Briard o pastor de Brie, un perro inteligente y lleno de vida

Briard o Pastor de Brie

El Pastor de Brie, también conocido como Briard en los países de habla inglesa, es una raza perteneciente a un amplio grupo de perros de pastor europeos. De procedencia francesa, desciende de un antiguo tipo de perro llamado guardián del ganado.

Procedencia del Briard

Aunque existen varias teorías, la mayoría de los autores coinciden en que el nombre del Briard procede de la región francesa de Brie, situada al noreste del país franco y vinculada tradicionalmente al pastoreo.

El pastor de Brie de pelo largo se registró oficialmente en 1855, pero hasta 1896 no se diferenció entre Briard y Pastor de Beauce (también conocido como Pastor Brie de pelo corto).

Cabe reseñar que existen numerosos clubs y asociaciones vinculadas a esta raza de pastor, entre los que podemos destacar el Club Español del Pastor de Brie fundado en 1982.

Características del Pastor de Brie

El aspecto general del Briard es el de un perro rústico, musculoso y bien proporcionado.

Su cabeza es fuerte y larga, con un stop marcado y situado a igual distancia de la cresta occidental que de la punta de la trufa. Las patas del Briard han de ser fuertes y de forma redondeada, mientras su cola ha de estar poblada de pelo, sin cortar y formando gancho en el extremo.

En cuanto a su abundante pelaje, lo dispone en forma de barba, bigotes y cejas ,que le cubren parcialmente los ojos. Respecto al color, el estándar británico de esta raza enuncia que el Briard puede ser negro homogéneo, negro salpicado de pelo blanco, leonado o gris pizarra.

Si atendemos a su tamaño se considera un can de talla grande, y es que la altura a la cruz en machos oscila entre 62 y 68 centímetros y en las hembras entre 56 y 64 centímetros, mientras que su peso supera con facilidad los 30 kilogramos.

Carácter del Briard

Aunque se trata de un perro grande, puede ser algo bullicioso y necesitar mucha actividad. Es por esto que los expertos recomiendan comenzar con su adiestramiento temprano y continuar a un ritmo constante. Respecto al carácter se puede decir que es muy inteligente, alegre y lleno de vida.

Perro briard tumbado

Dado que su función inicial fue la del pastoreo, es un excelente guardián de la familia y del hogar. Se lleva muy bien con los niños, pero puede ser algo hostil con los desconocidos, pese a que es un perro equilibrado.

La salud del pastor de Brie

Aunque no se han reseñado problemas importantes y recurrentes en esta raza, no debemos olvidar que es un perro de tamaño grande y ello implica un mayor riesgo en el desarrollo de algunos problemas como la torsión gástrica o la displasia de cadera.

También existe cierto riesgo en el desarrollo de algunas enfermedades oculares como la distrofia del epitelio pigmentado de la retina y la ceguera nocturna estacionara. Un buen cuidado y revisiones veterinarias periódicas harán que el Briard sea un perro sano y fuerte.

Cuidados recomendados

Como ya se ha mencionado, el carácter del Briard requiere mucha actividad y un buen adiestramiento desde el inicio. Así que salir a dar largos paseos y el contacto con la naturaleza son dos cuestiones más que recomendables.

En este sentido, puede ser un aspecto clave para esta raza el hecho de aclimatar el hogar o acondicionar un pequeño jardín, para que así el Briard tenga óptima adaptación a cualquier familia.

Quizá uno de los aspectos que más cuidado requiere sea su pelo, al ser un pastor de pelo largo se recomienda el cepillado casi a diario para que mantenga el lustre y evitar los nudos.

Respecto a su alimentación ha de ser completa y equilibrada. Piensos enriquecidos con omega-3 son siempre un buen complemento ya que ayudan a prevenir enfermedades coronarias y dotarán al pelaje del Briard de un brillo y una fortaleza mayor.

Recuerda que para prevenir cualquier problema y que el Pastor de Brie se aclimate al hogar, se recomienda siempre que siga el consejo del veterinario de confianza.

 

Te puede gustar