Cómo tratar la diarrea en perros

Yamila · 28 diciembre, 2017
Puede que tu compañero canino la sufra debido a la ingesta de un alimento en mal estado, aunque también hay más razones posibles, por lo que debes ser responsable y analizar por qué la padece y así asegurar su bienestar

Aunque en la mayoría de los casos no supone un problema de salud grave, es muy importante saber cómo tratar la diarrea en perros para que el animal no sufra molestias, y nosotros tampoco si debemos limpiar. En este artículo te contamos más sobre este frecuente desequilibrio intestinal de las mascotas.

¿Por qué se produce la diarrea en los perros?

Diferentes motivos pueden conducir a una diarrea en nuestros canes y, tal y como sucede en los seres humanos, puede ser más o menos graves según el causante del problema. Las tres razones principales son:

1. Bacterias y virus

El intestino está habitado por millones de bacterias que se encargan de procesar la comida y expulsar los deshechos a través de las heces. Sin embargo, cuando por alguna circunstancia la flora intestinal se desequilibra, se padece diarrea.

Por ejemplo, cuando ingresa al organismo un virus que ataca el sistema digestivo, las bacterias del colon no pueden cumplir con su tarea. También puede suceder cuando ingiere bacterias nocivas por un alimento en mal estado o por padecer ciertas enfermedades: parvovirus, moquillo y ‘tos de la perrera’.

2. Alimentación

Los perros son muy curiosos y golosos por naturaleza, por lo que una vez que terminan de comer no tienen inconveniente en hurgar en la basura o robar algo de la mesa. Si consume algo en mal estado, crudo o no apto para su estómago, es probable que padezca problemas intestinales y, por ende, diarrea.

Tratar diarrea en perros: consejos

Cabe incidir en que en algunos casos la responsabilidad es de los dueños, ya que les ofrecen pienso de mala calidad, leche cruda, pan o huesos sin cocinar correctamente. El exceso de comida y las alergias alimentarias también pueden causar diarreas.

3. Parásitos

Es la causa más común de diarrea en perros y suele ser habitual en los primeros meses del animal. Aunque se los vacune o ingieran una pastilla antiparasitaria, el perro no estará protegido al 100% de esos microorganismos.

Además, existen muchos parásitos que no se pueden eliminar con los tratamientos preventivos y deben ser tratados con antibióticos, como es el caso de las giardias.

Consejos para tratar la diarrea en perros

Antes de nada debes asegurarte de que se trata de un simple malestar intestinal, y no de una enfermedad. Presta atención a otros síntomas adicionales a la diarrea: fiebre, decaimiento, heces con sangre, inapetencia o dolor. En ese caso tendrás que llevarle con urgencia al veterinario.

Sin embargo, si el único signo que observas es que los excrementos son de una consistencia más bien líquida pero tu mascota mantiene la energía y el buen humor, entonces puedes seguir estos consejos:

1. No le des comida durante 24 horas

A veces es todo lo que necesita el perro para balancear la cantidad de bacterias del intestino, ya que incorporar más comida puede ser contraproducente. No le sucederá nada malo si no come por un día, sobre todo si no se siente bien.

2. Dale mucha agua

Lo que nunca debes ‘cortar’ es el suministro de agua, pues así evitarás que se deshidrate de tantas deposiciones líquidas. Asegúrate de que el recipiente esté siempre lleno y de que beba varias veces durante el día.

Tratar diarrea en perros: hidratación

3. Ofrécele alimentos blandos

Una vez que ha terminado con el periodo de ayuno, y si la diarrea ha disminuido, prepárale una dieta especial durante algunos días. La comida ha de ser fácil de digerir y suave para su estómago: carne de pollo sin hueso, arroz o pasta sola. Evita la carne, las grasas, la leche y el pienso.

Analiza las heces y cantidad de deposiciones hasta que notes que han empezado a normalizarse. Recién allí puede regresar, poco a poco, a su alimentación habitual. Si el cuadro se manifiesta nuevamente, llévalo al veterinario.

4. Raciona las porciones

Al tratar la diarrea en perros tienes que recordar que, si fuese por el animal, comería de todo y en grandes cantidades. Tú serás el encargado de pensar acorde a la situación y ofrecerle comida en pequeñas cantidades durante el día. En lugar de una sola ingesta a la mañana o a la noche, divide en dos porciones más escasas.

5. Evita la diarrea

Analiza por qué motivo tu perro pudo haber padecido diarrea: quizás porque has cambiado la marca de pienso, tal vez porque comió algo en el parque sin que te dieras cuenta o puede que se deba a un alimento crudo que le has ofrecido. Evita esas situaciones para que no suceda otra vez, y así asegures el bienestar de tu mejor amigo.