5 reptiles domésticos para tener como mascota

3 agosto, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Samuel Sanchez
¿Te quieres iniciar en el mundo de los animales exóticos pero no sabes por dónde empezar? No te preocupes, pues aquí tienes 5 reptiles que son aptos como primera mascota.

El mundo de los animales exóticos es tan fascinante como peligroso. Existen muchísimas especies de reptiles y anfibios que se tienen como mascota, pero no todas ellas se adaptan bien a la vida en cautiverio y algunas poseen toxinas y venenos nada desdeñables. A esto hay que sumarle que algunos de estos animales se sustraen de su medio natural para ser vendidos, algo poco ético y perjudicial para el ambiente.

Tener un reptil en casa no es solo una responsabilidad con el ejemplar, sino con todo el ecosistema. Tal y como indica la revista Naturemiles de especies de animales exóticos están en peligro de extinguirse, en parte, por la venta y sustracción de individuos adultos de su ambiente natural. Si quieres hacerte con un lagarto, este siempre debe de provenir de un criadero.

A continuación, te mostraremos 5 especies de reptiles que se pueden tener como mascota sin problemas. Para elegir a los representantes, hemos factorizado lo siguiente: facilidad de cuidados, disponibilidad en las tiendas, registro de cría en cautiverio y comportamiento de la especie. No te lo pierdas.

1. Gecko leopardo (Eublepharis macularius)

El gecko leopardo es el ejemplo perfecto de mascota exótica para novatos. Se trata de un animal de cuidados fáciles, nada agresivo y que, por suerte, lleva décadas criándose en instalaciones especializadas. Además, debido a la selección genética se han creado muchísimos morfotipos llamativos de esta especie, por lo que su variedad es apabullante.

Nativo de desiertos del sur de Asia, este reptil requiere un terrario seco y con un gradiente de calor. Para lograr imitar su ambiente natural, puedes colocar un sustrato de arena cálcica especial para reptiles y abundantes troncos huecos que le sirvan como refugio. Es necesario hacerse con una manta térmica y colocarla por debajo del terrario para que el reptil pueda solearse cuánto desee.

  • Dimensiones del terrario: 60 x 30 x 45 centímetros de largo, alto y ancho para un solo ejemplar. Mucho más se si quiere alojar a un grupo.
  • Temperatura: unos 25 ºC en la zona fría y 32-33 ºC en la caliente.
  • Humedad: la humedad relativa debe ser baja, pero puedes mojar un poco la parte fría del terrario una vez a la semana.
  • Dieta: exclusivamente insectívora. Este reptil come cucarachas, grillos y gusanos. No hay que abusar de los gusanos, pues tienen un contenido graso demasiado alto.
  • Compatibilidad: los machos pueden ser agresivos entre ellos. Por esta razón, si se desea juntar un grupo, este debe estar compuesto por 1 macho y 2-3 hembras.

Utilizar arena normal en el terrario puede provocar graves problemas intestinales en el reptil. Si no tienes arena especial, mejor que te decantes por papel higiénico como sustrato.

Un gecko leopardo con sus crías.

2. Gecko de cola gorda (Hemitheconyx caudicinctus)

Muy similar al gecko leopardo y pariente directo suyo, el gecko de cola gorda es otro de los reptiles ideales como mascota. Esta especie es endémica del oeste de África y se distribuye desde Senegal hasta Camerún, pero prefiere ambientes mucho más húmedos y oscuros que E. macularius.

Aunque los parámetros generales citados para la especie anterior se pueden aplicar casi de forma exacta con esta, hay que tener en cuenta una cuestión: requiere mucha más humedad. Por ello, se recomienda colocar en el terrario un sustrato de fibra de coco, musgo y plantas naturales que otorguen un ambiente algo más “templado”, sin llegar a lo tropical.

Esta especie requiere una humedad relativa del 70 % de forma aproximada. Para llegar a este parámetro, se debe rociar con agua el sustrato periódicamente.

Uno de los reptiles ideales como mascota.

3. Pogona (Pogona vitticeps)

La pogona es una especie de saurópsido de la familia de los agámidos que lleva mucho tiempo instaurada en el hobby de los animales exóticos. A pesar de presentar cuidados bastante sencillos, debes tener en cuenta que un ejemplar adulto de esta especie alcanza hasta 60 centímetros de largo, por lo que necesitará una instalación bastante grande para estar a gusto.

Además, este reptil tiene una “dificultad” añadida en lo que a cuidados se refiere, pues requiere una fuente de luz especial ultravioleta para poder desarrollarse correctamente. Mejor que una manta eléctrica, en este caso también se debe colocar un foco que emita calor en la parte superior del terrario, con el fin de crear el hot-spot sobre una roca.

