Carritos para perros con movilidad reducida, ¡qué gran invento!

Mariela Ibarra Piedrahita · 5 agosto, 2015

Los carritos para perros con movilidad reducida son un gran invento, que le han facilitado la vida a muchos perros y han tranquilizado a muchos cuidadores.

Últimamente se ha hecho muy famosa en las redes sociales la historia de Bonsai, un carismático cachorro de Bulldog Inglés que, debido a un problema congénito, no desarrolló en la etapa fetal de manera adecuada su columna vertebral, por lo cual tuvo que sufrir de la amputación de las patas traseras.

Sin embargo, gracias a los avances en ortopedia y en medicina veterinaria Bonsai tiene la oportunidad de llevar una vida más o menos normal.

Los carritos para perros con movilidad reducida son un ingenioso invento que le ha dado una segunda oportunidad a miles de mascotas que, ya sea por accidentes, enfermedades o problemas congénitos, no tienen la capacidad de desplazarse adecuadamente.

Antes de que este invento se popularizara la mayoría de perros que nacían con problemas de columna o quedaban lisiados eran condenados a morir, pues no se podía garantizar que tuvieran una calidad de vida favorable.

Sin embargo, con el desarrollo de estos carritos el panorama cambio favorablemente para muchos de estos canes. Los carritos para perros con movilidad reducida se asemejan más a un andador (como el que usan las personas mayores) que a una silla de ruedas.

Esto se debe a que la principal funcionalidad que tienen es la de ayudar al can a mantener y soportar el equilibrio mientras camina, ya sea debido a la ausencia o daño de miembros traseros o delanteros.

Características

carritos para perros 2

Este tipo de carritos tienen muchas variaciones, tipos de materiales y precios. Si bien el más común es el que permite el apoyo de las patas traseras, también existen carros especiales para perros que han perdido sus patas delanteras o las dos de un mismo lado.

Sin embargo, comparten algunas características generales, ya sean de origen industrial o artesanal:

  • Deben ser livianas y resistentes.
  • Brindar soporte y estabilidad al can.
  • Dar libertad de movimiento, en especial que le permita sentarse y hacer sus necesidades.

Tipos de carrito

Debido a que las situaciones que llevan a los perros a requerir este aparato son muy variadas, se hace necesario evaluar la condición de cada can antes de determinar el tipo de carrito que requiere.

Carrito terapéutica con arnés

Este carrito es exclusivo para tratamiento de miembros traseros, en aquellos casos donde el perro conserva sus patas, tiene sensibilidad y aún tiene un poco de movilidad.  Se usa un carrito que incluye un arnés que le permite mantener las patas levantadas sin tener que soportar el peso del cuerpo.

Este tipo de carritos son muy buenas para ayudar en terapias de recuperación y contribuyen enormemente a la mejoría del can, por ejemplo, en los casos de perros con artrosis, con problemas de cadera o patologías relacionadas con la vejez.

Carrito para perros con miembros inutilizados

quitar las legañas

Las lesiones o deformaciones en las patas y columna no siempre terminan en la amputación del miembro. Si bien en muchos casos estos quedan inutilizados los perros aún pueden valerse de ellos para cosas como el apoyo y el equilibrio.

Se requiere un carrito que no permita que sus patas se arrastren (para evitar lesiones), que no le generen dolor y que pueda mantenerlas en una posición cómoda el tiempo que esté utilizando el carrito.

Carrito para perros con miembros amputados

En los casos en que el perro haya sufrido la amputación o la desarticulación de un miembro se debe optar por un carrito capaz de brindarle soporte total y movilidad durante y después de su recuperación.

Igualmente los carritos tienen algunas variaciones según el tren en el que se presente la incapacidad del perro.

En caso de que sea en el posterior, se busca brindar soporte en esa zona usando como punto de equilibrio el pecho del animal. En el caso contrario, se pone el punto de apoyo en el pecho del can y se busca el equilibrio en su pelvis y cuartos traseros.

Es importante que conozcas los diferentes tipos de opciones que se dan en el mercado en caso de que tengas un perro en estas condiciones, de esta manera podrás darle la opción que más necesite y le permita llevar una vida normal y feliz a tu lado.