Tips para inculcar el amor por los animales a nuestros hijos

Esta es una cuestión que debe inculcarse a los más jóvenes desde pequeños; a que no solo deben querer a su mascota, sino también al resto de especies silvestres del planeta

Como padres debemos enseñar a respetar y valorar a todas las especies que nos rodean. Comenzando por las mascotas, podemos inculcar el amor por los animales a nuestros hijos. ¿Te gustaría saber cómo? En este artículo te lo contamos.

Inculcar el amor por los animales a nuestros hijos

Hay cosas que nos parecen obvias cuando somos adultos, pero que en algún momento alguien se ha encargado de enseñárnoslas. En el caso del amor por los animales, es un hábito que ha de cultivarse desde pequeños. Por ello, si tienes hijos, presta atención a los siguientes consejos:

1. Predica con el ejemplo

Es muy importante como primera medida que tus peques te vean haciendo lo que quieres que ellos hagan. Claro, porque no puedes decirles que amen a los animales si luego te ven que estás maltratando a un perro en la calle.

Ser consecuente con nuestros actos se aplica a cualquier hábito que queremos inculcar a nuestra descendencia. En lo que se refiere al amor por los animales, tus hijos deben ver que tratas bien a las mascotas en casa –o en otros hogares– y en situaciones fuera de lo habitual: si vamos a una granja, a la playa o al bosque mantén la misma postura.

Niña con conejo

2. Deja de lado los miedos

No solo nos referimos al maltrato o buen trato hacia un ser vivo, sino también a las sensaciones o emociones que nos producen. Por ejemplo, si le tenemos miedo a una araña. y delante de nuestro hijo gritamos cuando vemos una, es probable que el niño también tema a un arácnido.

Es fundamental trabajar para controlar nuestros impulsos y tener en cuenta que nuestros traumas no deben ser traspasados a los más peques de la casa.

3. Permite que exploren

Otra manera de inculcar el amor por los animales a nuestros hijos es dejarles que tomen contacto con ellos. Siempre y cuando tomemos recaudos, si un perro o un gato es muy arisco, el pequeño debería poder relacionarse con estos seres cuando lo desee.

¿Cómo? Puedes llevarle al parque más a menudo para que aprecie los insectos o las aves, dejarle que le haga mimos a la mascota de un familiar o amigo, ir a un bosque o playa para que conozca la fauna de ese lugar, etc.

Pero atención, porque explorar no es llevarles al zoológico y que vean a los animales encerrados y fuera de su hábitat natural. Algunos padres creen que esto les enseña, aunque en realidad lo que se fomenta es el sufrimiento de varias especies.

Curiosidades de los conejos

4. Darles obligaciones

Si en casa tenemos mascotas, nuestros hijos pueden participar activamente en sus cuidados y mantenimiento, por supuesto según la edad y habilidades de cada uno. Cosas tan simples como llenarles el comedero o bebedero, limpiar los deshechos o ponerles la correa para ir al parque pueden ser el puntapié inicial para que un niño ame a los animales.

A medida que van creciendo puedes aumentar esas tareas u obligaciones: llevarles de paseo, acompañarles al veterinario, bañarles, limpiar sus camas, aspirar el suelo para quitar pelos, etc.

5. Ver películas

Los dibujos animados tienen muchas enseñanzas ‘escondidas’ que pueden convertirse en el disparador para inculcar el amor por los animales a nuestros hijos. Una vez que termine la película se puede aprovechar para hablar del tema y que los niños cuenten sus opiniones al respecto.

Algunas opciones de películas sobre animales para pequeños son: Buscando a Nemo, La era de hielo, Tierra de osos, Madagascar, Vecinos invasores y La vida secreta de las mascotas.

Los vídeos en internet pueden ser de gran ayuda también para que los peques tengan contacto con otros animales que no sean los que ven todos los días. Y, por supuesto, siempre están los libros que incluyen fotografías o imágenes para que aprendan sobre diferentes especies de ecosistemas alejados como el Polo Norte, la selva o el desierto.

Te puede gustar