Razas de perro españolas

Francisco María García · 2 noviembre, 2018
Conoce cuáles son las razas españolas de perros. Desde los más pequeños hasta los más fuertes y protectores.

Tienen su propia identidad, son nobles e inteligentes. Las razas de perro españolas, reconocidas como autóctonas por la Real Sociedad Canina de España, tienen una historia de tradición, lealtad y trabajo.

Desde tiempos ancestrales, el hombre ha venido domesticando al perro para realizar juntos distintas actividades de caza y pastoreo. Con el paso de los años, los canes se fueron convirtiendo en compañeros de guía, de guardería, vigilantes y mascotas.

Una gran variedad de razas

Las razas de perro españolas ofrecen diversidad de formas, colores, tipos y tamaños. Según estudios científicos, todos provienen de su antepasado ancestral, el lobo, y hoy están arraigados en distintas zonas del país.

Muchas razas de perro españolas fueron rescatadas y conservadas, tras encontrarse en vías de extinción. El listado de la Real Sociedad Canina de España, aprobado por la Federación Cinológica Internacional (FCI), da cuenta del éxito de esa tarea.

Un caso emblemático es el del alano español, que llegó a considerarse extinguido durante buena parte del siglo XX. En 1980, cinólogos españoles se dieron a la tarea de recuperar la raza. Se había perdido básicamente por el mestizaje con perros bóxer y mastín.

Los científicos encontraron ejemplares de alano en Vizcaya y Burgos, para una base de crianza. Hoy exponen la recuperación de la hermosa y autóctona raza como una realidad.

En el mundo están documentadas por la Federación Cinológica Internacional (FCI), 337 razas reconocidas. De ese total, 21 son autóctonas españolas. La Real Sociedad Canina de España dividió la lista en grupos, para destacar su talla, peso, color, contextura, pelaje y procedencia.

Pastor mayorquín y boyeros

En el grupo uno de la lista, están los perros de pastor mayorquín y perros boyeros, con excepción de los suizos. Incluye Ca de Bestiar, Gos d´Atura Catalá, majorero, euskal artzain txakurra, pastor garagiano y leonés de pastor.

Originarios de las Islas Baleares, son animales de talla grande, peso mediano, negros o con una mancha blanca en el pecho. Son rústicos, musculosos y ágiles, de pelo corto y largo.

Perro boyero.

Pinscher y schnauzer

El grupo dos se conformó con perros tipo pinscher y schnauzer, molosoides, de montaña y boyeros suizos. Se conocen como mastín español, mastín del pirineo, dogo mallorquín (Ca de Bou), presa canario (Dogo Canario-FCI) y alano español.

Provenientes de las Islas Baleares, estas razas de perros son ideales para guardería y defensa; en el pasado se les utilizó como protección contra lobos y osos.

Terriers y ratoneros

En el grupo tres fueron ubicados los terriers y los ratoneros bodeguero andaluz y valenciano, oriundos de Andalucía. Son ágiles y rápidos, ideales para la caza de ratas y ratones.

En el listado mundial de razas, el grupo cuatro está reservado a los alemanes teckels, también llamados dachshund o perro salchicha. En el registro de razas españolas, este espacio aparece en blanco, al igual que el nueve.

Spitz y primitivos

Los perros tipo spitz y tipo primitivo conforman el grupo cinco. Son los podenco canario, podenco ibicenco (Ca Eivissenc) podenco andaluz, maneto, podenco valenciano. Naturales de Andalucía, son especiales para la caza menor, que practican de noche o de día.

Sabuesos o de rastro

Los perros sabuesos o de rastro y razas semejantes conforman el grupo seis. El sabueso español es un perro de caza menor, que puede incursionar en las mayores. Es de talla media, esqueleto compacto y fuertes miembros; tiene largas orejas, un pelaje liso, pegado y fijo y una mirada dulce.

Perros de muestra

Perdiguero de Burgos.

En el grupo 7 están los perros de muestra. El perdiguero de Burgos y el pachón navarro son muy apreciados por los cazadores. Rústicos y duros en cualquier terreno y tipo de caza, son obedientes y fuertes.

De caza y de agua

Los perros cobradores de caza, levantadores de caza y los de agua integran el grupo ocho. Son perros de pastoreo, cazadores y ayudantes de pescadores. Su existencia es muy antigua en la península y la población más numerosa está en Andalucía, donde desempeñan funciones de pastoreo.

El imponente galgo español

En el grupo 10 aparece el galgo español, conocido desde la edad antigua. Es un perro especial para la caza de liebres por su rapidez y agudo sentido de la vista. También es útil en la persecución de jabalíes, zorros o conejos; ha sido un can de exportación y es uno de los padres del galgo inglés.

Estas razas de perro españolas, algunas recuperadas de una extinción casi segura, son trabajadoras, leales e inteligentes. El conocimiento de su historia potenciará ese orgullo por lo nuestro, arraigado en estas hermosas tierras.