¿Cómo se trata la artritis en un perro?

Francisco María García · 16 agosto, 2017

Igual que las personas, los canes también pueden padecer de artritis. Esto sucede comúnmente cuando el animal envejece. Sus huesos comienzan a debilitarse, y empieza el problema. Para tratar la artritis en un perro, deben de llevarse a cabo una serie de estrictas pautas.

¿Qué es la artritis en un perro?

La artritis en un perro es una enfermedad que inflama las articulaciones. Al inflamarse estas, los huesos también se ven afectados. Existe una gran variedad de causas para la artritis en un perro. Ellas son:

  • Una infección
  • Causas genéticas
  • Un golpe o lesión
  • Mecanismos autoinmunes en el organismo del animal, que hacen que el cuerpo se ataque a sí mismo
  • Artritis degenerativa, padecimiento que afecta a los perros más viejos

Es común que la artritis en un perro se presente en edades ya avanzadas del animal. Sin embargo, existen casos de artritis en perros jóvenes. Esto puede ser debido a un golpe o lesión, que haya originado el padecimiento de manera temprana.

Hoy en día uno de cada cinco perros padece de artritis, o alguna afección relacionada con esta patología.

Síntomas de la artritis en un perro

Muchas personas obvian el hecho de que, al llegar a viejos, sus perros comenzarán a caminar mal. Pero, si la artritis es detectada a tiempo, puede tratarse de manera muy eficaz. Al menos, para evitarle el dolor al animal, y mantener su figura en las mejores condiciones. Es necesario estar muy pendiente ante los síntomas de la artritis en un perro. Estos son:

  • Rigidez.
  • El perro ya no realiza ciertos movimientos, que antes si realizaba. Por ejemplo, gestos faciales.
  • El animal muestra dificultad a la hora de saltar o subirse a la mesa, sillón o escaleras.
  • Cada vez le es más difícil el simple hecho de tumbarse y luego levantarse.
  • Las articulaciones del animal comienzan a verse inflamadas.
  • En ocasiones, se escuchan “ruidos” en las articulaciones del animal, cuando este realiza algún movimiento.
  • Dolor articular. Pueden notarse quejas constantes en el animal, al moverse.

Tratamiento del veterinario para la artritis en perros

Al notar cualquiera de los síntomas nombrados anteriormente, será necesario llevar al perro al veterinario. El profesional diagnosticará si el animal padece de artritis o no. Si el diagnóstico es que el perro padece artritis, el veterinario aconsejará un tratamiento a seguir. La finalidad de dicho tratamiento será aliviar el dolor, y frenar el avance de la enfermedad.

Existen diversas opciones en cuanto a tratamientos veterinarios para la artritis. Todo dependerá del caso en particular:

  • Fármacos: es un tratamiento que incluye antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios.
  • Suplementos alimenticios: se recomiendan suplementos como el Omega 3 o el sulfato de condroitina, los cuales ayudarán a regenerar los cartílagos dañados. De esta manera, las articulaciones comenzarán a sanar.
  • Intervención quirúrgica: esta es la menos frecuente de las opciones. Sin embargo, dependiendo del caso, el veterinario podrá optar también por operar al animal.

¿Cómo cuidar a un perro con artritis en casa?

Además del tratamiento que asigne el veterinario, también se podrá cuidar al animal en su propio hogar. Para esto, es necesario seguir una serie de hábitos y rutinas. Todo con tal de que el perro sufra lo menos posible.

A la hora de cuidar a un perro con artritis, es importante evitar que coma en exceso. La obesidad solo empeorará el dolor y el estado de sus articulaciones. Es simple: a mayor peso corporal, mayor trabajo para las articulaciones y huesos. Sobre todo, si el perro es anciano.

Autor: LuAnn Snawder Photography

Será recomendable cambiar la dieta del animal y sustituir alimentos elaborados y de mala calidad, por comidas caseras y sanas. Los hábitos alimenticios del animal deberán de ser de la mayor calidad posible. La cúrcuma, por ejemplo, es una especia particularmente utilizada para tratar la artritis. Se puede incluir este producto en todas las comidas del animal.

A la hora de tratar la artritis en un perro, el ejercicio es también imprescindible. Caminatas, paseos, nadar, todo servirá. Es importante que el animal se ejercite y esté en constante movimiento. Esto ayudará a reforzar su musculatura, y también sus articulaciones.

En un perro con artritis, lo ideal es un periodo corto de ejercicio diario. No más de 30 minutos, ya que el can se cansará fácilmente debido a su condición.

La alimentación y el ejercicio físico son las dos armas más potentes para combatir la artritis en un perro.

Fuente de la imagen principal: Carol Von Canon