Si no puedes adoptar, aún puedes ayudar

Virginia Duque Mirón · 13 enero, 2019
Hacer de casa de acogida temporal, ser voluntario y donar comida o dinero son algunas de las formas de ayudar los animales si no puedes adoptar

Aquellos que somos amantes de los animales no significa que tengamos que tener uno en casa. En ocasiones, las circunstancias no nos lo permiten, pero si no puedes adoptar, aún puedes ayudar. Si estás en esta situación seguro que te gustará saber cómo. ¡Te lo contamos!

Aunque no puedes adoptar, aún puedes ayudar

Puede ser que tu ritmo de vida o cualquier otro motivo no te permita adoptar a un animal, aunque te encantaría hacerlo. No te preocupes, pues puedes hacer mucho por echar una mano. A continuación, te decimos qué:

Compra comida

Las protectoras de animales, refugios y perreras necesitan alimentos para los animales que tienen de manera provisional allí. En muchas ocasiones, por falta de fondos, muchos tienen que ser sacrificados tras cierto tiempo por no tener con qué alimentarlos. Si todos pusiéramos un granito de arena, esta situación podría frenarse.

Dona dinero

Dar alimento está bien, pero los animales necesitan más que eso, ya que tienen que ir a revisiones veterinarias, ponerse el chip reglamentario y las vacunas pertinentes. Todo esto cuesta dinero y, los animales abandonados y maltratados son tantos y los fondos tan limitados, que en ocasiones esto supone un gran problema.

Hazte voluntario

Hay mucho que puedes hacer como voluntario. Si te ofreces a trabajar en una protectora, refugio u hospital, te pueden asignar diversas tareas como limpiar, bañar a los perros, limpiar sus habitáculos, cambiar la comida y el agua, y un sinfín de tareas más.

Colaborar con un refugio de animales

Ve a estar con ellos

Quizá no puedas trabajar como voluntario a determinadas horas pactadas, pero sí que puedes ir a pasear a los perros, estar con ellos, darles cariño y cuidarlos.

Esta será una forma genial de que los animales salgan de las jaulas en las que están y les dé un poco de aire. Cualquiera de ellos está entrenado para que pueda estar con cualquier persona y solo con saber que irá a la calle, ya será feliz.

Ofrece tu casa como casa de acogida

Quizá no puedas tener un animal de forma permanente, pero, ¿podrías tenerlo por unas semanas o meses? A veces, los centros están tan llenos que necesitan lugares donde colocar a los animales que ya no caben o que llegan nuevos. Para ello, se necesita de personas de buen corazón que los cuiden en su casa mientras tanto. Por supuesto, el centro se hace cargo de todos los gastos que el animal pueda acarrear.

Casas de acogida para perros

Esta forma de ayudar es excepcional: el único ‘peligro’ que corres es que ya no quieras separarte más del animal que hayas acogido. Si esto pasara y decidieras adoptar, también podrías hacerlo.

Recomienda

Seguro que hay mucha gente a tu alrededor, amigos o conocidos, a los que escuchas que les gustaría tener una mascota. Muchos de ellos posiblemente quieran ‘comprar’ una para que sea de raza, un animal del que presumir.

Esta es otra manera en la que puedes ayudar. ¿Por qué no hablas con ellos y les recomiendas adoptar en vez de comprar? Puedes acompañarles e incluso hablarles de alguno de los perritos que conozcas. Quizá puedas convencerlos.

Únete a alguna campaña

Ya sabes que últimamente hay muchas asociaciones y manifestaciones o campañas contra el abandono, por lo que si te unes a una de manera voluntaria, puedes ayudar, mucho más de lo que te imaginas. Pues bien, solo tienes que buscar una y apuntarte. Seguro que pronto recibirás tareas que hacer.

Por supuesto, de más está decir que otro punto en el que puedes ayudar es denunciando cualquier prueba que veas de maltrato animal o abandono porque, a fin de cuentas, esos son los animales que llegan a los refugios.

Si quieres ayudar, aunque no puedes adoptar, ya ves que hay distintas maneras de hacerlo. ¡Te felicitamos por ello! Si todos pusiéramos de nuestra parte, el mundo sería un lugar mejor para los animales.