Señales que nos indican si un perro es feliz

Francisco María García · 5 enero, 2018
Para saber si un perro es feliz, es preciso estar pendientes de su comportamiento, así como del día a día de nuestra mascota: un can feliz ha de mostrarse enérgico

Cuando decidimos adoptar un nuevo mejor amigo, sabemos que él llenará nuestra vida de alegría y afecto, con su compañerismo incondicional. ¿Nosotros les ofrecemos las mismas buenas energías y sentimientos amables?

Si queremos saber si un perro es feliz, deberemos poner atención en su comportamiento y en la rutina que le proporcionamos. Y para ayudarte a ver tu peludo crecer sano y feliz, a continuación, veremos algunos consejos para mejorar su día a día.

¿Es posible saber si un perro es feliz?

Al igual que nosotros, los perros también desarrollan signos físicos de la tristeza que acomete su psique. Para saber si un perro es feliz, deberemos poner atención en su rutina. ¿Cómo se comporta nuestro perro? ¿Qué nos dice con su lenguaje corporal?

Un perro saludable y feliz debe mostrarse enérgico, con ganas de jugar, correr, saltar, y compartir buenos momentos con su familia. Además, tendrá buen apetito y necesitará dormir unas buenas horas para recuperar su energía.

Pero si un can se muestra apático, con poco apetito y duerme excesivamente, puede estar experimentando un periodo de depresión. En algunos casos, el perro también puede desarrollar conductas agresivas al sentirse amenazado o irritado.

La agresividad también puede ser una consecuencia de la insatisfacción y de la falta de estímulos en su rutina. Y en estos casos, la tristeza del perro puede ser un riesgo para la convivencia familiar.

¿Qué hacer si mi perro no parece feliz?

Si tu perro se muestra cansado, con poca energía o se aísla de la convivencia familiar, es indispensable consultar inmediatamente a tu veterinario de confianza. Muchas patologías pueden influir en el comportamiento y en el estado de ánimo de nuestras mascotas.

Señales de un perro que es feliz

Por estas razones, lo primero que debemos hacer si observamos cualquier cambio en los hábitos y conductas de nuestros mejores amigos, es descartar cualquier causa patológica.

Habiendo verificado el estado de salud de nuestra mascota, es fundamental poner atención en su rutina, para averiguar por qué nuestro perro se está deprimiendo.

Ansiedad, estrés y poca diversión

La mayoría de los canes domésticos saludables desarrollan síntomas de tristeza debido al estrés y al aburrimiento. Y ello gracias a la falta (o deficiencia) de actividad física, a la soledad o al excesivo tiempo en casa.

Si queremos ver a nuestro mejor amigo contento y bien dispuesto, tendremos que dedicarnos a estimular su cuerpo y mente. Y lo primero que debemos entender es que la felicidad de nuestras mascotas depende en gran parte de nosotros.

No importa lo independiente que un animal pueda ser por su propia naturaleza; la falta de afecto y una rutina negativa podrán enfermarlo severamente.

5 consejos para ofrecer una rutina más feliz a tu perro

Tan importante como saber si un perro es feliz, es entender cómo hacer para garantizar que su rutina sea activa y saludable. Es importante seguir estos cinco consejos:

Proporcionarles una alimentación equilibrada

La tristeza en un perro puede ser, en realidad, una falta de energía ocasionada por una deficiencia alimentaria. Para estar saludable y feliz, un can necesita recibir los nutrientes necesarios para su organismo. Por ello, jamás debemos descuidar de la dieta de nuestro mejor amigo.

Realizar actividades físicas de forma regular

Los ejercicios son esenciales para mantener nuestros perros activos y evitar el aburrimiento, así como combatir el sobrepeso y las enfermedades asociadas.

Consejos para tener un perro feliz

Cuando vivimos en ambientes reducidos, como pisos, los paseos diarios son el mejor aliado para mantener a nuestros mejores amigos en buena forma. Lo ideal es llevarlos a pasear al menos dos veces al día, de 20 a 40 minutos.

Reservar un tiempo solo para ellos

Nuestros días son cada vez más agitados, trabajamos tanto y tenemos tantas responsabilidades que nos olvidamos de separar un tiempo para dedicarnos a quien tanto nos quiere. Esta falta puede ser muy perjudicial para la salud física y psicológica de nuestros afectuosos compañeros.

Si queremos ver a nuestro perro contento, debemos comprometernos diariamente con su educación, actividad física, alimentación, y demás cuidados básicos.

Estimular su mente

Un perro en buena forma también puede desarrollar síntomas de tristeza cuando su mente no es tan estimulada como su cuerpo. Así como preferimos un buen pienso balanceado para nutrir su cuerpo, debemos elegir los mejores juegos, ejercicios y trucos para alimentar su mente. Lo ideal es empezar a adiestrar y socializar a nuestro perro cuando todavía es un cachorro.

No descuidar de su medicina preventiva

Para prevenir cualquier enfermedad que pueda quitar la alegría de nuestro mejor amigo, es esencial proporcionarle una adecuada medicina preventiva.

Un perro feliz y saludable debe pasarse periódicamente por el veterinario, tener su carta de vacunación y desparasitaciones respetadas, y hábitos de higiene reforzados.