Colapso traqueal en perros: síntomas y tratamiento

El oxígeno es vital para el funcionamiento del organismo. Cuando este se ve disminuido por enfermedades como el colapso traqueal en perros, las consecuencias pueden ser muy graves.
Colapso traqueal en perros: síntomas y tratamiento
Daniel Aguilar

Escrito y verificado por el veterinario Daniel Aguilar el 12 octubre, 2021.

Última actualización: 12 octubre, 2021

Seguro que conoces muy bien a tu mascota e identificas su comportamiento normal. Cualquier cambio en ella es un llamado de atención al que debes estar atento, pues podría ser la manifestación de una enfermedad. Algunas patologías respiratorias como el colapso traqueal en perros necesitan ser diagnosticadas por profesionales, ya que su signología es similar a otros problemas del mismo sistema.

No todos los signos respiratorios son causados por patógenos como virus y bacterias, pues el origen de algunas patologías data de tiempo atrás. Desde el primer momento en el que observes un cuadro respiratorio en tu can, actúa. La mayoría de las enfermedades diagnosticadas a tiempo tienen un pronóstico más favorable. Sigue leyendo y descubre más sobre este interesante colapso.

¿Qué es el colapso traqueal?

El colapso traqueal en perros es una enfermedad que se caracteriza por un aplanamiento dorsoventral de la tráquea. Como consecuencia, la luz de dicho tubo se reduce y provoca una severa dificultad para respirar en el can. Normalmente se localiza en la región cervical, aunque en algunos ejemplares puede extenderse hasta los bronquios.

Por tratarse de un trastorno de las vías respiratorias, es común que enfermedades como el colapso laríngeo y bronquial se presenten de forma simultánea. Aun así, cada una de las enfermedades necesitan un diagnóstico individual para comenzar un tratamiento especializado a posteriori.

La principal causa del colapso traqueal en perros no está definida. Sin embargo, se considera que la deficiencia de la matriz orgánica del cartílago traqueal tiene mucho que ver. Esta carencia provoca que los anillos traqueales no tengan la capacidad de mantenerse firmes y se cierren de manera eventual.

Tomando en cuenta la disminución del porcentaje de luz en la tráquea, el colapso traqueal en perros puede clasificarse en 4 grados:

  • I: Reducción del 25 %.
  • II: Reducción del 50 %.
  • III: Reducción del 75 %.
  • IV: Peligrosa reducción que en ocasiones alcanza el 100 %.
Un dibujo de la zona traqueal en perros.

Predisposiciones genéticas

La mayoría de los pacientes diagnosticados con un colapso traqueal en perros son canes de edad media y geriátrica. Se trata de una enfermedad congénita y las razas de pequeño tamaño como chihuahua, pomerania, caniche, yorkshire terrier, pekinés y bichón maltés tienen una predisposición genética mayor que aquellas de talla grande.

La edad promedio en la cual se inicia la manifestación de los síntomas ronda entre los 6 y 7 años. El colapso traqueal en perros es considerado una patología de avance progresivo y degenerativo. Si la signología comienza desde una temprana edad, los cachorros tendrán menor posibilidad de sobrevivir.

Síntomas del colapso traqueal en perros

Las enfermedades respiratorias frecuentemente presentan signología muy similar. En el caso del colapso traqueal en perros, se ha observado que el principal signo es una tos característica, parecida a un graznido. Durante momentos de excitación y actividad física que provoquen agitación en el can la tos suele aumentar.

Si tu mascota padece esta enfermedad, es probable que también presente los siguientes signos:

  • Jadeo.
  • Disnea (dificultad respiratoria) inspiratoria y espiratoria.
  • Asfixia.
  • Náuseas.
  • Estertores pulmonares (ruidos anormales perceptibles en la auscultación).

Debido al déficit de oxigenación en todos los órganos y sistemas, el funcionamiento del organismo del can puede alterarse y provocar que emerjan patologías secundarias. Hipertensión pulmonar, traqueítis y bronquitis consecuente de este colapso son cuadros comunes y juntos podrían dar pie a una insuficiencia cardiaca.

¿Cómo se diagnostica el colapso traqueal?

Para empezar, el médico veterinario puede indicar la toma de una placa radiográfica de cuello y tórax. El objetivo de este estudio es evaluar las estructuras adyacentes a la tráquea (el corazón y el parénquima pulmonar). De todas formas, el método más útil para obtener un diagnóstico definitivo del colapso traqueal en perros es la endoscopia.

Este estudio permite evaluar en detalle el avance de la enfermedad e, incluso, el grado de severidad en el que se encuentre tu mascota. El colapso traqueal en perros es una patología dinámica, es decir, sufre cambios constantes. De ahí la importancia de implementar estudios como la endoscopia, los cuales permiten ver en tiempo real la situación del problema.

Tratamiento del colapso traqueal en perros

Una vez que se ha diagnosticado el colapso traqueal en perros (junto con su grado de avance) es hora de comenzar un tratamiento. Cuando el paciente se encuentra dentro de las primeras 3 etapas de la enfermedad, es posible indicar la administración de fármacos. Por el contrario, en canes que hayan alcanzado la etapa 4 la intervención quirúrgica será la única opción.

Fármacos

Con el fin de reducir la alta demanda de oxígeno causada por la excitación y el jadeo, se recomienda la administración de una pequeña dosis de tranquilizante. Posteriormente, el médico veterinario decidirá la dosis de antitusígeno que sea necesaria. El colapso traqueal en perros generalmente tiene una buena y rápida respuesta al uso de butorfanol inyectable.

A consecuencia de la cianosis, será necesario realizar una oxigenoterapia para estabilizar al paciente. Broncodilatadores como la teofilina y algunos corticosteroides podrían ser indicados por profesionales en casos de colapso traqueal crónico. El objetivo primordial de todos los fármacos administrados es la reducción de los síntomas.

Cirugía

Como última opción, si tu mascota se encuentra muy grave con casi el total de la luz traqueal obstruida, tendrá que ser sometida a una intervención quirúrgica de emergencia. El médico veterinario realizará una evaluación rápida en el paciente para calificarlo como candidato a una intervención de esta índole. De resultar apto, pasará al quirófano.

En la búsqueda de la solución del colapso traqueal en perros existen dos opciones: una reconstrucción de la tráquea o la colocación de una endoprótesis (brinda un soporte artificial a la tráquea y evita que se cierre). Ambos procedimientos requieren ciertos cuidados postoperatorios, así como un seguimiento cercano por parte del médico veterinario.

Un perro sedado recibe oxígeno.

Como te habrás dado cuenta, el colapso traqueal en perros puede convertirse en una enfermedad muy peligrosa (incluso letal). Si en casa tienes una mascota con las características que te mencionamos anteriormente, la mejor manera de evitar complicaciones y afecciones secundarias es notificar cualquier anomalía de manera oportuna. La salud de tu mejor amigo está en tus manos.

Te podría interesar...
La parálisis laríngea en perros: ¿qué es?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
La parálisis laríngea en perros: ¿qué es?

La parálisis laríngea en perros es una patología frecuente en perros mayores o de ciertas razas. Existe una cirugía correctora para solucionar el p...