Una señora lee a perros de refugio para que no se sientan solos

Virginia Duque Mirón · 3 abril, 2016

Es poca la importancia que la lectura tiene en muchos países, pero es sabido que recomiendan por ejemplo leer a los niños incluso antes de nacer y motivarlos desde pequeños a seguir haciéndolo ya que la lectura reporta enormes beneficios. Pero, ¿qué efecto puede tener esta en los animales? ¿Sirve de algo lo que hace la señora que lee a perros? Lo vemos.

Es obvio que como animales que son, no saben leer y posiblemente no podrán entender pero si detrás de esto hay buenos sentimientos, siempre habrá buenos resultados. Hoy te hablamos de Sandy, una señora que quiso hacer algo más por unos animales que lo necesitaban.

Sandy, la señora que lee a perros de refugio

refugio de perros

Sandy siempre ha sido amante de los animales, de hecho, tuvo un perro durante varios años, Angus. Angus fue el apoyo de Sandy durante toda su vida hasta que hace aproximadamente dos años falleció.

Esto, como todos aquellos que aman los animales sabrán, es un duro golpe. Aun así, esta mujer con buen corazón no dejaba de pensar en cuánto amor recibió de Angus y qué podría hacer para recompensárselo.

Sin duda, la respuesta era clara: devolver el amor recibido. Pero, ¿cómo hacerlo?

Voluntaria que lee a perros de refugio

Cerca de la casa de Sandy hay un refugio de perros llamado Western Pensylvannia Human Society. En este refugio hay decenas de perros que esperan en soledad ser rescatados por unos nuevos amos que le den todo el amor y cariño que necesitan y a los que ellos mismos puedan amar.

Sin embargo, a lo largo de la espera Sandy leS calma la soledad a estos animalitos con una nueva iniciativa: leyendo.

Cada semana, Sandy asite a este refugio y lee a perros durante al menos todo un día. Con un cuento infantil y un corazón repleto de amor Sandy se convierte en una amiga y en un motivo para hacer “sonreír” a estos animalitos.

Además de la lectura, intenta enseñar a los perros a dar la pata, sentarse o ponerse de pie, algo que podría facilitar la adopción. También juega con ellos, los acaricia y les da todo el cariño que puede.

No obstante, la misma Sandy reconoce que no ha sido fácil hacerlo, pues debe luchar contra sus sentimientos y pensamientos que la hacen meditar en cómo hay personas capaces de hacer daño a los animales.

Sabe que su labor no le va a dar un hogar a ninguno de ellos, y que muchos quizá ni sepan por qué va ahí, pero verlos contentos cuando llega, para ella es suficiente recompensa.

Los integrantes del refugio agradecen mucho la labor de Sandy, pues cuando ella llega ven la alegría que inunda a los perritos. Y es que estos animales son muy agradecidos y cualquier pequeño gesto para ellos significará mucho.

Pero el ejemplo de Sandy no tiene por qué ser un caso aislado. Hay cientos de refugios llenos de animales que están esperando a que alguien tenga un amoroso gesto con ellos. ¿Cómo se puede colaborar en uno?

Cómo ayudar en un refugio

perros en refugio

Todos podemos imitar a Sandy, la mujer que lee a perros de refugio. Estos lugares necesitan apoyo económico pero entienden que no siempre está en nuestra mano hacerlo, por lo que también agradecen mucho tomar iniciativas como la de Sandy.

Dar un poco de amor y esperanza a estos animales que no han tenido una vida fácil es una hermosa manera de demostrar que queremos hacer un mundo mejor para nuestros amigos.

También se puede colaborar con comida o atención veterinaria, limpiando o incluso regalando unos juguetes a los “inquilinos”.

Sea lo que sea que puedas aportar, será bien agradecido por trabajadores y “huéspedes” y sentirás la satisfacción de hacer el bien a otros.

No retengas de hacer bien a otros siempre que esté en el poder de tu mano hacerlo

-Proverbio Bíblico-

Si tienes la oportunidad de ayudar de forma voluntaria en un refugio, hazlo, ¡no te arrepentirás! Seguro que recibirás más de lo que das.

Fuente de la imagen principal: peru.com