La raza anglo-francesa, comportamiento y entrenamiento

Camila O.Thomas · 30 abril, 2019
La raza anglo-francesa es una raza de perros cazadores con cuerpos musculosos y ágiles; descubre las características y necesidades de estos atléticos especímenes

La raza anglo-francesa es en realidad un conjunto de razas con características muy similares entre sí. Como su nombre indica, son muy apreciados y populares en Francia. A pesar de esto, casi no son conocidos fuera de esta nación.

Esta raza se caracteriza por especímenes con finas habilidades de cazadores y mucha energía. Como muchos otros perros cazadores, la raza anglo-francesa se caracteriza por su inteligencia.

Los anglo-franceses son una serie de razas que solo se diferencian unas de otras en su color y tamaño. El anglo-francés es el resultado de la combinación desde siglos atrás de cazadores franceses y cazadores ingleses.

En la actualidad existen tres variaciones principales dentro de la raza anglo-francesa. Estas son: el cazador anglo-francés tricolor, el cazador anglo-francés blanco y negro y el cazador anglo-francés blanco y naranja.

Los anglo-franceses tienen mandíbulas muy fuertes con las que pueden atrapar presas y no dejarlas ir. Esta raza puede nadar muy bien, y avanza con increíble velocidad sobre tierra firme.

Características físicas de los anglo-franceses

Un perro anglo-francés pesa, en su adultez, cerca de los 25 kilogramos. Su altura ronda el medio metro, con una complexión musculosa y delgada.

Raza anglo-francesa: características

Su pelaje es suave y bastante corto, con dos o tres colores a la vez. La mayor parte de los cazadores anglo-franceses tienen el pecho más claro que el resto del cuerpo.

Al igual que muchas otras razas de perros cazadores, la raza anglo-francesa tiene un cuello bastante largo y un hocico alargado. Estas cualidades les permiten olfatear y seguir rastros con más facilidad, pues están más cercanos al suelo.

En comparación con otras razas, la anglo-francesa parece tener una cabeza ligeramente más grande en proporción con su cuerpo. Siempre tiene ojos de color marrón y orejas largas que caen a los lados de la cabeza.

La raza anglo-francesa tiene un cuerpo atlético y estrecho, con espalda equilibrada y recta. En general, esta raza de perros es bastante agradable desde el punto de vista estético, y en Francia son los perros cazadores más populares.

Entrenamiento para tu perro cazador

La raza anglo-francesa es bastante independiente: adora tomar sus propias decisiones y actuar como quiere. Por esta razón, el entrenamiento debe ser constante.

Raza anglo-francesa: entrenamiento

Debido a la personalidad autónoma de estos perros requieren que su entrenador sea paciente y perseverante. Por fortuna, los anglo-franceses también tienen un temperamento calmado cuando no se encuentra en medio de la caza.

Históricamente, los entrenadores de esta raza llaman Chasse-a-courre al tipo de caza que practican los anglo-franceses. Esto significa que la manada de perros persigue a la presa y la mata.

Este tipo de caza es distinta que la «Chasse-a-tir», o caza de tiro. En esta segunda situación, los perros persiguen a la presa guiándola hacia las armas de los hombres.

Cuidados de la raza anglo-francesa

La raza anglo-francesa no es una raza con predisposiciones genéticas a ciertas enfermedades. Sim embargo, es importante que sus cuidadores estén atentos ante la aparición de problemas comunes en la vejez.

Raza anglo-francesa: cuidados

En el caso de los anglo-franceses, al igual que otras razas de cazadores, en su vejez pueden sufrir displasia de cadera y artritis. Además, sus orejas deben ser limpiadas constantemente para evitar infecciones. También debes aasegurarte de llevar a tu perro al veterinario para evitar complicaciones cardíacas.

Recuerda que, por su naturaleza de cazadores, estos perros necesitan una increíble cantidad de ejercicio físico diariamente. Por esta razón, los anglo-franceses jamás serán buenas mascotas de apartamentos o casas con patios pequeños.

Incluso en caso de tenerlo en un espacio abierto, estos son animales que han evolucionado en manadas. Los anglo-franceses son perros intrínsecamente sociales, y necesitan su manada.

En caso de que te decidas a adquirir un espécimen de la raza anglo-francesa, debes adquirir por lo menos tres. De esta manera, podrán correr y cazar juntos, y así satisfacer su instinto.

Por estas razones, en general, esta clase de perros no son adquiridos como mascotas, sino como perros cazadores. Muy pocas veces, incluso en Francia se ve a un anglo-francés que no haya sido criado y entrenado como cazador.

A pesar de ello, es válido mencionar que la raza anglo-francesa es una de perros amigables. Se llevarán bien con niños mientras estos no sean agresivos en su trato hacia los perros. Lo mismo cabe decir de la reacción de otros animales.

  • Lange, E., & Beaudu‐Lange, C. (2009). Septal myocardial abscess in a male great Anglo‐French hound. Journal of Small Animal Practice50(6), 311-316.
  • Alderton, D. (2002)Hounds of the World. Stoeger Publishing Company.
  • Thomas, J. B. (2019)Hounds and Hunting through the Ages. Pickle Partners Publishing.