Callos en las patas de mi perro: ¿Qué puedo hacer?

Caridad Torcuato 9 febrero, 2015

Los callos en las patas de los perros suele ser algo muy habitual en los canes más ancianos. Normalmente aparecen en los lugares donde se apoyan nuestros animales. No son de gravedad pero sí les puede resultar muy molesto. Al igual que en los humanos, los callos pueden presentar síntoma de resequedad en la zona, aspereza e incluso la desaparición del pelo.

Es por eso que en este artículo queremos que conozcas en qué consisten los callos en las patas, cómo curarlas y sobre todo cómo prevenirlas para que no vuelvan a aparecer.

¿Qué son los callos?

Las llagas o callos en las patas de nuestro perro es una herida que no cicatriza y que suelen aparecer en los lugares del cuerpo de nuestro animal donde se apoya, como son los codos o las rodillas. Salen porque nuestro perro se apoya siempre en el mismo lugar y sobre todo en una superficie dura, es por eso que es conveniente que tu perro duerma en una cama blandita.

Los callos no suelen sangrar como las heridas, pero pueden ser que se formen además de en la superficies de la piel, también a más profundidad, por lo que puede supurar y también producir una inflamación.

Pero si no se curan los callos en las patas se pueden convertir en heridas con sangrado y la posterior infección de la zona. Pero si el roce es constante jamás vamos a conseguir que se curen los callos, por eso es conveniente tomar medidas preventivas.

Curar los callos en las patas de mi perro

perro

Si apreciamos que nuestra mascota comienza a tener estos callos en las patas, enseguida hay que tomar medidas en el asunto. Al principio comienza la zona a estar reseca y poco a poco también perderá el pelo de la zona afectada. Para ello es conveniente que le pongas a tu perro una crema hidratante, de esta manera evitarás que la zona se reseque y se agriete.

Te aconsejamos una crema específica para estos casos, un consejo es que la crema o ungüento contenga aloe vera y vitamina E. Pero si lo prefieres en las tiendas de mascotas venden cremas específicas para las callosidades. Debes frotar el producto en la zona reseca con un ligero masaje hasta que se absorba el producto. Pero mucho cuidado de que tu perro no se lama la crema.

Pero si la callosidad se ha convertido en una herida, es conveniente que la examine su veterinario, le proporcione un producto cicatrizante y verifique que la herida no está infectada. Pero si esto es así no le pongas una crema, es mejor que le apliques yodo u otro producto desinfectante.

Prevenir los callos en las patas de los perros

perro en manta

Como todas las cosas es mejor prevenir que curar, por lo que en el caso de los callos debemos evitar en lo posible que lleguen a formarse y mucho peor se convierta en algo crónico.

Los perros de más edad y de pelo corto son los que son más propensos a padecer esta dolencia, por lo que hay que prestarles más atención y cuidado.

En la medida de lo posible tienes que evitar que tu perro duerma o descanse en zonas duras, para ello debes proporcionarle una cama o manta blandita, de este modo evitarás el rozamiento en los codos y rodillas.

Si vas a salir con él de viaje o a visitar a alguien, tómate la costumbre de llevar encima siempre su manta, no debes descuidar esta parte.

Puede ser también que las rozaduras se produzcan por un objeto como su correa o arnés, si es así debes cambiarla y comprarle otra que no le haga daño. Si le compras un collar nuevo debes vigilar en las primeras semanas que no le haga rozaduras.

Siempre que bañes a tu perro y lo seques no olvides poner una crema hidratante en las zonas donde pueden aparecer los callos. También en el día a día un poco antes de acostarse, hay que volver a ponerle la crema, pero no te vayas a descansar hasta verificar que la piel la ha absorbido y que él no se la va a lamer.

Evita también el sobrepeso de tu mascota que además de provocarle distintos problemas de salud, también es más fácil que le aparezcan las callosidades.

Te puede gustar