¿Un lince ibérico en Barcelona?

Este ejemplar se encontraba al sur de Portugal allá por 2016 y recorrió cientos de kilómetros para ser encontrado en Barcelona, todo un hito si se tiene en cuenta que buena parte de las muertes de este felino se deben a los atropellos en carreteras

Las alarmas saltaban el 29 de mayo de 2018: acababa de ser avistado un lince ibérico en Barcelona. Tras varios avisos de los vecinos, agentes medioambientales de la Generalitat fotografiaban al ejemplar de esta especie en peligro de extinción.

Hacía un siglo que no se veía un lince ibérico en Barcelona o en tierras catalanas. Muchos pensaron que se trataría de un ejemplar de lince boreal escapado de un zoológico, pero es de mayor tamaño y de colores más vivos y claros.

¿Se ha capturado al lince ibérico en Barcelona?

Apenas cuatro días después se ponía en marcha un dispositivo de captura formado por técnicos del programa de conservación de la especie, con el objetivo de evaluar si el ejemplar de lince ibérico en Barcelona podría volver a su hábitat, pero sin dudas de la necesidad de su relocalización.

Finalmente Litio, el macho de lince ibérico en Barcelona, fue capturado el 6 de junio en una zona boscosa del Baix Llobregat. Los técnicos del programa de conservación del lince ibérico son cautos y no quieren revelar todos los detalles, pero se ha informado de que Litio ha sido capturado sano y salvo gracias a las jaulas-trampa con conejos que se colocaron por la zona.

¿Que va a ocurrir con el lince ibérico de Barcelona?

La intención del equipo de Life Iberlince es trasladar al ejemplar a uno de los centros de recuperación y cría de las especie que existen en Andalucía, para realizar los análisis y revisiones oportunas, y comprobar que el animal es liberado en las mejores condiciones.

Posteriormente, se pretende liberar al ejemplar de nuevo en Portugal, lejos de zonas urbanas como Barcelona, donde el lince corría un gran peligro de ser atropellado. Otra opción sería liberarlo en Sierra Morena, o en otra de las zonas protegidas de la especie donde exista un amplio terreno libre de amenazas.

Linces atropellados.

¿Cómo es posible que hubiera un lince ibérico en Barcelona?

Litio tenía un collar GPS, al igual que gran parte de los linces ibéricos criados en cautividad. Se le colocó en 2014, cuando fue liberado en el sur de Portugal; sin embargo, dejó de funcionar a mediados de 2016, cuando Litio se encontraba aún en el Algarve.

De forma increíble, este animal ha aparecido a cientos de kilómetros en apenas dos años. Aunque el collar GPS no ha enviado los datos, los conservacionistas esperan que sí se hayan guardado en el dispositivo para poder reconstruir el increíble viaje del lince.

La historia de este lince ibérico en Barcelona recuerda a la de Kentaro, un lince que sorprendió a muchos en 2016 al ver su recorrido: 3 000 kilómetros separaban los montes de Toledo del norte de Portugal, a través de una sinuosa ruta que le llevó por Zamora o por Galicia.

Sin embargo, la historia de Kentaro fue mucho más triste, al terminar su andadura siendo atropellado cerca de Oporto. De momento, la historia de Litio parece que va por mejor camino, y esperemos que tras su propia liberación no decida realizar un viaje tan peligroso.

Amenazas del lince ibérico

¿Por qué se liberan linces ibéricos?

Los centros de cría de lince ibérico han demostrado tener una gran eficacia, pues se liberan decenas de ejemplares cada año, algunos de ellos provenientes de zoológicos.

Estos animales han sido criados en estado silvestre, lo que contribuye a la expansión de la especie: de todas las especies de lince, es la más amenazada y se considera uno de los felinos más amenazados del mundo junto al leopardo de Amur.

Por desgracia, el lince ibérico sigue amenazado: diversos virus del conejo acaban con su principal fuente de alimento, a lo que se une la falta de pasos de fauna para que pueda cruzar la carretera sin el peligro de ser atropellado.

La caza furtiva y envenenamientos ya casi no afectan a esta especie amenazada. Sin embargo, se hace necesaria la protección de cada ejemplar para salvaguardar una genética escasa, vital para la especie.

Te puede gustar