Requisitos para adoptar un animal

Laura Huelin · 13 marzo, 2018
Cada especie es un mundo, con sus necesidades específicas, de ahí que lo primero que haya que hacer antes de acoger un ejemplar es valorar la situación o ambiente en el que va a vivir

La adopción es una medida fundamental para luchar contra el abandono y ayudar a los perros y gatos necesitados. Sin embargo, el abandono no entiende de especies, de edades ni de razas: hoy en día se pueden acoger toda clase de animales abandonados. Si quieres poner tu granito de arena, te contamos los requisitos para adoptar un animal.

Requisitos para adoptar un animal: depende de cada animal

Nuestras preferencias personales nos inclinan a querer convivir más con un tipo de animal que otro, pero, a pesar de esto, todos los animales procuran buena compañía y se convierten en grandes amigos. Antes de decidirte a adoptar un animal no te cierres a una sola especie.

Puede que tu modo de vida no sea apto para adoptar a la especie que tenías en mente, pero déjate aconsejar por la protectora de animales en la que vayas a buscar a tu compañero: es posible que un miembro de otra especie pueda ser tremendamente feliz en tu casa y que os convirtáis en grandes amigos.

Tus horarios son importantes

Los horarios de trabajo y fuera de casa son importantísimos para elegir con qué animal convivir. Un perro necesita muchísima más dedicación que un gato; desde luego, más que roedores pequeños como hámsters. Hay animales que pueden estar solos en casa durante largas jornadas laborales y otros que necesitan más atención.

Cómo mejorar la jaula de tu hámster

Antes de adoptar un animal ten en cuenta tus horarios: también los de los fines de semana y vacaciones. Si sueles pasear por la montaña en tus días libres, o te gusta viajar, es mucho mejor opción un animal que se pueda adaptar a ese ajetreo, como un perro.

Sin embargo, si te gusta la tranquilidad y no sueles pasar mucho tiempo fuera de casa, un conejo, un gato e incluso un ave pueden ser buenas compañías.

Diferentes animales para diferentes economías

Uno de los imprescindibles requisitos para adoptar un animal es que tengas la capacidad económica de mantenerlo y atender sus urgencias médicas. Esto se debe a que después de firmar los papeles de la adopción, estos gastos serán tuyos y la protectora que te entregó al animal ya no tendrá obligaciones económicas.

Convivencia con un agapornis

Aunque no tengas una fortuna y tus ingresos sean justos, hay animales que dan menos gastos que otros. Por ejemplo, los roedores comen pequeñas cantidades y no suelen necesitar atención veterinaria. Sin embargo, los ancianos, desde perros a animales de granja, suelen pasar más tiempo en el veterinario, además de ingerir dietas especiales.

Es lógico que si no puedes pagarle las facturas a tu mascota no deberías tenerla; pero hay alternativas. Las casas de acogida están sufragadas por las protectoras, o puedes buscar una mascota que tenga pocos gastos.

Dónde vais a vivir

Desde luego, el tamaño y la forma de tu casa es otro de los requisitos para adoptar un animal que debes tener en cuenta. Vivir en una casa pequeña no te condena a no disfrutar de la presencia de mascotas, así como tener un terreno grande no te obliga a tener perro.

En una casa pequeña o apartamento los roedores, conejos, aves e incluso reptiles pueden vivir con comodidad. Son animales de reducidas dimensiones, y además no necesitan mucho espacio para desarrollarse: con su jaula de referencia y una habitación para estirar las patas será suficiente para ellos.

Burro

Es habitual tener perros en una casa con terreno, pero no es necesario. Si quieres aprovechar todos los metros y las posibilidades de tu huerta, un burro puede ser una buena opción. Además, te cortará la hierba y abonará el suelo sin que se lo pidas. Los animales de granja y de tiro necesitan muchos metros cuadrados para poder vivir en plenitud y tú podrías dárselos.

Por el contrario, los gatos suelen escaparse y ponerse en peligro en casas abiertas. Si tienes balcones o una pequeña huerta deberás cerrarlos para proteger a los mininos con los que convivas; esta clase de viviendas no suelen estar indicadas para la adopción de felinos.

Una adopción es para siempre

Ante todo, ten en cuenta que una adopción es definitiva y que vas a convivir con ese animal durante toda su vida, pase lo que pase. Antes de firmar los papeles de su adopción piensa a medio y largo plazo, y busca un animal que pueda encajar en tus planes.

Con una vida familiar estable, un perro que vaya a vivir 10 años es una buena opción. Sin embargo, si eres estudiante y piensas viajar o buscar trabajo en otras ciudades, puede ser mejor elección un animal más independiente y con una vida más corta, como un roedor, un ave o un gato.

La adopción es uno de los métodos más éticos y que nos benefician como sociedad para conseguir una mascota. Se abandonan miles de animales al año y todos ellos necesitan una familia definitiva que cuide de ellos, y este problema no entiende de razas ni de especies. Si quieres convivir con una mascota, acércate a una protectora de animales cercana y pregúntales qué animal se adaptaría a ti.