  • Dimensiones del terrario: 150 x 60 x 60 centímetros de largo, alto y ancho para mantener a un trío, 1 macho y 2 hembras. Nunca se deben juntar 2 machos, pues son muy territoriales.
  • Temperatura: entre 28 y 30 ºC en la zona fresca y unos 40 ºC en el hot-spot. La temperatura puede descender a unos 25 ºC durante la noche.
  • Humedad: como estamos ante otra especie desértica, la humedad relativa debe ser muy baja, entre un 35 y un 40 %.
  • Dieta: las pogonas son omnívoras. Se deben alternar aportes proteicos en forma de insectos con verduras, frutas y hojas frescas. El calcio es importantísimo para el desarrollo de estos reptiles.
  • Compatibilidad: estos animales se pueden mantener solos o en grupos de 1 macho y 2 hembras.

El sustrato ideal para esta especie es una arcilla compacta o tierra desértica que se endurezca con la adición de agua. De nuevo, la arena nunca es una buena opción.

La lipidosis hepática en reptiles puede ser letal.

4. Gecko crestado (Correlophus ciliatus)

El gecko crestado es una especie de gecko nativa de Nueva Caledonia, un archipiélago situado en el océano Pacífico. Aunque se lleve criando en cautiverio varios años, cabe destacar que este reptil se encuentra en estado “Vulnerable (VU)” en su ambiente natural. Por ello, adquirir ejemplares sustraídos de su ambiente puede ser extremadamente perjudicial para la biodiversidad.

A diferencia del resto de especies citadas, esta es eminentemente arborícola y requiere un ambiente tropical, con plantas vivas, ramas y múltiples escondrijos en los que refugiarse. A pesar de ser un animal nocturno, también se recomienda la implementación de una luz UV durante el día para simular el ambiente natural del reptil.

  • Dimensiones del terrario: 45 x 60 x 45 de largo, alto y ancho para un ejemplar. Como hemos dicho, en este caso es más importante la altura que la anchura.
  • Temperatura: es necesario un punto de calor de unos 28 ºC y una temperatura general de 25 ºC. Por la noche, la temperatura puede bajar.
  • Humedad: al ser una especie tropical, requiere una humedad relativa del 60-80 %. Esto se consigue adicionando plantas naturales al terrario y rociando diariamente con agua la instalación. El sustrato de fibra de coco también acumula bien el agua.
  • Dieta: son animales eminentemente insectívoros, pero también consumen frutas. Se debe complementar la ingesta proteica con papillas especializadas para geckos crestados.
  • Compatibilidad: son animales solitarios, así que es mejor mantenerlos solos. En caso de querer juntar más de un ejemplar, siempre deben ser hembras.

Este reptil que se puede mantener como mascota vive mejor si está solo. 

Uno de los reptiles que se tienen como mascota.

5. Escinco de lengua azul (Tiliqua gigas)

Tiliqua gigas es una especie de lagarto de la familia de los escincos que destaca por su cuerpo alargado y sus extremidades cortas. A pesar de su tamaño (unos 60 centímetros) es un animal muy apacible que se deja manejar sin mayores problemas. Además, es extremadamente longevo, pues con los cuidados adecuados puede llegar a vivir hasta 30 años.

Esta especie es endémica de los suelos de la isla de Nueva Guinea y no debe confundirse con su pariente cercano, Tiliqua scincoides. Esta última especie se puede encontrar en Australia y requiere un ambiente bastante más seco que el reptil que aquí nos atañe, así que los parámetros que te citamos a continuación no se aplican a ella. De todas formas, ambos son buenos reptiles mascota.

  • Dimensiones del terrario: 1,2 x 0,6 x 0,6 metros de largo, ancho y alto para mantener a un ejemplar. Este reptil requiere una instalación grande para desarrollarse correctamente.
  • Temperatura: 25 ºC en la zona fría del terrario y unos 32-33 ºC en la parte caliente. La temperatura puede bajar por la noche.
  • Humedad: al ser una especie tropical, requiere una humedad relativa que oscile entre el 60 y el 90 %. Elegir un sustrato que acumule agua y colocar musgo en la instalación puede ayudar a retener agua.
  • Dieta: son animales omnívoros y adoran comer frutas, verduras, hojas frescas e invertebrados vivos o muertos, como gusanos, cucarachas y grillos. También se les puede ofrecer paté y comida de perro de forma esporádica.
  • Compatibilidad: estos animales se pueden mantener por parejas, pero sexarlos es muy difícil. Por ello, son reptiles mascota que se suelen alojar en solitario.
Un lagarto saca la lengua.

¿Qué te ha parecido esta lista de reptiles como mascota exótica? Si alguno de ellos te ha llamado la atención, no dudes en investigar más sobre su biología y requerimientos, pues los datos aquí brindados son solo pinceladas generales sobre sus cuidados. Recuerda que tener un animal en tu hogar es una fuente de disfrute, pero también una gran responsabilidad.

  • Siriwat, P., Nekaris, K. A. I., & Nijman, V. (2019). The role of the anthropogenic Allee effect in the exotic pet trade on Facebook in Thailand. Journal for Nature Conservation, 51, 125726.
  • Warwick, C. (2014). The morality of the reptile" pet" trade. Journal of Animal Ethics, 4(1), 74-94.
  • Cain, C. R., Tyre, D., & Ferraro, D. (2009). Incidence of Salmonella on reptiles in the pet trade. RURALS: Review of Undergraduate Research in Agricultural and Life Sciences, 4(1), 1.