Vacunas para conejos

Son fundamentales para evitar la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica, ambas enfermedades mortales para esta mascota, cada vez más demandada por requerir menos cuidados que un perro

Cada vez son más las familias que optan por adoptar un conejo, ya que este tiene menos trabajo que un perro. Sin ser exhaustivos, podemos señalar que no hay que sacarlo a pasear. No obstante, también requiere una serie de cuidados específicos, como pueden ser las vacunas. ¿Quieres saber cuáles son y cuándo son necesarias? ¡Te lo contamos!

Cuáles son las vacunas para conejos

Existen dos tipos para estos animales: las obligatorias y las recomendables. Las últimas podrían variar de un país a otro, por lo que lo mejor será que preguntes a tu veterinario cuáles son las que se recomiendan.

Dos vacunas imprescindibles para los conejos

Las dos vacunas que no pueden faltarle a un conejo son la de la mixomatosis y la de la enfermedad hemorrágica. Ambas enfermedades presentan un 100% de mortalidad, es decir, ningún animal se ha salvado de ninguna de las dos. ¿Entiendes por qué son tan necesarias?

La vacuna de la mixomatosis

Durante la década de los 70, en España hubo un brote de esta enfermedad que se cobró la vida de cientos de miles de conejos y, además, provocó la casi desaparición del lince ibérico. Aún hoy existe una epidemia de la enfermedad en los conejos silvestres, por ello que la vacuna de la mixomatosis sea tan necesaria.

La vacuna para conejos de la hemorragia vírica

Esta es una enfermedad que evoluciona tan rápidamente que es capaz de terminar con la vida de un animal de forma fulminante. La incuba durante unos tres día para luego presentarse de repente y terminar con la vida del animal en un periodo de 12 a 36 horas.

Cuándo vacunar conejos

Este hecho sucede porque la enfermedad evoluciona de tal manera que produce necropsias en los tejidos internos, las cuales son imposibles de detectar. La vacuna es imprescindible para prevenir esta mortífera enfermedad.

Cuándo se puede vacunar a un conejo

Un conejo no podrá ser vacunado hasta que no haya alcanzado los dos meses de edad. Como ambas vacunas son fuertes, los veterinarios sugieren que haya al menos un intervalo de dos semanas entre una y otra. En ocasiones se han puesto de manera conjunta y el animal ha presentado problemas adversos.

Si se administran ambas a la vez, especialmente en conejos enanos, estos podrían desarrollar la enfermedad contra la que pretenden luchar.

Cada cuánto hay que poner las vacunas para conejos

Después de que se hayan puestos las primeras dosis de ambas, hay que volver a hacerlo en el caso de la de la mixomatosis cada seis meses y la de la enfermedad hemorrágica, cada año. La mejor época para hacerlo es en primavera, ya que el verano es la temporada en la que hay un incremento en estas enfermedades.

Lo mejor es hablar con tu veterinario, pues según qué especie de conejo y del país en el que vivas, hay mayor susceptibilidad al contagio. También te podrá recomendar la vacuna de la mexomatosis más adecuada en tu caso, pues hay dos existentes y ambas son diferentes.

Si el conejo vive en una zona de campo o en un lugar en el que podría tener contacto con conejos silvestres, la vacuna de la mexomatosis tendrá que ponerse unas cuatro veces al año; es decir, cada tres meses.

Otras vacunas para conejos

Si hay varios conejos que viven juntos será necesario vacunarles contra enfermedades de tipo respiratorio bacteriano. No obstante, esta enfermedad no es mortal y se puede tratar con medicamentos.

Conejos: cuidados y vacunas

Infórmate de las enfermedades en conejos más comunes en tu país: habla con tu veterinario para que te recomiende las más necesarias, en caso de que haya varios viviendo juntos.

Si pones las vacunas imprescindibles de forma apropiada, no debes tener ningún problema con tu conejo y tu compañero te acompañará durante un largo tiempo.

Conejos en casa: consejos de higiene

Te puede gustar