5 causas de cáncer en perros y cómo evitarlo

El término "cáncer" suscita miedo y rechazo a partes iguales en la sociedad general. Por desgracia, es un tema que también se debe tratar en el mundo de las mascotas de vez en cuando.
5 causas de cáncer en perros y cómo evitarlo
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 20 julio, 2021.

Última actualización: 20 julio, 2021

El término “cáncer” no genera rechazo de forma injustificada. Todos conocemos a alguien que lo ha pasado o que por desgracia no ha podido con él, pues sin duda se trata del conjunto de enfermedades más común y problemático en los países de alto ingreso, solo superado por las condiciones cerebrovasculares. ¿Conoces las causas del cáncer en perros?

Según estudios, la incidencia de todos los tipos de cáncer juntos en cánidos se calcula en casi 100 casos por cada 10 000 perros/año. Las neoplasias malignas más comunes en Canis lupus familiaris son los tumores mamarios, los linfomas no Hodgkinianos y los cánceres de piel. Si quieres saber más sobre este grupo de enfermedades y sus causas, sigue leyendo.

¿Qué es el cáncer en perros?

El cáncer sigue la misma premisa en todos los vertebrados, sean estos humanos, perros, gatos o ballenas. Tal y como indica el Instituto Nacional del Cáncer, este término describe a las enfermedades en las que hay un grupo de células anormales que se multiplican sin control e invaden los tejidos cercanos. 

Este crecimiento descontrolado de la estirpe celular atípica se debe a mutaciones genéticas en su núcleo, que en general trastocan el ratio de crecimiento y muerte de las células afectadas. Al no seguir los patrones de senescencia y división normales, crecen de más y generan una masa palpable, conocida como tumor.

De todas formas, cabe destacar que no todos los cánceres generan tumores (leucemia) y que no todos los tumores son cancerígenos. Cuando el crecimiento de la masa tisular es autolimitado y no hay riesgo de migración a otros tejidos (metástasis) hablamos de un tumor benigno.

La incidencia de los tumores benignos es 10 veces mayor en perros que en gatos. Los cánidos son proclives a presentarlos.

Un brote de cáncer en las paredes celulares.

5 causas de cáncer en perros

En muchísimos casos es imposible encontrar una causa concreta del cáncer en perros. Este grupo de patologías se ven favorecidas por una amalgama de factores, como pueden ser la vejez, algunas enfermedades previas, el ambiente y ciertas mutaciones heredadas. A continuación, exploramos los desencadenantes más comunes.

1. Predisposición genética

La raza golden retriever es el mejor ejemplo de que, en algunos casos, el cáncer es heredado. Sin ir más lejos, el 70 % de los canes de esta variedad acaban muriendo por 2 tipos de neoplasias malignas: hemangiosarcoma y linfoma. Estudios genéticos han demostrado que ciertas mutaciones en el genoma de la raza favorecen la expresión de tumores a largo plazo. 

Se puede especular que la mayor incidencia del cáncer en algunas razas puras se debe al sobrecruzamiento de ejemplares a lo largo del tiempo. Reproducir perros cercanos en el árbol familiar entre ellos conlleva este tipo de riesgos, pues la cría selectiva a veces favorece que se terminen fijando patologías muy negativas en la descendencia.

2. Edad

Tal y como indica el portal MSD Veterinary Manuals, la edad puede jugar un papel esencial como una de las causas de cáncer en perros. Hasta el 50 % de los canes mayores de 10 años están en riesgo de presentar un tumor maligno, si bien hasta la mitad de neoplasias son tratables y tienen buen pronóstico.

Una disminución de la eficacia del sistema inmunitario podría explicar parte de esta tendencia.

3. Exposición a carcinógenos

Todos conocemos los efectos dañinos del tabaco, pues es fácil reconocer que hasta el 50 % de las personas fumadoras terminan falleciendo por su adicción. De todas formas, a veces nos olvidamos de aquellos fumadores pasivos no humanos que habitan el hogar, como pueden ser los perros y los gatos.

Según el portal VCA Hospitalsla incidencia de los tumores nasales en perros que fuman pasivamente aumenta en un 250 % con respecto a los que viven en ambientes sanos. No son los únicos, ya que los felinos tienen el doble de riesgo de sufrir linfomas si sus tutores son consumidores de tabaco.

4. Causas hormonales

En diversos modelos animales se ha demostrado que el exceso de estrógeno circulante puede fomentar el desarrollo de un cáncer mamario. En perros, por ejemplo, las probabilidades de que una hembra presente este tipo de cáncer son del 26 % si ha pasado por 2 celos diferentes. En caso de haber sido castrada antes del primer estro, la probabilidad se reduce a un 0,5 %.

5. Mala suerte o un conjunto de todo lo citado

Por desgracia, la mayoría de las causas del cáncer en perros continúan sin ser descubiertas. Esta patología es multifactorial y muy difícil de explicar por un estresor concreto, y por ello, también es complicado prevenirla. De todas formas, se estima que en el ser humano el 80-90 % de los cánceres son evitables, pues muchísimos están vinculados al consumo de tabaco y aun estilo de vida insano.

Aunque los perros no consuman cigarros directamente ni beban alcohol, sí que pueden verse expuestos a carcinógenos de forma involuntaria, como el humo de tabaco, los insecticidas, los compuestos tóxicos y otros muchos elementos nocivos. Además, cabe esperar que la obesidad y el sedentarismo fomenten la aparición de neoplasias, tal y como sucede en humanos.

¿Cómo evitar el desarrollo del cáncer en perros?

Fuentes ya citadas estiman que 1 de cada 4 perros tendrán cáncer en algún momento de su vida, y este porcentaje aumenta a un 50 % si pasamos la franja de los 10 años de edad. Aunque a veces este grupo patológico tan conflictivo llega sin avisar, se pueden hacer algunas cosas para minimizar el riesgo. Entre ellas, destacamos las siguientes:

  1. Esterilización: la esterilización se ha demostrado como un método efectivo para reducir el riesgo de sufrir el cáncer de mama en hembras y el testicular en machos, entre otras muchas afecciones.
  2. Desparasitación: en modelos animales se ha demostrado que la inflamación constante de un tejido promueve la aparición del cáncer. Por ello, evitar parásitos, bacterias y virus que puedan dañar los órganos a largo plazo es esencial para minimizar el riesgo de aparición de neoplasias.
  3. Ambiente sano: no fumar en la misma habitación que la mascota es esencial para evitar que las mascotas presenten cánceres orofaríngeos, pulmonares o nasales a largo plazo.
  4. Evitar el estrés: el estrés a largo plazo suprime el sistema inmunitario, lo cual favorece la aparición de enfermedades. Es necesario que tu perro se sienta a gusto en todo momento.
Una veterinaria revisa los ojos de un perro.

Desde luego, la recomendación más importante es visitar al veterinario de forma asidua y acudir con el perro a la clínica en cuanto notes algo extraño. Las causas del cáncer en perros no se pueden dilucidar en muchos casos, pero si se detectan las masas tumorales a tiempo, el pronóstico siempre es más positivo.

Te podría interesar...
Cáncer en el golden retriever: un problema emergente
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Cáncer en el golden retriever: un problema emergente

El cáncer mata a 7 de cada 10 perros de la raza golden retriever. Todavía no se conocen las causas exactas, pero se vinculan a la genética.