¿Por qué nunca se puede dar marihuana a tu perro?

Yamila · 10 octubre, 2016

Quizás creas que es una pregunta algo extraña, pero muchos dueños de mascotas tienen esta duda. Por ello quisimos averiguar y consultar al respecto. Dar marihuana a tu perro puede tener consecuencias nefastas en su salud. Entérate más en este artículo.

La marihuana puede ser fatal para el perro

Autor: Christine und David Schmitt
Autor: Christine und David Schmitt

Cualquier sustancia que ingiera el animal puede llegar a provocarle la muerte si se trata de una dosis elevada. A veces no estamos atentos a lo que consume el perro en la calle o en casa, y eso provocar intoxicaciones severas.

En el caso de la marihuana, si tu mascota la consume, puede llegar a ser fatal. Los efectos indeseados en el peludo se deben al D-9 Tetrahidrocannabiol. Esta es la principal sustancia de la droga y la que provoca los efectos psicotrópicos.

Para que el perro esté en riesgo de morir, tiene que consumir 3 gramos de marihuana por kg de peso. Por ejemplo, si pesa 8 kilos e ingiere 24 gramos, habrá que llevarlo de manera urgente al veterinario para desintoxicarlo.

Los perros son más susceptibles a los efectos de la droga que las personas debido a su peso. Si por accidente come un poco de marihuana, la intoxicación desaparecerá al cabo de un par de horas. Mientras se recupera, tendrás que dejarlo en un lugar tranquilo al aire libre y con un gran recipiente de agua fresca a disposición. Si pasadas las dos horas el animal no se levanta y sigue como adormecido, no dejes pasar más tiempo y llévalo al veterinario.

¿Qué provoca la marihuana en los perros?

Podríamos decir que esta droga causa más efectos en las mascotas que en los seres humanos. Las alucinaciones no serían tanto el “problema” a menos que las lleven a actuar extraño o atacar a quienes tiene cerca.

La capacidad motriz del peludo se verá alterada seriamente. La hormona dopamina estará desequilibrada y no se creará como corresponde. Por este motivo es probable que el perro se quede acostado en una misma posición y no pueda moverse o mucho menos desplazarse.

Tras haberse intoxicado con marihuana tu mascota estará más agresivo y torpe que de costumbre. No podrá coordinar sus movimientos, se tropezará con las paredes, muebles y objetos. También desobedecerá cualquier regla o instrucción de su dueño.

Otros efectos de la marihuana en el perro

Los efectos más graves que sufrirá por el consumo de cannabis son la descoordinación, las caídas, la depresión o la euforia (puede presentar ambas de forma alternada, primero estar decaído y después alterado y viceversa). También gemidos y ladridos sin motivo aparente, ya que alucinará. Y por último, problemas digestivos típicos de intoxicación: vómitos, diarrea y aumento de saliva.

Es preciso que si esto le sucede al animal, evites cualquier alteración, ya sea la música elevada, gritos, intento de juegos… la conducta será totalmente impredecible. Es decir, que puede actuar de forma contraria a lo que está acostumbrado. Nunca sabes si querrá atacarte, morderte o lastimarte por estar bajo los efectos de la marihuana.

Si bien es verdad que la mascota puede sufrir durante unas horas los efectos del cannabis en su cuerpo, el problema terminará al poco tiempo y es responsabilidad de los dueños evitar que vuelva a suceder.

Al llevar al perro al veterinario, nada de mentiras ni esconder información: dile que ha ingerido marihuana sin querer y trata de ser preciso en cuanto a la cantidad. De esta manera el médico podrá atenderlo como corresponde.

¿Marihuana medicinal para perros?

miedo al veterinario

A pesar de haber indicado que la droga no es buena para las mascotas, existen muchos casos de perros tratados con marihuana para reducir los síntomas de enfermedades degenerativas, crónicas o incurables, como ciertos cánceres.

Además, se conocen las bondades para abrir el apetito, calmar el dolor articular si padece artritis y ser analgésico natural para el cáncer. Pero cuidado que para estos tratamientos debemos hablar con un veterinario especialista y hacerle un seguimiento completo.

El médico indicará la dosis y la forma de suministrar la marihuana al perro. También lo supervisará para determinar si realmente es beneficioso debido a su enfermedad.