Tips para comprar una alberca para perros

Francisco María García · 20 mayo, 2018
Hay que tener en cuenta el tamaño del can para escoger una piscina que se ajuste a sus dimensiones; el material con el que esté fabricada debe ser robusto para asegurar su durabilidad

Una alberca para perros puede ser la opción más divertida para compartir momentos refrescantes con nuestros mejores amigos en el verano. Es importante saber elegir un producto de buena calidad para garantizar la seguridad y el confort de nuestros compañeros.

A continuación, te ofrecemos los mejores tips para comprar una alberga para perros.

¿Qué tener en cuenta para elegir una alberca para perros?

En primer lugar, es indispensable asegurarnos que la estructura de la alberca garantice la seguridad de nuestras mascotas. Los perros no tienen la misma facilidad de entrar y salir de una alberca que nosotros, sobre todo los caninos de pequeño o mediano porte, con patas más cortas.

Por otro lado, esta misma estructura debe ofrecer comodidad y permitir que nuestro perro tenga espacio para moverse y divertirse. Las principales marcas ofrecen albercas de diferentes tamaños para adaptarse a las distintas necesidades de nuestros pequeños amigos.

Si tenemos un labrador o un golden retriever, por ejemplo, deberíamos pensar en optar por una alberca de dimensiones superiores. Son perros grandes y que disfrutan enormemente de jugar en el agua. Con razas de menos tamaño y carácter más tranquilo, como un bulldog francés, podemos preferir albercas más pequeñas y ligeras.

Perro bañándose

Otro aspecto fundamental es que una alberca para perros debe estar fabricada con materiales más fuertes, resistentes y durables.

Si observamos las albercas de plástico para niños, constatamos rápidamente que son demasiado débiles para soportar el peso y el movimiento constante de nuestros animales. Por ello, vale la pena invertir en un producto de mejor calidad.

Por último, debemos mencionar que las albercas inflables o plegables suelen resultar más prácticas que las opciones fijas. De esta forma, podemos transportarla fácilmente cuando nos vamos de vacaciones con nuestras mascotas. Además, podemos guardarlas durante el invierno o en los días lluviosos, lo que garantiza una mayor vida útil para la alberca.

Piscina para perros

Consejos para disfrutar de la alberca con tu perro

Además de elegir una alberca ideal para nuestro perro, es importante seguir algunas medidas preventivas para garantizar su seguridad. Antes de disfrutar un hermoso día de sol con tu perro, te proponemos conocer las siguientes pautas:

  • Respetar la carta de vacunación y tratamientos antiparásitos

Una adecuada medicina preventiva es esencial para proporcionar una vida activa, feliz y saludable a tu mejor amigo. Por ello, el respeto a su vacunación y los tratamientos antiparásitos periódicos son cuidados indispensables, y todavía más cuando pretendemos que nuestro can comparta el mismo espacio con otros animales y otras personas.

En principio, es fundamental mantener siempre actualizada la carta de vacunación de nuestros perros. Además, se recomienda administrarle el tratamiento antiparásito algunas semanas antes de que empiece a jugar en la alberca.

  • Nivel de cloro

La piel de nuestros perros es diferente a la nuestra, por lo que su tolerancia al cloro es totalmente distinta. Las albercas destinadas al uso humano suelen contener una considerable adición de cloro por cuestiones sanitarias. La cloración del agua de la alberca puede resultar efectiva para eliminar bacterias, hongos y demás microorganismos patógenos.

No obstante, la concentración excesiva de cloro y otras substancias químicas resulta peligrosa para la salud de los perros. Los efectos en su organismo pueden provocar desde irritaciones en las mucosas hasta intoxicación; es esencial controlar el pH y la concentración del cloro de la alberca.

  • Protección contra rayos solares

Al igual que nosotros, los perros no deben exponerse excesivamente a la radiación solar para evitar quemaduras y otros problemas de salud. En las tiendas para mascotas podemos encontrar protectores solares aptos para perros. Además, es esencial reforzar la hidratación de nuestros canes y ofrecerles sombra durante los días más calurosos.

  • No dejes solo a tu perro

Aun cuando contamos con una alberca para perros adaptada, no debemos dejarlos solos en el agua. Nuestras mascotas pueden experimentar calambres o adormecimientos temporales y verse impedidos para desplazarse normalmente; muchos expertos indican que los perros siempre deben estar con su correa al nadar en la alberca.

  • Recuerda secarlo bien tras los días de piscina

Tras un divertido día de piscina, hay que bañar a tu perro con agua limpia para quitar el cloro y secarlo muy bien. Y recuerda poner especial atención al secado de las orejas y de las regiones entre las arrugas. La acumulación de humedad en los pelos y en la piel favorece la proliferación de hongos, bacterias, ácaros y otros microorganismos.

Como hemos visto, hay disponibles albercas para perros, fabricadas especialmente para el contexto físico y las necesidades de nuestros compañeros. No obstante, algunas empresas también ofrecen el servicio de adaptación de albercas domésticas. Por ello, si ya tenemos una alberca en nuestra casa, podemos también acondicionarla a nuestras mascotas.