¿Las aves sufren?

Érica Terrón González · 27 agosto, 2019
Si las aves sufren dolor o no es una pregunta que muchas personas se hacen, puesto que no muestran los signos de dolor que esperamos; en este artículo te explicamos el porqué y las herramientas para evitarlo

Históricamente, se creía que las aves no tenían capacidad de sentir dolor, puesto que no eran capaces de mostrarlo. Hoy en día se sabe que todo ser con sistema nervioso central desarrollado puede sentirlo, si bien no lo muestra de forma obvia. Por lo tanto, las aves sufren como cualquier otro animal.

¿Por qué las aves sufren?

La nocicepción –percepción del dolor– funciona de forma similar en aves que en mamíferos. Los estudios realizados muestran que el conocido como Nidopallium –algo similar a nuestro cortex prefrontal– es la estructura cerebral asociada al centro del dolor en las aves. Ante cualquier estímulo desagradable, esta zona del tejido cerebral se activa y aparece el dolor.

Cerebro de un cuervo
Fuente: https://featheredape.com/

Tipos de dolor

En el caso de las aves, los signos de dolor pueden ser reflejo de:

  • Dolor agudo: como el comportamiento de huída o de defensa, el aumento de la presión sanguínea, las pulsaciones, las vocalizaciones –lo que nosotros interpretamos como gritos– y la respiración acelerada, etc.
  • Dolor crónico: pérdida de apetito, letargo, posturas atípicas y, sobre todo, ausencia de acicalamiento del plumaje.

Medicina analgésica y anestésica

La analgesia es la eliminación del dolor, mientras que la anestesia es la eliminación de toda sensibilidad. Ambas se utilizan para cualquier procedimiento que genere sufrimiento, por razones éticas.

Pero su importancia no es exclusiva como herramienta contra el dolor. También se usan contra el estrés, que es causa de patologías y, en ocasiones, de mortandad. Más aun si se trata de un ave salvaje que no está habituada al contacto humano.

Se han demostrado estresantes procedimientos como las radiografías, las pruebas oftalmológicas o la simple manipulación. Por tanto, el uso de anestesia durante la exploración del pájaro puede ayudar a reducir el estrés y sus consecuencias.

Cómo proceder en la clínica

Siempre que se vaya a utilizar medicina analgésica o anestésica, hay que asegurarse primero de que la condición corporal del animal es la adecuada. Lo siguiente será buscar la causa del dolor y tratar de eliminarlo.

Una vez obtenidos todos los datos durante la inspección del animal, se elegirá la combinación de fármacos adecuada, ya que no todas las aves responden igual a los medicamentos.

Particularidades de las aves a la hora de anestesiarlas

Existen importantes diferencias entre aves y mamíferosque hay que tener en cuenta, como por ejemplo:

  • La tráquea de las aves está constituida por anillos cerrados, lo cual limita su capacidad de expansión. Por esto mismo, la anestesia endotraqueal no es la más recomendable, y es que puede ocasionar hemorragias o fractura de los anillos traqueales.
  • No disponen de epiglotis, lo cual facilita que se produzcan aspiraciones no deseadas al retirar el tubo. Pese a todo, se utiliza anestesia endotraqueal en gran parte de las cirugías bajo anestesia general.
  • En determinados centros se prefiere el uso de máscaras de anestesia inhalatoria, adaptadas al tamaño del ave. Si bien el aprovechamiento de los gases anestésicos no es tan eficaz y se producen pérdidas, se evitan los problemas derivados de la intubación.
  • Los pulmones de las aves van conectados a sacos aéreos, distribuidos por toda su cavidad celómica.
Sistema respiratorio de las aves: sacos aéreos
Fuente: https://aves.paradais-sphynx.com/
  • Algunos sacos conectan con los huesos conocidos como neumáticos: húmero, fémur, etc. Esto es algo que hay que tener muy en cuenta durante las cirugías.

Una fractura en un hueso neumático supone un daño del epitelio respiratorio y la posibilidad de que se pierda parte de los gases anestésicos.

Fases de la anestesia y signos que muestra el ave

La monitorización de la anestesia debe ser aún más estricta, si cabe, en un pájaro que en un mamífero. Para ello, es útil saber lo siguiente:

  • Inducción: deben estar presentes todos los signos reflejos. El pájaro estará aletargado y su respiración será variable, según lo excitado que estuviese antes de la cirugía. Poco a poco dejará de oponer resistencia.
  • Fase de anestesia leve: los reflejos se atenúan, no hay movimiento voluntario y ya no responde a los cambios de postura. Sí que puede mostrar dolor en caso de arrancarle plumas. Respiraciones rápidas pero profundas. Es el estatus anestésico preferible para realizar procedimientos menores y no dolorosos.
  • Anestesia media: los reflejos prácticamente desaparecen y la relajación muscular es casi absoluta. Respiraciones lentas y regulares. Es el estatus preferible para un procedimiento quirúrgico.
  • Anestesia profunda: no hay reflejos. La respiración es superficial, a veces intermitente. Las pupilas se dilatan. Solo es recomendable en procedimientos de emergencia y de extrema gravedad.

Una vez que finaliza la anestesia, el ave debe ser monitorizada hasta que sus reflejos y constantes vuelvan a la normalidad. Y se debe mantener la analgesia hasta que desaparezcan los signos de dolor porque las aves sufren y, ahora, lo sabemos.

  • Lierz M, Korbel R. Topics in medicine and surgery: anesthesia and analgesia in birds [Internet]. [cited 12 August 2019]. Available from: https://www.sciencedirect.com/journal/journal-of-exotic-pet-medicine/vol/21/issue/1