Terapia neural para perros

Hay muchos tratamientos “no convencionales” para las mascotas. Flores de Bach, homeopatía, aromaterapia, fitoterapia… Ahora también está la terapia neural para perros. ¿Te gustaría saber de qué se trata? En este artículo te lo contamos.

¿Qué es la terapia neural?

Este tipo de práctica médica no tradicional consiste en la inyección de un anestésico en concentraciones bajas en determinadas áreas del cuerpo. El objetivo de la terapia neural es restaurar los potenciales eléctricos en la membrana celular del paciente. Estos han sido previamente alterados por alguna patología en particular.

Autor: Christine und David Schmitt

Autor: Christine und David Schmitt

Este tipo de tratamiento es popular en varios países: Alemania, Colombia, Ecuador, Argentina, México y España. Pero la idea surgió gracias a un médico ruso llamado Ivan Petrov en el año 1800. Sin embargo, la técnica neural fue desarrollada en profundidad por los médicos alemanes Ferdinard y Walter Huneke. Estos, en 1925, inyectaron procaína a su hermana que padecía dolores de cabeza.

Posteriormente se descubrieron las ventajas de la terapia “segmentaria” para varias dolencias. Gracias a estas aplicaciones se han podido tratar muchas enfermedades en personas. Ahora, desde hace algunos años, hay veterinarios que lo realizan en animales.

¿Cómo funciona la terapia neural para perros?

No sólo los caninos se benefician con esta técnica, también otros mamíferos como gatos, caballos, vacas, etc. La terapia neural permite afianzar el sistema nervioso y trata de manera respetuosa y no invasiva diferentes dolencias.

Se aplica una sustancia anestésica llamada Procaína en una dosis del 0,7% en diferentes “puntos”. Estos se escogen tras un minucioso estudio del animal. La terapia neural puede resultar eficaz en los perros que padecen ciertas enfermedades.

Para poder comprender cómo funciona, debemos imaginarnos el cuerpo de nuestro peludo como una gran red de conexiones nerviosas que “laten” cuando se conectan entre si. En caso de una patología o dolor, una zona del circuito se daña y es preciso curarle.

Por ejemplo, si el animal ha sufrido un accidente o intervención quirúrgica, el lugar específico de la herida o cicatriz puede estar ocasionando dolores en otras áreas. La aplicación del anestésico se lleva a cabo justamente en este punto específico.

En la consulta, algunos perros reaccionan mejor que otros a este tratamiento. Todo depende del lugar donde debe realizarse la inyección. Influyen otros factores, como si el animal es más nervioso o más tranquilo, la edad que tenga, el tipo de enfermedad que padezca, etc.

unidad movil veterinaria

Algunos veterinarios inyectan la procaína de forma superficial y cerca de la zona dolorida. Otros optan por aplicarla directamente sobre la herida y en puntos más profundos. Generalmente las terapias se llevan a cabo en el hogar cada 1, 2 o 3 semanas, según el caso.

Otros detalles de la terapia neural para perros

Las principales ventajas de la terapia neural son: sesiones cortas (la primera es más extensa porque se debe encontrar el punto exacto para la inyección), bajo nivel de estrés (porque el animal no es revisado en mucho tiempo) y capacidad para ser aplicada en mascotas de todas las edades.

Se recomienda este tipo de técnica en el caso de que los tratamientos convencionales no ofrezcan resultados satisfactorios. También es aconsejable en perros ancianos o adultos que ya hayan recibido otros métodos más invasivos. Además, puede ser útil en casos terminales cuando los dueños sólo desean que la mascota no sienta más dolor.

La terapia neural se emplea mayormente para dolores musculares, articulares y neurológicos, así como también para displasia de cadera o postoperaciones. Algunos veterinarios la recomiendan en problemas respiratorios, ansiedad, depresión e infecciones de la piel.

Aunque no es la solución a las dolencias de nuestra mascota, al menos esta técnica puede ser un complemento para un tratamiento más intenso, o bien para que nuestro mejor amigo se sienta mejor y no experimente ciertos dolores.