Tips para pasear a tu gato

Francisco María García · 29 abril, 2018
Lo que nunca se debe hacer con los felinos es forzarlos a hacer algo, así que a la hora de salir a la calle son ellos quien deban llevar la iniciativa

¿Es posible sacar a pasear a tu gato? La respuesta es sí, aunque no sea nada común. Lo más usual es ver a los perros paseando junto a sus dueños. Para los caninos salir es casi una necesidad; sin embargo, para los felinos esta necesidad no es intensa.

Es posible pasear a tu gato y que este disfrute de la naturaleza y los espacios abiertos, pero para ello es importante seguir ciertos tips o consejos para asegurarte de que la experiencia sea positiva.

Los mejores consejos para pasear a tu gato

Pasear a tu gato puede ser una experiencia sumamente positiva. Sin embargo, es importante resaltar que este paseo no constituye una necesidad para el minino, y que hay seguir ciertos tips para lograr hacer de esta actividad todo un éxito.

Costumbre

A los gatos les gusta sentirse libres y no suelen responder muy bien cuando se les quiere colocar un arnés o correa. Por ello, es recomendable acostumbrar al felino desde muy pequeño a utilizar estos objetos. De esta forma, no se sentirá incómodo cada vez que le tengas que colocar estos accesorios en el momento de salir a pasear.

Desparasitar

Sin lugar a dudas, uno de los tips más importantes que se debe seguir es el de desparasitar al gato antes de sacarlo a pasear. Para ello es importante acudir al veterinario y que este recomiende lo que se le debe colocar al animal. De igual forma, es aconsejable comprarle un collar que sirva como repelente de parásitos e insectos.

Un arnés cómodo

Es fundamental que el gato se sienta lo más cómodo posible. Además de acostumbrarlos desde pequeños a usar estos complementos, también es necesario comprar un arnés adecuado para su tamaño.

Gato paseando con correa

Otro punto importante es la correa. La misma debe ser lo suficientemente floja para no incomodar al animal, pero al mismo tiempo corta para poder reaccionar ante cualquier problema o peligro que se presente.

Entrenamiento

Los gatos son solitarios, no necesitan socializar tanto como los perros y sus necesidades las hacen en un arenero dentro de la casa. Por ello, para los mininos no es una necesidad salir a pasear.

Una vez que se tenga el arnés, lo más recomendable es dejarlo para que el gato lo huela, vea y juegue con él. Luego se le puede poner por cortos períodos de tiempo dentro de la casa.

¿Cómo pasear a tu gato?

Premios

Cuando el gato se haya acostumbrado al arnés, se puede hacer una prueba de un paseo rápido fuera de la casa. En este caso es importante que no se le obligue al felino a ir por determinados lugares. La idea es que el animal no se sienta presionado ni oprimido; hay que premiarlo si se comporta bien.

Placa de identificación

Es importante colocarle al gato una placa de identificación, para que ante algún imprevisto pueda ser llevado de vuelta a su hogar. De igual forma, el dueño siempre debe estar alerta ante los peligros que puedan surgir.

Paseos cortos y controlados

Los paseos deben ser cortos y controlados, preferiblemente en lugares que no sean peligrosos. Se debe recordar que los gatos se asustan con mucha facilidad, así que debemos descartar los lugares que sean frecuentados por muchos niños y otros animales, específicamente perros.

Pasear un gato

En el primer paseo que se realice, se debe colocar al gato en la puerta de la casa y esperar a que el mismo dé el primer paso. Probablemente, su típica curiosidad lo lleve a querer experimentar más allá. En estos casos, es importante recordar que será el gato el que defina por dónde se va a pasear y no al contrario.

No forzar al gato

Lo más importante es no forzar al animal a hacer algo con lo que se sienta incómodo. Es fundamental tener en cuenta la personalidad del minino; si es muy tímido, asustadizo y reservado, no hay que forzarlo.

En aquellos casos en que, después de intentar llevarlo de paseo, el gato no reacciona positivamente, es preferible dejar de intentarlo y así evitarle al animal un estrés innecesario.

Pasear a tu gato puede convertirse en una experiencia inolvidable y divertida para el mismo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los mininos no son como los perros, por lo que no tienen esa necesidad de salir al aire libre.

Justamente por esta cualidad de independencia, propia en los mininos, es necesario llevarlos poco a poco hasta el primer paseo y siempre estar muy alertas a sus reacciones ante estas experiencias.