Calamar gigante: ¿mito o realidad?

Laura Huelin · 11 febrero, 2018
Se han llegado a encontrar ejemplares de nada menos que 14 metros de longitud; el primero que se capturó de esta especie fue en 2004, mientras que en 2006 se tomó la primera grabación de uno vivo

Hasta hace muy poco tiempo, se consideraba que el calamar gigante era un ser fantástico surgido de las leyendas de los marineros. Cuando aparecía un animal tan grande varado en una playa se sugería que era otra especie, pero parece que desde hace unos años los científicos han cambiado de opinión.

La mitología alrededor del calamar gigante

Una de las primeras menciones que tenemos sobre el calamar gigante la hizo Aristóteles, en el siglo IV antes de Cristo. Poco después, Plinio el Viejo también describía un cefalópodo de casi 320 kilogramos de peso y grande como un barril.

Las leyendas noruegas incluyen a un gran ser mitológico, el kraken, que atrapaba a los barcos y que medía hasta mil metros de longitud. Esta figura llegará hasta la literatura: Julio Verne en 20 000 leguas de viaje submarino describe uno y Herman Melville incluye otro en Moby Dick.

Sin embargo, la descripción de estos animales variaba mucho dependiendo de quién hablase de él. Aristóteles apuntaba a que medía ‘cinco brazas’ mientras que los vikingos aumentaban su tamaño a varios kilómetros, por ejemplo. A pesar de que se tiene una imagen clara de cómo es físicamente un calamar gigante, parecía que nadie había conocido uno.

Calamar gigante: historia
Fuente: http://www.bioenciclopedia.com

Historia de sus descubrimientos

Las primeras pruebas empíricas de que existiese un animal así empiezan a aparecer en el siglo XIX. El surgimiento de la prensa le dio cobertura a los varamientos que ocurrieron entonces.

Tendremos que esperar hasta la primera década del siglo XXI para asegurar que las leyendas no se inventaron a ese ser: en 2004 un arrastrero capturó por primera vez un calamar gigante y, tras mucho buscarlo, en 2006 se consigue el primer vídeo de un ejemplar vivo.

Desde entonces, se han sucedido los descubrimientos y los contactos con calamares gigantes. Además de los varamientos, se han encontrado restos de ellos en los estómagos de los cachalotes, su principal depredador.

Finalmente, se han puesto en marcha programas científicos que buscan encontrarlos y estudiarlos y se calcula que hoy en día se han encontrado más de 1 000 ejemplares, aunque casi todos hayan sido restos o cadáveres.

Lo que sabemos hoy sobre el calamar gigante

Hoy en día se sabe todavía muy poco del calamar gigante. Se sabe que pertenecen al género de los cefalópodos, pero no hay un acuerdo sobre cuántas especies diferentes existen. Se ha dicho que hay hasta 20 distintas, aunque otros apuntan que es una única especie muy repartida por el planeta.

Físicamente se parece mucho a los calamares ordinarios. Su cuerpo se divide en una cabeza o manto y tentáculos. Hay un gran dimorfismo sexual y las hembras son bastante más grandes que los machos: el tamaño máximo conocido de una hembra estaba en los 14 metros de longitud, mientras que los machos alcanzan los 10 metros.

A pesar de su tamaño, son animales relativamente ligeros: la parte más grande de su cuerpo son los tentáculos, que pueden llegar a medir el triple que el manto. Como otros cefalópodos, en los tentáculos tiene cientos de ventosas que miden hasta 5 centímetros de diámetro.

Los calamares gigantes encontrados pesan entre 100 y 300 kilogramos; las hembras son claramente más pesadas y de mayor tamaño que los machos. Sin embargo, los científicos son conscientes de que normalmente los ejemplares encontrados son crías o juveniles todavía en desarrollo.

Se sabe poco de cómo se reproducen y cómo se crían. Se cree que tienen una esperanza de vida de uno a tres años, lo que los convertiría en los animales que más rápido crecen de todo el planeta: desde que nacen hasta que alcanzan los 100 kilogramos pasarían apenas meses.

Calamar gigante: hábitat
Fuente: https://elpais.com/

Hábitat del calamar gigante

El calamar gigante tiene un hábitat muy extenso. Han aparecido restos de estos animales en todos los océanos del planeta, aunque en menor medida en aguas tropicales y polares, es decir, en aguas de temperaturas extremas.

El primer ejemplar vivo capturado en vídeo estaba en las costas de Japón; ha habido varamientos en todos los continentes, pero uno de los más conocidos fue el de Bares (Galicia) ya que llegó a la playa vivo y falleció sobre la arena. Era una cría de hembra y sufrió heridas fatales en una pelea con otro calamar gigante.

Es un animal que habita las profundidades marinas, pero se ha documentado que puede nadar hasta la superficie para pescar. Se consiguió el primer vídeo de uno vivo tras tentarle con un cebo y hacerle ascender unos metros desde la profundidad.

Sus presas y depredadores

Lo que más se conoce de estos animales es la alimentación, ya que se pueden extraer datos claros en las autopsias de los calamares gigantes varados. En sus estómagos han aparecido moluscos, pequeños crustáceos y peces de tamaño mediano, sobre todo bacaladillos.

Calamar gigante: depredadores
Fuente: https://www.lavozdegalicia.es

Como certifica la hembra que falleció en Bares, llevan una caza activa en la que se pueden llegar a pelear con sus semejantes por las presas. Pero no solamente luchan entre ellos:

Su único depredador conocido hasta ahora es el cachalote. Sin embargo, el calamar gigante no se deja atrapar y las cicatrices que se encuentran alrededor de la boca de los cachalotes nos dejan intuir que se producen verdaderas peleas submarinas entre estos dos enormes seres.

Fue un mito hasta ahora, pero parece que tenemos suficientes pruebas de que el calamar gigante existe. Sin embargo, todavía no sabemos lo suficiente sobre él y nos quedan muchos años de descubrimientos e investigaciones por delante y así poder conocer a fondo a este coloso submarino.

Fuente de la imagen principal | http://factins.com/