Reglas para hacer que tu perro sea feliz

Para conseguir que tu perro sea feliz, puedes utilizar algunas pautas básicas. Lo primero, antes de decidir tener una mascota, debes asegurarte de que cuentas con el espacio suficiente en tu hogar.

También debes considerar para que el perro sea feliz que tienes que disponer de tiempo para él, para cubrir sus necesidades básicas. No solo las fisiológicas, también su necesidad de juego, de cariño, etc.

Un lugar adecuado para que el perro sea feliz

El sitio elegido tiene que ser confortable, bien ventilado para evitar malos olores, y a la vez ser higiénico, para todos los habitantes de la casa. También es importante que el sitio para que tu perro sea feliz sea proporcionado a su tamaño.

Una vez que el perro entre en casa, hay que considerar que ellos necesitan tiempo para aprender las normas del hogar y para conseguir controlar sus necesidades fisiológicas.

Alimentos

galleta perro

Una comida de buena calidad es fundamental para la salud y el bienestar del animal.

Tienes que darle alimento especial para perros, ya que estos están preparados para mantener su pelaje en buen estado de salud, brillante y hermoso. No hay que usar sobras de tu comida.

Envejecer, pero que el perro sea feliz

  • Tienes que ayudar a tu perro a envejecer con dignidad. Debes sacarlo a pasear por lo menos 10 minutos al día para que se ejercite y pueda estirar sus articulaciones. Es sencillo hacerlo feliz.
  • Caminar es un buen ejercicio para los dos, perro y dueño ambos. Además, esto ayudará a establecer y fortalecer los lazos afectivos a través de esta divertida actividad.
  • Los perros deben bañarse dos veces al mes. No hay que excederse o ellos podrían sufrir algún tipo de afección en la piel.
  • Eliminación de parásitos que hacen infeliz a tu mascota, originan alergias y provocan enfermedades. Hay que consultar al veterinario y obtener información sobre los tratamientos para eliminarlas.
  • Tu perro necesita jugar. Hay que dedicar el tiempo suficiente a ello, y el animal nos compensará con mucho cariño.
  • Agua fresca, es fundamental para la salud de tu perro. Mantendremos su bol lleno de agua y la cambiaremos a diario.

Galletas, regalos, excursiones y mucho más

  • Cuando se porte bien, obedezca, etc., los complaceremos con una galleta especial para perros. No hay nada que demuestre mejor nuestro cariño que ofrecer su bocadillo favorito. Son refuerzos positivos.
  • Una excursión. Igual que te ocurre a ti, a tu perro le encantará el cambio de aires, tanto si lo llevas al campo como a dar un paseo rápido por un parque cercano.
  • A muchos canes también les encanta nadar, por lo que podrías llevarlo a una playa donde admitan la entrada de mascotas, como ríos, piscinas apropiadas, etc. Antes deberás asegúrate que le gusta el agua.
  • Cuidado con la medicina en casa. No tienes que hacer de médico sin serlo. La medicación para las personas puede tener efectos negativos en los perros.
  • El profesional de la clínica veterinaria nos dará los remedios apropiados. Es una buena idea preguntar al veterinario qué debe contener un botiquín de primeros auxilios para perros. Con ello podremos salvar la vida de nuestra mascota.

 Un cachorro recién llegado

Cuando traes un cachorro para vivir en tu casa, tienes que adaptarla para evitar cualquier accidente. Tienes que retirar cualquier objeto que pudiese herir a un animalito curioso y muy juguetón. Algunos bordes cortantes podrían herirlo.

En tu agenda telefónica tienes que incluir el teléfono del veterinario, además de un número de urgencias. Puede que te haga falta en el momento menos pensado.

Los juguetes para tu amigo tienen que ser seguros cien por cien. Algunos juguetes contienen productos químicos dañinos para la salud. Presta especial atención a las piezas pequeñas que hay en el hogar, que tu cachorro podría tragar.

El lenguaje perruno

feliz vida con tu perro

La comunicación con tu perro puede ser perfecta si tú quieres. Él no puede hablar, pero puede hacerte entender cómo se siente a través de su lenguaje corporal.

No dejes de observar. La cola es un buen indicativo. Si la tiene baja significará miedo y ansiedad, si la mueve es feliz.

Cuando llames a tu perro, asegúrate de hacerlo en un tono de voz dulce y amigable. Evita gritarle, probablemente ellos no entiendan las palabras, pero sí pueden entender las emociones.

Una cuestión importante si pasas demasiado tiempo fuera de casa y tienes un perro, es que pienses en tener otro can para que tenga compañía y así podrán entretenerse juntos. Si esto no es posible, podrías conseguirle un cuidador de perros por horas.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar