5 consejos para tener varias mascotas en casa

Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
22 julio, 2019
Los hogares multimascota son, cada día, más populares

Si tener un gato o un perro ya supone multitud de dudas para una persona, tener varias mascotas en casa puede entrañar todo un reto. Se deben tener en cuenta muchos factores, como que existen especies potencialmente incompatibles, normalmente aquellas que en la naturaleza tiene una relación de predador-presa.

En este artículo te ofrecemos 5 consejos para tener varias mascotas en casa y poder evitar muchos de los problemas derivados de esta situación.

Tener varias mascotas en casa… ¿Cuántas?

Ante esta pregunta podríamos pensar que “todas las que queramos”, pero no es así. En España, aunque no existe una ley general sobre protección animal que trate este tema, sí existen ordenanzas municipales que regulan la cantidad de mascotas que una persona puede tener en su casa. Estas ordenanzas suelen considerar mascotas a perros, gatos y aves y, en la mayoría de los casos, no se puede tener más de cinco.

Por ello, nuestro primer consejo es que no tengas más mascotas que aquellas que permita el municipio donde vives, para evitar problemas con los vecinos y las autoridades.

Tener varias mascotas en casa

Intenta elegir especies compatibles

Teóricamente, ciertas especies no serán compatibles con otras por su condición como animal presa. Es el caso de pájaros y roedores, que podrían vivir bajo estados de estrés crónico. No obstante, existen evidencias de que estos animales pueden vivir en armonía con sus “depredadores”, sobre todo si se han criado juntos desde pequeños.

Muchas personas piensan que gatos y perros no pueden llevarse bien y, en realidad, ocurre todo lo contrario. Es más fácil que un gato y un perro convivan felizmente a que lo hagan dos gatos. Esto se debe a que su sentido territorial es distinto. Los perros viven en grupos familiares y suelen aceptar miembros nuevos. Por el contrario, los gatos forman colonias matrilineales y no admiten la incorporación de otros gatos, más aun si el gato que ya vive en el hogar es hembra.

Realizar una correcta presentación

Es muy importante realizar una correcta presentación según las especies que queramos que convivan. La futura convivencia dependerá en gran medida de cómo se inicie su relación.

  • En perros es deseable elegir un espacio neutro, tranquilo y con pocos estímulos. Los perros deben saber cómo conocer a otro perro; no todos los canes saben hacerlo y puede suponer un problema. Antes debemos informarnos sobre las señales de calma en perros y asegurarnos de que nuestro can las realiza correctamente.
  • Presentar a dos gatos puede llevarnos, aproximadamente, un mes. Por ello, debemos asegurarnos de que seremos lo suficientemente pacientes y de que tenemos espacio en nuestro hogar para llevar a cabo la presentación.
  • Para que un perro y un gato convivan en la misma casa solo es necesario asegurarse de que el perro no quiera comérselo. Es interesante que el can tenga una actitud curiosa hacia los gatos ferales; aquí verás que no los busca por cazarlos, sino por saber qué son. El periodo de adaptación tras la presentación entre un perro y un gato adultos puede ser largo, pero finalmente se llevarán bien. Entre cachorros, lo más probable es que comiencen a jugar casi de inmediato.
  • No es recomendable que convivan gatos y aves, por el instinto depredador del primero. Además, no podemos condenar a los pájaros a vivir en jaulas; necesitan salir diariamente de ellas y relacionarse con su entorno. A pesar de esto, cada individuo, sea de la especie que sea, tiene su propia forma de comportarse: es único, por lo que existirán gatos que se lleven perfectamente con las aves, más si son de tamaño medio, como algunas psitácidas.
Gato por detrás de una casita de pájaross

Enriquecimiento ambiental adaptado a cada especie

El enriquecimiento ambiental es fundamental para la salud psicológica de nuestras mascotas. En muchos casos, este enriquecimiento tiene como función imitar el medio natural de la especie o permitir que el individuo realice los comportamientos que son inherentes a su especie.

Para los perros, el enriquecimiento más interesante es el olfativo. Los trabajos de olfato agotarán mentalmente a nuestros canes, lo que los hará felices y mucho más receptivos ante la convivencia con el resto de mascotas de la casa.

Los gatos deben estar ejercitados. Es realmente interesante que tengan lugares para ocultarse cuando no quieran relacionarse con otros miembros de la casa. Además, si tienen muebles altos desde donde observar al resto, se sentirán mucho más seguros.

Las aves –sobre todo los loros– y los roedores deben tener juguetes y mordedores en sus jaulas. Sin embargo, necesitan la opción de poder salir de ella cada día.

Es muy importante que cada animal tenga su propio enriquecimiento. Si una de nuestras mascotas comienza a desarrollar conductas anómalas, la convivencia puede no ser sana y que se destruya el equilibrio creado en el hogar.

Perro y peluches

Estabilidad económica

Tener varias mascotas en casa supone un gasto económico elevado. Solo los gastos veterinarios anuales de una mascota sana pueden superar los 200 euros. Si, desgraciadamente, enferma, estos gastos se elevarán. Además, las aves y roedores deben ser atendidos por veterinarios especializados en fauna exótica, lo que supone un extra en la factura.

Para mantener a nuestras mascotas sanas, su alimentación también debe ser de calidad. Los piensos y snacks baratos tienden a provocar problemas a nivel de hepático y renal en todas las especies, lo que acortará sus vidas.

Debemos valorar muy bien nuestra situación económica antes de tener mascotas, porque toda su vida depende de nosotros.