tranquilo posible.

Cortar las uñas al conejo una persona sola

Lo ideal es colocar al conejo en el borde de una mesa y emplear el antebrazo para mantenerlo contra al cuerpo. Luego, con una mano se coge la pata y con la otra el cortaúñas. Es importante recordar no aplicar presión con el cuerpo sobre el suyo.

Otra opción más cómoda, pero que requiere de una total confianza del conejo hacia la persona, es sentarse y colocarlo boca arriba en el regazo. Al bordearlo con el brazo, su cabeza quedará cerca del codo, como si fuese un bebé al que se acuna.

De esa forma, se mantendrá sujeto y se podrá usar una mano para coger la pata y la otra para cortar. Además, se evitará que el conejo de patadas o use sus dientes para defenderse.

Existe otra opción también muy práctica que puede ayudar a que el conejo se sienta un poco más seguro. Consiste en envolverlo en una toalla limpia, cubriendo todo su cuerpo salvo la cabeza. Luego, hay que sacar una pata y cortar las uñas. Una vez hecho, se devuelve esa pata al interior de la toalla y se saca la siguiente.

En cualquiera de los casos, como se mencionó anteriormente, siempre hay que retirar el pelo de entre los dedos antes de colocar el cortaúñas y contemplar con atención por dónde cortar para evitar el sangrado.

Optar por un profesional

Por supuesto, los profesionales veterinarios saben cortar las uñas a los conejos domésticos, por lo que en caso de que sus tutores no se sientan seguros a la hora de hacerlo, especialmente por el asunto de cortar de más, siempre se puede optar por acudir a uno de ellos para la tarea.

Además, quizás acudir una primera vez bastará como enseñanza para hacerlo luego en casa, una vez se haya contemplado la forma de hacerlo y se hayan planteado las dudas pertinentes.

¿Cómo evitar cortar los vasos sanguíneos de un conejo?

La vena con la que cuentan los conejos dentro de sus uñas se conoce como “carne viva”. El corte excesivo de la uña perjudicará esa vena, por lo que los animales sangrarán con abundancia y además les provocará mucho dolor. Por ello es esencial que, antes de cortar las uñas, estas sean observadas.

Cuando el conejo tiene las uñas de color blanco u otro color claro, la vena se verá muy fácilmente, pues llegará un momento en el que la punta de la uña dejará de ser de ese color y se apreciará algo en su interior rojo o rosado. Una vez detectada, hay que cortar antes de llegar a ella.

Si el animal tiene las uñas más oscuras, se puede poner una luz encima para encontrar la zona en la que empiezan a ser aún más oscuras. Si con eso no se logra detectar, entonces es mejor cortar solo una mínima parte de las puntas de las uñas, aunque de esa manera habrá que revisarlas y cortarlas con algo más de frecuencia.

Por supuesto, hay que recordar tener a mano siempre el hemostático, pues por muy cuidadoso que se sea, un movimiento del conejo en el último segundo puede hacer que el corte sea más del que se había marcado.

Un conejo.

El corte de uñas en los conejos domésticos debe formar parte de sus rutinas a lo largo de toda su vida, como el cepillado, tal y como indican los expertos. Por ello es muy importante asegurarnos de que ese momento sea lo más agradable posible. Una vez se coja práctica, en unos minutos el conejo tendrá todas sus uñas bien cortadas.

  • Bunnies at Home. Nail clipping. Recogido el 19 de julio en https://bunniesathome.weebly.com/nail-clipping.html
  • How to cut a Rabbit's claws. Recogido el 19 de julio en https://www.wikihow.com/Cut-a-Rabbit%27s-Claws
  • Cómo cuidar a un conejo en casa. Recogido el 19 de julio en https://animalesexoticos24h.es/wp-content/uploads/2017/09/Guia-conejos.pdf
  • Recomendaciones al adoptante. Covelma. Recogido el 19 de julio en http://www.colvema.org/pdf/CONEJOSOK.pdf