Carea leonés

Eugenio Fernández · 1 enero, 2018
Se trata de un perro pastor que establece vínculos fuertes con el ser humano, pero sin tener un grado de dependencia muy alto

El carea leonés es un perro de pastor ligado al ganado ovino del norte de Castilla y León. Similar a otros perros pastores como el border collie, es una raza poco conocida pero de gran belleza y comportamiento ejemplar. Está reconocida por la Real Sociedad Canina de España como raza autóctona.

Características del carea leonés

El pastor leonés posee diferentes capas o pelajes, pero la más conocida es la arlequinada, que consiste en una proporción variable de pelos blancos, negros y grises. Cabe señalar que también existe el arlequín cervato o el pardo.

El negro cervato y la capa negra brillante con alguna que otra mancha son también comunes, y al ser una raza de aptitud pastoril no se han seleccionado estándares de coloración restrictivos. Puede poseer pelo corto o medio-largo.

En cuanto a su anatomía, es un perro con gran capacidad de adaptación, de aspecto rústico y resistente. Es una raza de tamaño medio, con un cráneo alargado y ojos oscuros, aunque algunos ejemplares presentan manchas azuladas en el iris, especialmente aquellos de capa arlequinada. Su cola tiene forma de sangre y sus miembros son fuertes y bien aplomados.

Comportamiento del carea leonés

Es una especie con gran capacidad de obediencia, pero difícil de entrenar; requiere un gran volumen de actividad y es de naturaleza inquieta y excitable. Es un animal que establece vínculos fuertes con el ser humano, pero sin tener un grado de dependencia muy alto, además de ser una raza especialmente juguetona y con comportamientos muy instintivos.

Por ello, es una especie que no está nada recomendada para su tenencia en pisos, y lo ideal es que se utilice como un perro de trabajo. Si bien puede ser un buen animal de compañía en zonas rurales o urbanizaciones con jardín, requerirá igualmente largos paseos y actividades estimulantes.

Carea leonés: comportamiento

Es un animal que establece vínculos fuertes con el ser humano, pero sin tener un grado de dependencia muy alto, además de ser una raza especialmente juguetona y con comportamientos muy instintivos.

Origen y aptitudes del carea leonés

No se conoce el origen exacto del carea leonés, pero desde la difusión del ganado ovino hace siglos, los pastores de diversas regiones de España han necesitado el apoyo de razas de perros de pastoreo para manejar el ganado. Aunque es complicado circunscribir el origen de la raza a un área concreta de Castilla y León, se extiende principalmente por la provincia leonesa, pero también tuvo su auge en Zamora y Valladolid.

Por ello, su aptitud se reduce al manejo de grandes rebaños de ganado ovino, y dada la reducción de los censos de oveja en ganadería extensiva, su uso es cada vez más limitado. Por ello, se han buscado nuevas utilidades para esta raza, que tiene grandes dotes para muchos trabajos de rastreo o su uso como perros de rescate.

Carea leonés: origen

En los últimos años se ha estado intentando buscar el sitio de esta especie en el siglo XXI. Diversos proyectos regionales han intentado buscar hueco al carea leonés en actividades deportivas como el canicross, o su uso en la detección de materiales como drogas o explosivos, pero la mayoría son proyectos que requieren de financiación para evitar la desaparición de esta raza.

Como curiosidad, un ejemplar de carea apareció en la famosa película de El Reino de los Cielos, y el famoso actor Viggo Mortensen fue obsequiado con un cachorro; y es que este artista es un auténtico enamorado de la región leonesa.

Diversos proyectos regionales han intentado buscar hueco al carea leonés en actividades deportivas como los circuitos caninos, o su uso en la detección de materiales como drogas o explosivos, pero la mayoría son proyectos que requieren de financiación para evitar la desaparición de esta raza.