Ratonero valenciano: todo sobre esta raza

El ratonero valenciano fue reconocido como una raza oficial por la Real Sociedad Canina de España en 2004. Sin embargo, la Federación Cinológica Internacional aún no le otorga tal reconocimiento.
Ratonero valenciano: todo sobre esta raza
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 01 enero, 2022

El ratonero valenciano es un perro enérgico que destaca por sus grandes aptitudes de caza. Es muy conocido en toda la Comunidad Valenciana (España), pues se le ha utilizado para atrapar roedores pequeños en las zonas rurales. En la actualidad se ha vuelto famoso como perro de compañía, aunque necesita ciertos cuidados para controlar su carácter nervioso.

A esta raza también se le conoce como gos rater valencià. Se encuentra reconocida por el Comité de Razas de Ganado de España, pero aún no es aceptada ante los organismos internacionales que regulan la cría de perros. Sigue leyendo este espacio para que conozcas más sobre el bello ratonero valenciano.

Origen del ratonero valenciano

No se tiene certeza del origen exacto de la raza, pues solo se conocen anécdotas sobre este tema. Es posible que surgiera durante el siglo XVI en Valencia, España. Durante esta época, los mercantes de vinos que visitaban la península ibérica traían consigo perros similares al fox terrier. Estos se hibridaron con las razas locales y produjeron el linaje de los ratoneros.

Los ratoneros valencianos eran utilizados como perros de cacería, ya que servían bastante bien para atrapar roedores. Dentro de sus presas más habituales se encontraba el ratón de agua, el cual era considerado un completo manjar. Por esta razón, el can era criado como un medio de sustento económico para las familias.

Un ratonero valenciano mira a cámara.

Características de la raza

El ratonero valenciano es reconocido como un perro tipo terrier de tamaño pequeño. Su altura suele encontrarse entre los 30 y 40 centímetros, mientras que su peso alcanza los 8 kilogramos en promedio. Tiene una complexión delgada y musculosa que lo hace lucir muy atlético. Además, sus orejas son alargadas y erguidas, lo cual le da la apariencia de estar siempre atento.

Los pelos de esta raza se caracterizan por ser cortos, lisos y algo ásperos al tacto. La coloración más frecuente es tricolor con tonos negro, beige y blanco, aunque puede presentar café, castaño o una combinación de los anteriores. Su cola suele ser larga y delgada, pero algunos tutores la recortan por motivos estéticos. Recuerda que esto último no beneficia en nada al can, pero sí puede llegar a perjudicarlo mucho.

Cortar la cola de un perro por motivos estéticos se considera un acto de maltratato a día de hoy.

La apariencia y la coloración de su piel es muy semejante a la del ratonero bodeguero andaluz. Una gran diferencia es su tamaño y los patrones típicos de su pelaje. Mientras que el valenciano es pequeño y tiene un pelaje tricolor completo, el andaluz exhibe tonalidades uniformes en todo el cuerpo (a excepción de su cara) y es más grande.

Cuidados esenciales

A pesar de su tamaño, esta raza no se encuentra muy bien adaptada para vivir en hogares pequeños. Son canes muy enérgicos que necesitan ejercicio mínimo de 2 horas diarias, pues de lo contrario comenzarán a desarrollar problemas de ansiedad y de comportamiento. Además, pueden llegar a ser algo escandalosos por sus aullidos y sus ladridos, lo cual los hace pésimos para la convivencia con vecinos.

El ratonero valenciano adora convivir con sus tutores y con otros perros, por lo que es necesario llevarlo a sociabilizar de manera frecuente. Esto es bastante importante, pues no suele sobrellevar bien el abandono. Deberás evitar a toda costa dejarlo solo en casa.

Los cuidados del pelaje de este perro no son muy complicados, pues no mudan su pelo de manera frecuente. Sin embargo, sí es necesario que tengan una rutina de cepillado. De esta forma se logrará evitar problemas y se puede aprovechar el tiempo para fortalecer la relación entre el can y el tutor.

Personalidad

Los ratoneros valencianos son alegres, curiosos, atentos, fieles y protectores. Suelen demostrar una gran habilidad para alertar de los peligros a sus tutores, por lo que se les puede entrenar como guardianes. Además, sus capacidades latentes como cazadores ocasionan que suelan husmear por todos los espacios que están a su alcance.

Por desgracia, la gran cantidad de energía que tiene lo puede convertir en un perro nervioso. Para evitarlo, deberás ofrecerle al can más ejercicio del necesario, así como sesiones de sociabilización para que se adecue a convivir con extraños. El entrenamiento con refuerzo positivo es efectivo para lograr ambos cometidos, pero se debe ser constante para obtener buenos resultados.

Enfermedades del ratonero valenciano

El ratonero valenciano es una raza de la que se sabe relativamente poco en cuanto a las enfermedades que puede padecer. Su cuerpo atlético y sus requerimientos de ejercicio lo hacen ser un perro bastante saludable. Esto no significa que no pueda contraer alguna patología, sino que tiene una menor susceptibilidad ante las típicas.

A pesar de que no existe mucha información específica de la raza, es posible inferir que puede presentar cualquier enfermedad habitual en otros ratoneros. Por esta razón, se listan las patologías más frecuentes en estos perros en las siguientes líneas:

  1. Luxación patelar: es la dislocación del hueso que estabiliza la articulación de la rodilla, por lo que se genera incomodidad, dolor y complicaciones para caminar.
  2. Problemas dentales: las razas pequeñas son más susceptibles de presentar problemas como gingivitis o periodontitis, así que es esencial un buen cuidado dental de la mascota.
  3. Displasia de cadera: este problema es de origen genético. Es una enfermedad que produce malformaciones en la conexión entre la cadera y el fémur, de modo que estos huesos se desgastan e impiden el movimiento del can.
  4. Hipotiroidismo: un desequilibrio hormonal causado por la producción reducida de hormonas tiroideas. Esto genera diferentes conflictos como ganancia de peso, problemas reproductivos y susceptibilidad a enfermedades.
Un ratonero valenciano.

El ratonero valenciano no es un perro que cualquiera pueda tener, pues necesita bastante atención y espacio para que logre gastar su gran cantidad de energía. Sin embargo, si cumples con sus cuidados mínimos necesarios, ten por seguro que se convertirá en un gran compañero de vida.

Te podría interesar...
Todo sobre el Ratonero Bodeguero Andaluz
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Todo sobre el Ratonero Bodeguero Andaluz

El Ratonero Bodeguero Andaluz es una de las razas autóctonas de España. Aprende sobre los orígenes y características de este vivaz perro.



  • Rubio, M. C., Briz, R. C., & de Luján, S. H. (2001). Caracterización faneróptica del gosrater Valencià. Archivos de zootecnia, 50(191), 371-374.
  • Rubio, M. C., Briz, R. C., & de Luján, S. H. (1998). Estudio etnológico del Perro Ratonero Valenciano (Gos Rater Valencià): resultados preliminares. Archivos de zootecnia, 47(178), 479-486.
  • Cárcel Rubio, M. J., Payeras Capella, L. L., Cepero Briz, R., & Hernández de Luján, S. (2002). Estudio zoométrico comparativo entre gos rater valencià y ca rater mallorquí.
  • Rubio, M. J. C. (2006). Caracterización y tipificación racial del gos rater valencià (Doctoral dissertation, Universidad de Zaragoza).