El bull terrier: ¿realmente lo sabes todo sobre esta raza?

Francisco María García 21 febrero, 2017
Aunque el tamaño de su mandíbula lo convierta en un perro que genera cierto temor, el bull terrier es muy cariñoso. Es fundamental educarlo correctamente para contrarrestar su pasado como perro de lucha y protección.

El bull terrier inglés es una raza de perro conocida por la forma característica de su cabeza y por las pequeñas orejas que tiene, en forma triangular. Hay dos variantes: el bull terrier y el bull terrier miniatura.

A la hora de adoptar un perro, cachorro o adulto, es importante que nos informemos bien acerca de su carácter, de las características físicas que presenta o de la educación que necesita para un correcto adiestramiento. Si lo que buscamos es una raza muy completa, el bull terrier inglés es una opción ideal.

Orígenes del bull terrier inglés

Esta raza fue desarrollada por James Hinks en Gran Bretaña, como perro para espectáculos y lucha. Es reconocido como el “caballero blanco”.

Bull terrier con cadena.
Fuente: Lilly M

El origen del bull terrier está relacionado con las peleas entre perros y toros y con las riñas de canes. Cuando las peleas de toros fueron prohibidas por ley en Gran Bretaña, en 1835, se desarrollaron cruces entre los bulldog y los terrier. Se trataba de conseguir canes más ligeros pero también tenaces, capaces de resistir y participar en las peleas de perros.

De esta forma, surgieron los primeros animales muestra del bull terrier actual, que se conocían como bull and terrier, debido a los cruces involucrados. Esos perros tenían la combatividad y resistencia al dolor del bulldog de entonces y la agilidad y sagacidad de los terrier.

Aunque más ligeros que los perros bulldog de aquella época, los bull and terrier eran más parecidos a aquellos animales que al bull terrier actual.

Caracteres físicos del bull terrier inglés

Los perros de esta raza son fuertes y musculosos, casi siempre de color blanco, aunque también pueden ser negros, rojos o atigrados. Su pelo es corto y liso, por lo que no necesitará un cepillado excesivo. La forma ovalada de su cabeza, las orejas y los ojos en forma triangular le ofrecen un aspecto totalmente único y diferente a las demás razas.

Entre el macho y la hembra del bull terrier inglés no encontraremos grandes diferencias. Una de ellas podría ser que los machos son algo más robustos que las hembras.

Temperamento del bull terrier inglés

El bull terrier inglés tiene que estar bien adiestrado y educado. De esa forma, tendrá un carácter equilibrado y afectuoso con las personas; son perros fieles por naturaleza y realmente cariñosos. Son muy valientes, puesto que tienen un fuerte sentido de protección, aunque esto no quiere decir que sean perros agresivos.

Como son considerados perros peligrosos en potencia, es obligatorio el uso del bozal y la correa en espacios públicos. Es importante que se acostumbren al bozal poco a poco; de esa forma, se sentirán cómodos al utilizarlo y no lo relacionarán con un castigo.

Con una correcta socialización, no habrá ningún problema. Pese a ello, es recomendable supervisar siempre su juego con niños que no sepan cómo deben relacionarse con un perro.

Un tirón de orejas puede conllevar un gruñido. Si hay pequeños en la casa, hay que educarlos también a ellos para que conozcan la forma de tratar y cómo se debe interactuar con el bull terrier inglés.

El bull terrier es cariñoso y un poco cabezota

La educación del bull terrier es importante, entre otras cosas, porque en ocasiones son un poco testarudos. Para conseguir que sean equilibrados y serenos cuando son mayores, es recomendable la castración.

Esta raza está muy apegada a sus dueños, ya que sufre mucho con la soledad. Si no tenemos mucho tiempo para cuidarlo, es preferible seleccionar otra raza que no sea el bull terrier.

Son animales muy cariñosos, juguetones y pacientes, a pesar de su corpulencia física y gran mandíbula. No se trata de un perro agresivo si se lo educa correctamente, pero en determinados momentos puede hacer daño, sin quererlo, al jugar de manera demasiado excitada.

La relación con otros perros

El bull terrier necesita un correcto adiestramiento.

En lo que se refiere al contacto con otros perros, este tipo de perro puede tener reacciones inesperadas e indeseadas si no ha tenido una buena educación o si se lo excita para la agresividad. El gran vínculo que asumen dentro de la familia tiende a ser sobreprotector; por ello un buen adiestramiento es indispensable.

Cuidados

Su pelo es sencillo de cuidar, solo precisa un cepillado ocasional. Eso sí, en invierno hay que abrigarlo, porque el pelaje es corto.

Además, es fundamental sacarlo de paseo, pues es un animal dinámico y muy activo.

Por último, estos perros tienden a comer demasiado, por lo que hay que controlar la dosificación correcta.

¿Te ha convencido esta raza? Si es así, seguro que no te arrepientes.

Te puede gustar