Actitudes extrañas de los gatos

Los felinos son unos de los animales con algunos de los comportamientos más sorprendentes del mundo animal; no es de extrañar que un minino duerma en el lavabo o beba agua del retrete

Dicen que los gatos son misteriosos y que no sabes por dónde van a salir, pero aun así son de las mascotas preferidas por muchos. Nos dan cariño, nos hacen reír y, en ocasiones, despiertan nuestra curiosidad por cosas que hacen y no entendemos. ¿Te gustaría saber algunas de las actitudes extrañas de los gatos?

Actitudes extrañas de los gatos

Seguro que si navegas por las redes sociales habrás visto fotos muy divertidas de gatos en las posiciones más inesperadas e increíbles.

Dormir en el lavabo

Esta es una de las fotos más divertidas que podemos hacerle a nuestro gato, y hay muchas de ellas en las redes sociales. ¿Por qué tienen los felinos esta manía de dormir en esa parte tan inhóspita de la casa?

Pues bien, radica en el parecido que el lavabo tiene con una madriguera, lo cual les hace sentirse seguros. La vida salvaje de sus antepasados, como los tigres, les hacía esconderse para vigilar a sus presas de día y para huir de sus depredadores de noche. Cuanto más pequeño fuera el espacio, menos lugar había para nadie más y menos se podrían imaginar los depredadores que estaban ahí.

Además, el lavabo posiblemente sea uno de los lugares más frescos de la casa, por el material en el que está hecho y por la humedad que sale de las tuberías. Un rincón en el que nadie se espera encontrar a un gato.

Beber del retrete

Seguro que has sorprendido a tu gato en más de una ocasión bebiendo agua del retrete. Para nosotros puede resultar un gesto un tanto asqueroso, pero ellos solo lo ven como una fuente de agua fresca en de la que beber y refrescarse.

Gato en el retrete

Por norma general, debido a que este agua está en continuo movimiento, les puede parecer más fresca que la que lleva todo el día en su bebedero, que se puede calentar por el ambiente. Como tampoco saben para qué se usa, pues ojos que no ven…

Correr como un loco

Esta puede ser una de las situaciones más divertidas que nos ofrecerá nuestro felino. Estás tranquilo, sentado en el sofá viendo tu programa favorito y, de repente, ves a tu gato correr como loco por la casa. ¿Qué ha pasado?

A veces tan solo quema energía pues es algo que su cuerpo le pide. Los felinos tienen un exceso de energía y cuando la notan, su cuerpo les pide que la eliminen. ¿Qué mejor forma de hacerlo que corriendo?

Aunque este gesto también podría tener que ver con picazón de la piel o por una pulga o parásito que le moleste. Si ves a tu gato hacerlo con mucha frecuencia, mira bien bajo el pelo para descartar que no sea esta la causa.

Succión de tejidos

Otra de las actitudes extrañas de los gatos es que les encanta succionar tejidos, nuestros dedos o un juguete. Si es un cachorro el que lo hace no hay de qué preocuparse, pues sería una forma más de conocer el nuevo entorno que le rodea, pero cuando se trata de un gato adulto, esto es otra historia.

Si un gato ya adulto tiene la costumbre de succionar los tejidos o cualquier otra cosa, se puede tratar de un trastorno compulsivo que deberá ser tratado por un veterinario.

Este caso podría suceder sobre todo en felinos que han sido destetados de manera temprana y que, para que lo entiendas, se han quedado con ganas de succionar para tener leche.

Si tu gato adulto tiene este tipo de comportamiento, no dudes en llevarlo al veterinario para que diagnostique la causa por la que lo hace.

Mirada fija y boca abierta

A este comportamiento se le conoce como ‘respuesta Flehmen’ que proviene de una palabra del alemán que precisamente describe lo que hace con su boca, tenerla abierta.

Actitudes extrañas de los gatos

Lo hace porque de esa manera algunos olores pueden llegar al órgano vomeronasal que está en la parte superior de su boca, y puede obtener mucha más información del olor que solo con su nariz.

Estas son las actitudes extrañas de los gatos que queríamos recordar. Seguro que has visto a tu gato identificado en más de uno, ¿verdad?

Te puede gustar