3 alimentos humanos que pueden comer los gatos

26 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Elsa M. de Arribas
Los gatos son animales curiosos, sobre todo con los olores que desprende la comida; en ocasiones, es difícil resistirse a su mirada llorosa y se les acaba dando una porción, pero hay que saber qué alimentos se le pueden dar y cuáles no

Dentro de la gran variedad de alimentos humanos existentes, parece ser que algunos de ellos pueden administrarse tanto a gatos como a perros. Aunque se sabe que los gatos son más exquisitos que los perros a la hora de alimentarse, pues estos comer prácticamente cualquier tipo de comida.

Los gatos son muy curiosos con los olores que desprende la comida. Y no es sencillo resistir a la mirada llorosa que ponen para conseguir un trocito. Por ello, es conveniente saber qué tipo de alimentos se les pueden dar y cuáles no.

Los gatos y el hambre

Por naturaleza, los gatos son carnívoros, lo cual implica que tienen unas requerimientos alimenticios concretos. Las necesidades nutricionales requieren altas cantidades de proteína y bajas en lo que respecta a los hidratos de carbono.

La alimentación de los gatos domésticos suele basarse en tres tipos de comidas: seca (pienso), húmeda (patés) o una mezcla de ambas. Pese a ello, son muy curiosos y van a ser los primeros en estar en la cocina en el momento de comer, sobre todo si huele a pescado o carne.

Los gatos comen más a menudo que los perros y una menor proporción de comida. Sin embargo, en ocasiones pueden saltarse la dieta y convencer a su dueño de que les dé a probar parte de su deliciosa comida.

El comportamiento de petición de comida de un gato que tiene hambre es muy llamativo. El principal recurso es el maullido, seguido de restregarse contra las personas o los objetos. De esta manera, consigue la atención del dueño, que procederá a alimentarle.

Alimentos humanos que pueden comer los gatos

La comida y los alimentos que pueden ingerir los humanos es variada y rica en nutrientes. Por lo tanto, podría decirse que es beneficiosa para los animales. No obstante, ha de tenerse presente que cada animal puede reaccionar de manera diferente a las comidas y cada especie puede ser apta para comer un tipo de comidas u otro.

Tipos de carne

Entre los tipos de carne que puede ingerir un gato están la carne de pollo o de pavo. Ante todo, es importante que la carne esté hervida, pues la carne cruda nunca puede administrarse a los gatos.

La carne es uno de los alimentos humanos en gatos

Se aconseja dar carne que tenga poco porcentaje de grasa, que no supere el 25 %, en concreto. Si no, la ingesta provocará un efecto perjudicial en la salud del animal.

Tipos de pescado

Los gatos adoran el pescado. Sin embargo, vuelve a ocurrir lo mismo que en el caso de la carne. El pescado ha de encontrarse hervido y haberse eliminado las espinas.

Si el animal ingiere pescado crudo, este puede contener parásitos. Uno de los parásitos más comunes pertenece al género Anisakis y es responsable de la enfermedad de la anisakiasis.

Tipos de verduras y frutas

La variedad de frutas y verduras que se les puede dar es mayor. Además, la verdura puede ser fresca, sin cocinar. Entre los tipos de verduras se encuentran las zanahorias o los boniatos y, con respecto a las frutas, pueden destacarse las manzanas, plátanos o sandia.

Ejemplo de dieta con alimentos humanos: alimentación vegana

La base de este tipo de alimentación incluye legumbres varias, como alubias o lentejas; arroz integral; avena o boniatos. En concreto, las alubias forman parte del grupo de alimentos hipoalergénicos, que también incluyen diferentes tipos de frutas y verduras.

Alimentación vegana en perros y gatos

Se han registrado casos de perros y gatos que han seguido una alimentación vegana, al igual que sus dueños. Diferentes estudios han sugerido los beneficios de este tipo de alimentación para la salud:

  • Aumento de la vitalidad.
  • Menor incidencia de cáncer.
  • Menor incidencia de enfermedades diversas: hipotiroidismo, infecciones, etc.
  • Desaparición de alergias.
  • Remisión de enfermedades como la artritis o la diabetes.
  • Mejor aspecto a nivel general del animal.

En definitiva, esta opción parece ser viable en animales naturalmente carnívoros, como lo son el perro o el gato. Es posible que los humanos que siguen este tipo de dieta puedan establecer una relación más fuerte con sus mascotas.

Sin embargo, al llevar este tipo de dieta, las mascotas veganas no ingieren proteínas encontradas en la carne, así como diferentes vitaminas y minerales. Por lo tanto, deberían incluirlos en la dieta con diferentes complementos alimenticios. 

Entre esos componentes no pueden faltar L-carnitina, taurina y la vitamina B12 para asegurar que el animal goce de buena salud. En el mercado pueden encontrarse estos aportes suplementarios.

Conclusión sobre los alimentos humanos en gatos

Los alimentos humanos que pueden administrarse a los gatos son variados, como ya se ha visto, aunque hay que tener en cuenta una serie de factores propios de cada animal. Si el gato ha de alimentarse de un pienso especial porque padece de problemas renales o intestinales, es conveniente no darle otro tipo de alimentación.

Ante la duda, siempre pregunta a tu veterinario de confianza en el momento de la revisión. Así, tu gato podrá disfrutar del mejor tipo de alimentación.

  • Sánchez ÁM. ALIMENTACIÓN VEGANA PARA PERROS Y GATOS. :11. [Internet]. Disponible en: http://files.ruth-sanz-sierra.webnode.es/200003665-66e6d7156f/ALIMENTACI%C3%93N%20VEGANA%20PARA%20PERROS%20Y%20GATOS.pdf
  • Horwitz D, Soulard Y, Junien-Castagna A. Comportamiento alimentario del gato. 1:40. [Internet]. Disponible en: https://www.royalcanin.es/wp-content/uploads/2016/05/Cap-13-Comportamiento-alimentario-del-gato.pdf
  • Goy-Thollot I, Elliott DA. Nutrición y cuidados intensivos en el gato. 1:33. [Internet]. Disponible en: https://www.royalcanin.es/wp-content/uploads/2016/05/Cap-12-Nutricion-y-cuidados-intensivos-en-el-gato.pdf