Shorkie: todo sobre esta raza

Valiente, diferente y juguetón son solo algunos de los calificativos en los que encaja el shorkie, un perro que tiene mucho cariño para dar y recibir.
Shorkie: todo sobre esta raza
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 02 octubre, 2021.

Escrito por Brayan Andres Guerra Parada, 02 octubre, 2021

Última actualización: 02 octubre, 2021

Dentro de los perros de diseño o razas cruzadas se encuentra el shorkie, un pequeñín con una gran historia detrás. Debido a su tamaño, está englobado en el grupo de los canes toy que han heredado las mejores cualidades de los perros de los que provienen. Su cruce nace de la unión de las razas shih tzu y yorkshire terrier.

El shorkie también se conoce como yorkie tzu, shorkie tzu y shih tzu-yorkie mix. Sea como fuere, estos canes son los compañeros ideales para aquellos que no cuentan con un gran espacio para ofrecer a su mascota. A continuación, encontrarás toda la información relevante sobre esta raza.

Origen del shorkie

La raza shorkie surgió en Estados Unidos a comienzos del siglo XXI. Los criadores de diseño tomaron la decisión de hacer cruces controlados entre dos razas bastante populares. Como se mencionó anteriormente, los “padres” del shorkie son el yorkshire terrier y el shih tzu. A pesar de ser una raza relativamente reciente, tiene muchas particularidades a resaltar.

Las características físicas de este can son un misterio en algunos casos, pues varias de ellas seguirán siendo dudosas hasta que pasen varias generaciones. Dentro de sus cualidades más relevantes resaltan su amplia inteligencia y su gran sentido de lealtad.

Las razas que dieron origen al shorkie son consideradas toy por el American Kennel Club (AKC).

Características físicas

El cruce de las razas ya mencionadas dio lugar a un perro pequeño que en etapa adulta puede pesar entre 3 y 6 kilogramos. En cuanto a los shorkies cachorros, en la mayoría de ocasiones no superan el kilo de peso, por lo que son unos de los más tiernos a la vista. La altura del shorkie varía entre 15 y 35 centímetros, aunque puede cambiar con base en la carga genética.

Dependiendo de la dominancia del yorkshire o del shih tzu se determinan las características físicas que puede heredar cada cría de shorkie. De esta manera, se establece una diferencia físico-corporal entre cada individuo. Por lo general, los shorkies se caracterizan por tener un cuerpo compacto, con una musculatura media y una cola que suele ser curvada (pero fina).

Algunos cachorros de shorkie pueden ser braquiocefálicos, ya que heredan este aspecto del shih tzu. Sin embargo, los ejemplares que nacen con la dominancia genética del yorkshire terrier no cuentan con este problema de salud. Sin importar la genética, su hocico es un elemento siempre recortado y fino. Las orejas son triangulares y están plegadas hacia delante.

Un perro shorkie de cara.

Carácter del perro shorkie

El shorkie es una de las razas de perro más sensibles, aunque a veces puede ser algo despistado. Estos canes no suelen percatarse del peligro fácilmente y son un poco impulsivos. Sin embargo, se puede destacar su inteligencia (al ser domesticados con dedicación) y su potente carácter.

Estos perros son amantes del juego y demuestran bastante energía durante el día. Por otro lado, el shorkie tiende a sufrir ansiedad por separación, por lo que es normal que ladre o demuestre masticación destructiva cuando está mucho tiempo solo. En consecuencia, el tiempo y el cariño son indispensables en la crianza del shorkie.

También es común que estos canes ladren ante la presencia o visitas de extraños. En contraste, los shorkies son muy apegados a las personas cercanas y crean vínculos muy fuertes con ellas, por lo que disfrutan de mimos y caricias.

Educación del shorkie

Como se mencionó anteriormente, el shorkie hereda muchas de las características de sus “padres”, por lo que puede ser terco en algunas ocasiones. Este aspecto puede generar que su entrenamiento sea algo tedioso. Sin embargo, su educación es posible si se eligen correctamente las técnicas más adecuadas.

Gracias al gran apetito de los shorkies, resulta positivo educarlos con golosinas como premios. Asimismo, los juguetes o las técnicas que incluyan juego permiten que el canino aprenda más rápido y obedezca las órdenes. Lo más importante es tener en cuenta que los castigos y la agresividad no ayudan al entrenamiento, ya que promueven la desobediencia del perro.

En cuanto a los lapsos de entrenamiento, lo mejor es realizar sesiones cortas, pero frecuentes (que no superen los 30 minutos). De esta manera, el shorkie estará más atento y no se agotará tanto. Los espacios al aire libre son los ideales para su adiestramiento y el refuerzo positivo genera los mejores resultados.

Cuidados a considerar

En cuanto al pelaje del shorkie, su manto presenta colores como el negro, el marrón, el leonado y el blanco, entre otros. Se recomienda el cepillado una vez al día, ya que se asegura un vello libre de enredos y suciedad. Sin embargo, a veces es una tarea compleja mantener al can limpio (al ser una raza que requiere paseos frecuentes y juegos al aire libre).

El ejercicio es indispensable para un shorkie, pues al ser una raza tan juguetona y activa necesita quemar toda la energía que emana de su cuerpo. Por tal motivo, no es un can recomendable para una persona que no tenga suficiente tiempo para satisfacer esta gran necesidad. De igual forma, el ejercicio evita el sobrepeso en el shorkie, ya que es un perro muy glotón.

Cuidados del shorkie cachorro

El shorkie cachorro se caracteriza por un tamaño bastante reducido y un mayor requerimiento de atención. A temprana edad suele ser más sensible y temeroso ante la soledad, por lo que debes brindarle el tiempo y el amor suficientes mientras crece. La educación también es un pilar importante, pues enseñarle las normas facilita su adiestramiento posterior.

También se le debe asegurar una buena hidratación y alimentación a este can, ya que su bajo nivel de grasa corporal lo hace ser más propenso a desarrollar hipoglucemia. El buen descanso no puede faltar para asegurar un crecimiento sano y una reposición estable de energía.

Salud del perro shorkie

La genética del shorkie marca su tendencia a padecer ciertas patologías. Por parte del yorkshire terrier hereda afecciones como las cataratas o el colapso traqueal, aunque en menor medida (al ser un perro híbrido). Sin embargo, la braquicefalia, los problemas bucodentales y el glaucoma son las mayores enfermedades que suele presentar el shorkie.

Para conocer la presencia o el avance de dichas patologías, se recomienda asistir con frecuencia al veterinario con el fin de hacer chequeos generales. Las pruebas de rigor y la vacunación a tiempo ayudan a diagnosticar con anticipación estos malestares, además de iniciar el tratamiento con antelación.

Como pudiste apreciar, el shorkie es un canino muy tierno, valiente y juguetón. Tiene unas necesidades específicas que deben ser satisfechas para su sano crecimiento y desarrollo. Por lo tanto, tienes que analizar cuánto tiempo, espacio y amor puedes brindarle a este canino antes de considerarlo como tu mascota ideal.

Te podría interesar...
Pastor leonés: todo sobre esta raza
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Pastor leonés: todo sobre esta raza

El pastor leonés es un perro de origen español. No es muy famoso como mascota, pero sí como guardián de los ganados.