6 consejos para alimentar a un cachorro

Yamila · 10 abril, 2019
Alimentar a un cachorro es una tarea que requiere de cierta concentración y, sobre todo, compromiso; hay que tener en cuenta que sus necesidades nutricionales y sus raciones son diferentes a las de una mascota adulta. ¡Y es fundamental enseñarle sobre rutinas desde temprana edad!

Si estás por adoptar a tu nuevo mejor amigo y no sabes muy bien sobre su cuidado, te recomendamos que leas este artículo, donde te daremos algunos consejos para alimentar a un cachorro. ¡Ofrécele lo que necesita!

Tips para alimentar a un cachorro

La alimentación de la mascota es clave a toda edad, pero cuando es pequeña cumple una función más que importante: ayudarla a crecer sana y fuerte. Por ello, como dueños no podemos tomarnos a la ligera nuestra responsabilidad de alimentarla a la perfección.

Si un perro no se alimenta bien desde temprana edad, esto influirá directamente en su desarrollo, su salud y su esperanza de vida. Presta atención a estos tips para alimentar a un cachorro:

1. Compra pienso especial

En las veterinarias y tiendas de mascotas venden pienso para todas las edades. En el caso puntual de los cachorros, se trata de alimentos más pequeños, más fáciles de digerir, con muchas proteínas y vitaminas e incluso con un sabor más atractivo: así se acostumbran.

2. Consulta con el veterinario

Si bien en los paquetes de comida para perros indican la ración diaria según la edad o la raza, porque no es lo mismo alimentar a un chihuahua que a un mastín napolitano, pregúntale al veterinario sobre la cantidad específica para tu mascota.

También hay que tener en cuenta el tamaño del cachorro y sus necesidades especiales. Por ejemplo, los bulldog inglés, rottweiller y pastor alemán tienen requerimientos nutricionales puntuales.

Mi perro come mucho

3. No escatimes en calidad

Otro de los consejos para alimentar a un cachorro está relacionado con la calidad de la comida que le ofreces. No siempre los piensos más costosos son los mejores, aunque es probable que los más asequibles no ofrezcan tanta calidad. Por lo tanto, debes prestar atención a sus componentes.

Esto quiere decir que elijas un pienso con menos ingredientes químicos en su composición y que ofrezca todos los nutrientes esenciales.

4. Establece una rutina

No solo tienes que prestar atención al tipo de pienso, sino también en los momentos en los que se lo ofreces a tu mascota. Así es, porque desde cachorro, el perro necesita de cierta rutina y tú serás el encargado de hacerla cumplir.

Los canes precisan de reglas claras y básicas, que se adapten a la vida de su dueño. En cuanto a la alimentación se refiere, haz todo lo posible por ofrecerle el pienso a la misma hora cada día. De esta manera él sabrá en qué momento obtendrá su ración.

Por ejemplo, puedes alimentarlo por la mañana cuando te levantas y luego por la tarde cuando regresas del trabajo o antes de que cenes. También dale siempre en el mismo recipiente y en el mismo lugar de la casa. ¡Eso ayudará a crear su rutina!

Elegir el comedero de tu perro

5. No le des de tu comida

Este es uno de los consejos para alimentar a un cachorro que muchos dueños se saltan, sin comprender que es un daño muy grave para la mascota. Incluso si le damos algo que parece inofensivo.

No te dejes seducir por su carita de pena, tampoco por sus ‘llantos’, ni siquiera por ponerte la pata encima de la pierna. El animal tiene que comprender que esa comida no es para él y que ha de esperar hasta su próxima ración. ¡Recuerda que tú eres el líder dominante de la manada!

6. No te olvides del agua

Tanto o más importante que la comida es el agua, fundamental todo el año. Por ello, nunca ha de faltarle. Cambia el contenido del bebedero todos los días para que tenga agua fresca siempre y presta atención si se le acaba. No dejes el recipiente al sol y aumenta la ración en verano.

Por último, te recomendamos que el pienso sea guardado en envases plásticos dentro del hogar y que, de vez en cuando, mimes a tu cachorro con pienso húmedo… ¡Pero solo si se ha portado bien!

  • Wedekind, K. J., Yu, S., & Combs, G. F. (2004). The selenium requirement of the puppy. Journal of Animal Physiology and Animal Nutrition. https://doi.org/10.1111/j.1439-0396.2004.00489.x