CBD en gatos: seguridad y usos

El uso de CBD en gatos tiene muy buena acogida entre los tutores, pero su eficacia, dosis y farmacocinética están aún por estudiar de manera científica.
CBD en gatos: seguridad y usos
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 25 enero, 2022

La utilización no recreativa de cannabinoides está cada vez más extendida entre humanos, pero también entre las mascotas. Un ejemplo de esto es el uso de CBD en gatos, una sustancia que proporciona los efectos beneficiosos del cannabis (relajación muscular, reducción de la ansiedad, analgesia, etcétera) sin los aditivos psicotrópicos de esta planta.

No obstante, y antes de administrar cualquier tratamiento a tu felino, es muy importante que te informes sobre su forma de utilización, su composición, sus efectos y sus peligros. En este espacio tienes información detallada sobre el CBD, así que no te pierdas nada.

¿Qué es el CBD?

El CBD o cannabidiol es un compuesto activo presente en la planta de cáñamo (Cannabis sativa) que se utiliza para mejorar los síntomas de diversas afecciones, como el estrés, el dolor y la inflamación. Se trata de uno de los más de 100 cannabinoides presentes en este vegetal.

Gracias a que el CBD no produce efectos psicotrópicos, su utilización se ha popularizado entre las personas y, posteriormente, entre animales de compañía. Sin embargo, aún se trata de un tema bajo estudio cuando se habla de los gatos, ya que se emplea más en perros de manera controlada.

Diferencias entre CBD y THC

Es muy importante no confundir el cáñamo, del que se extrae el cannabidiol, con la marihuana. A pesar de que ambas sustancias se obtienen de la misma especie de planta, existen muchas variedades en función del uso que se les quiera dar.

Así, de la planta de marihuana se extrae el tetrahidrocannabinol o THC, un componente con efectos psicoactivos que se consume principalmente con fines recreativos. Por el contrario, el CBD se obtiene a partir de la planta del cáñamo, otra variedad del vegetal del cannabis, cuyos usos son de índole terapéutica o industrial.

Aceites con CBD sobre un fondo blanco.

¿Cómo funciona el CBD en gatos?

Los gatos, al igual que los humanos y muchos otros animales, poseen un método de comunicación intercelular bastante complejo llamado sistema endocannabinoide o ECS. Dentro de este complejo orgánico se diferencian 3 partes:

  1. Cannabinoides internos: son sustancias creadas por el cuerpo y que actúan como neurotransmisores, es decir, que activan conexiones nerviosas dentro del ECS.
  2. Receptores: los receptores de los cannabinoides internos reaccionan ante estas sustancias y liberan otras en consecuencia. Se localizan por todo el cuerpo.
  3. Enzimas: sustancias liberadas por los receptores al contacto con los cannabinoides internos. Estas proteínas intervienen en la regulación fisiológica del cuerpo, la homeostasis.

El CBD supone una ventaja dentro de este sistema frente al THC, ya que no se une directamente a los receptores. De esta manera, se evitan los efectos directos sobre el comportamiento y la percepción sin perder los beneficios terapéuticos de su aplicación.

Usos del CBD en gatos

En los últimos años, el éxito en las terapias con CBD en perros ha llevado a tratar de expandir su uso a los felinos domésticos. Hasta el momento, esta sustancia se ha mostrado eficaz a la hora de tratar los siguientes problemas:

  • Dolor crónico: el dolor provocado por enfermedades como el cáncer o patologías incurables (síndrome del intestino irritable, malestar derivado de fallos renales irreversibles y más) suele responder bien al efecto del CBD.
  • Ansiedad: debido a su efecto calmante, muchos tutores utilizan CBD para dar un soporte farmacológico a su gato durante eventos estresantes, como viajes en coche o mudanzas.
  • Inflamaciones: sobre todo en gatos de avanzada edad, el cannabidiol se emplea para paliar dolencias como la artritis o el síndrome inflamatorio intestinal.

Es necesario remarcar que los datos provienen directamente de los testimonios de los tutores, no de estudios científicos. Por ello, hay que tener mucho cuidado a la hora de interpretarlos. 

Precauciones a la hora de administrar CBD para gatos

A pesar de que el uso de CBD ha arrojado datos positivos en cuanto a la reducción del estrés, el dolor y la inflamación, estos corresponden sobre todo a la especie canina. La farmacocinética de esta sustancia es diferente entre cánidos y félidos, así como la tolerancia, la dosis y la seguridad.

Nunca le des marihuana ni ningún derivado de la misma a tu gato, pues podrías causarle una intoxicación grave.

Algunos de los efectos secundarios observados tras la ingesta de este preparado en gatos son las náuseas, los vómitos y los cambios en el apetito. No suelen ser graves, pero sí un motivo para consultar con el veterinario. Si tu felino muestra alguno de estos signos, suspende el tratamiento.

Puesto que la dosis de CBD para gatos es un dato aún por estudiar de manera científica, lo mejor es que consultes con tu veterinario. En el mercado existen diferentes concentraciones de este producto y las dosis que recomiendan varían en función de lo que se quiera tratar.

Un gato tomando cbd.

Un futuro prometedor

En definitiva, si tienes interés en utilizar CBD para tratar algún problema de salud de tu felino, los testimonios sobre su uso son positivos, pero recuerda que nunca debes medicar a tu gato sin consultar antes con tu veterinario. Por muy natural que sea este preparado, conlleva ciertos efectos nocivos ante los que hay que estar preparado. 

Por otro lado, es muy probable que esta sustancia se siga estudiando en años venideros, así que no dudes en mantenerte al día. Es cuestión de tiempo que se sepa más sobre el CBD en diferentes especies, por lo que no es ingenuo esperar que su utilización será mucho más segura y eficaz en el futuro.

Te podría interesar...
Cannabidiol como tratamiento terapéutico para perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Cannabidiol como tratamiento terapéutico para perros

El cannabidiol o CBD es un principio activo procedente de la planta del Cannabis de uso terapéutico en perros al igual que en humanos.



  • Deabold, K. A., Schwark, W. S., Wolf, L., & Wakshlag, J. J. (2019). Single-dose pharmacokinetics and preliminary safety assessment with use of CBD-rich hemp nutraceutical in healthy dogs and cats. Animals9(10), 832.
  • Atance, J. R., & Ruiz, J. F. (2000). Sistema cannabinoide endógeno: ligandos y receptores acoplados a mecanismos de transducción de señales. Adicciones12(5), 59-81.