Una nueva especie de chimpancé extinto

Este artículo fue redactado y avalado por el veterinario Eugenio Fernández Suárez
· 14 mayo, 2019
Una nueva especie de chimpancé ha sido descubierta, o al menos eso parece indicarnos el ADN de los bonobos

El linaje de los chimpancés está compuesto por dos especies bastante conocidas, por lo que una nueva especie de chimpancé sería una noticia ciertamente revolucionaria.

Aunque no todo es lo que parece, y en este caso nos referimos a una especie extinta que compartiría el género Pan con otras las dos especies de chimpancés que conocemos: el chimpancé común y el chimpancé pigmeo o bonobo.

Una nueva especie de chimpancé

La nueva especie de chimpancé habría convivido durante miles de años con estos otros dos grandes simios. Sin embargo, aunque no ha sobrevivido hasta el presente, este chimpancé si ha llegado a nosotros a través del genoma del bonobo.

Y es que encontrar restos antiguos de animales en los alrededores del Congo es difícil debido a la acidez de sus suelos, que no conservan la materia orgánica de los cadáveres que allí se depositan, por lo que conocemos poco de la biodiversidad que existía en estas tierras hace miles de años debido a la ausencia de fósiles.

Pero en este caso ha sido la genética la que ha permitido encontrar a esta nueva especie de chimpancé desaparecida, y ha sido gracias al secuenciado del genoma tanto de bonobos como de chimpancés comunes.

Chimpancé extinto

Gracias a estos estudios, se han visto que las dos especies que conocíamos han llegado a hibridar entre ellas. Sin embargo, también se ha visto que en el genoma del bonobo existe un pequeño porcentaje de ADN perteneciente a un linaje desconocido, el cual sería de una nueva especie de chimpancé.

Esta especie habría hibridado con los bonobos hace más de 400 000 años, momento en el que compartía hábitat con otros grandes simios en los alrededores del río Congo.

El río Congo siempre ha actuado de barrera natural entre estas especies, pero durante la estación seca sería fácil que estos animales pudieran cruzar el río.

Una de las cosas más curiosas de este estudio publicado en Nature es, sin duda, el hecho de que los bonobos aún mantengan ADN de esta especie en su genoma, por lo que se teoriza con que le haya dado alguna ventaja.

Chimpancé híbrido

Retazos de ADN

La historia es muy similar a la que nosotros mismos mantenemos con otras especies humanas: en el ADN del Homo sapiens aún existen trazas de los neandertales, que convivieron con nuestra especie y se relacionaron de manera íntima.

De hecho, los investigadores creen que pudo dar una ventaja inmunitaria a estos animales, de forma similar a como ocurre con los retazos de ADN neandertal que conserva la especie humana.

Y es que mucha gente aún no asume que no somos la única especie humana: en algunos momentos del pasado, llegamos a convivir con varias especies humanas a la vez en el planeta, y ninguna estaba menos evolucionada que el resto.

Por ello, parece razonable pensar que otros primates también tuvieron congéneres que no han llegado hasta nuestros días. Aunque en el caso del hombre es más fácil de demostrar al vivir en variedad de ecosistemas, muchos de ellos con capacidad para conservar fósiles.

No se nos puede olvidar que si hemos descubierto una nueva especie de chimpancé, también hemos descubierto uno de nuestros parientes más cercanos, algo de vital importancia para entender a nuestra propia especie.