El Teckel, también conocido como perro salchicha

Francisco María García 31 agosto, 2017

El famoso perro salchicha arranca muchas sonrisas por donde pasa. Pero poca gente sabe que su verdadero nombre es Teckel y que su carácter puede ser aún más encantador que su apariencia.

En verdad es muy difícil disgustar de un Teckel. Son fatalmente conquistadores con sus patitas tan cortas, cuerpito alargado e orejas pendulares.  Su gracia se refleja claramente con la cantidad de perros salchichas que desfilan por las calles de todo el mundo.

La peculiaridad del temperamento y la capacidad de aprendizaje de estos pequeños perros son muy importantes. Por eso, para preferir o reconsiderar tener un Teckel hay que conocerlo mejor.

¿Cuál es la historia de los Teckel?

Los perritos salchicha poseen muchos nombres alrededor del mundo. Dos de ellos son considerados oficiales para denominar la raza: Teckel o Dachshund.

Actualmente hay una enorme variedad de colores, pelajes, tamaños y apariencias para este perrito. Incluso poseen una especie de club de fans formado por los dueños y adoradores de la raza.

Gracias a tu potente olfato, acompañaban los cazadores alemanes desde el siglo XV. Su tarea se desempeñaba con labores de rastreo y persecución de la presa. En aquella época eran llamados perros-tejón o excavadores y descendían de los Deutsche Bracken (los primeros sabuesos alemanes).

Posteriormente, fueron cruzados con perros terrier de pequeño porte. Y de esa experiencia evolucionaron los Teckel tal como los identificamos hoy en día. Heredaron la habilidad cazadora y en ímpeto de los terrier, y deben la morfología alargada y veloz a los sabuesos.

Esta es la teoría más aceptada para el surgimiento de los perros salchicha. Sin embargo, no es la única existente. Fueron encontradas esculturas de un antiguo faraón egipcio donde se le representa al lado de su perro. Y es un animal con apariencia muy similar a un Teckel.

Independiente del siglo y del idioma, estos pequeños animales siempre son representados gracias a su valentía y fidelidad.

¿Cuáles las principales características de un Teckel?

Su morfología que ocasiona mucha simpatía. Pero el físico de un Dachshund posee muchos más detalles que su cuerpo salchicha. Igual que todas las razas, el Teckel posee un padrón estético.

Una hembra de Teckel normal posee de 20 a 22 cm de altura y pesa de 5 a 14 kg. El macho sigue las mismas especificaciones.

Cuando se trata de un Teckel miniatura, el tamaño promedio de hembras y machos varia de 12 a 15 cm de altura y de 0.5 a 5 kg de peso.

La raza se caracteriza por el cuerpo alargado y las patas muy cortas. Estos perros poseen pequeño porte, orejas pendulares y su nariz casi toca el piso gracias a su baja estatura. Su personalidad es activa, de mucha iniciativa y curiosidad. Difícilmente quedan quietos mientras son jóvenes.

Su nariz queda tan cerca al piso que muy difícilmente cualquier olor se les escapa. El potente olfato se combina las orejas pendulares (“caídas”) y la facilidad para adquirir velocidad y adentrar en diferentes tipos de terreno.

El Teckel más común de encontrar

El Dachshund padrón y de pelo corto es la variedad más popular de la raza. Su carácter es de un auténtico terrier. Es un perro corajudo, curioso y activo. Les encanta salir a jugar al aire libre, correr y ejercitarse libremente, cavar y cazar en el suelo, olfatear y buscar juguetes y huesos.

Un Teckel normalmente recibe muchos mimos en su hogar. Y les encanta las caricias de su amo, las reclaman continuamente. Pero son perros muy independientes e inteligentes que no deben ser sometidos al sedentarismo.

Su pequeño porte y conducta juguetona les hacen una excelente opción para acompañar a los niños y ser la mascota familiar ideal.

Los Teckel de pelo largo acostumbran parecerse menos con los terrier. Son más quietos, ladran muy poco y no tienen tanto instinto cazador. En el caso de los miniatura, son más tímidos y más independientes.

¿Cuáles los cuidados específicos con un Teckel?

La versión de Teckel de pelo corto es extremadamente sociable, aprende muy rápido y es obediente. Su pelaje no necesita más cuidados que la higiene regular.

La versión de pelo largo necesita ser cepillada de 2 a 3 veces por semana además de la higiene regular.

Todos los Teckel necesitan mucho ejercicio para gastar su energía y evitar los problemas de sobrepeso.

Te puede gustar