¿Qué hacer con tu gato durante las vacaciones?

Virginia Duque Mirón · 25 mayo, 2017

Tener un animal es una responsabilidad. Por tanto, ser conscientes de qué hacer con él durante nuestras vacaciones es imprescindible. Es cierto que las mascotas son diferentes. Mientras hay algunas, como los gatos, que pueden estar hasta tres días solos en casa, hay otros como los perros que un día solo es demasiado.

Lo que hacer con nuestro gato durante las vacaciones es el tema que vamos a tratar, teniendo en cuenta qué tipo de vacaciones son.

¿Qué hago con mi gato si me voy de vacaciones?

A todos nos encantaría llevarnos nuestra mascota cuando salimos de vacaciones, pero esto no siempre es posible. Cuando suceda de este modo, hay varias opciones a tomar en cuenta.

Dejarlo en casa

Los gatos son animales de rutina. Cuanto menos se toque el entorno en el que están acostumbrados a vivir, mejor será para ellos. Obviamente, si las vacaciones son largas, debes buscar a alguien que lo cuide.

Que el gato esté en casa y un amigo o familiar vaya a echarle comida y agua es una de las mejores opciones para no trastocar mucho al animal.

Si solo sales un fin de semana, tu gato puede quedarse solo en casa. Eso sí, siempre y cuando le dejes comida y agua limpia en varios lugares del hogar, así como un par de areneros o tres.

Llevarlo donde un amigo

Si no tienes a nadie cerca que pueda hacerte el favor de ir cada día a ponerle comida a tu felino, siempre puedes optar por dejarlo en casa de alguien. Intenta que este alguien sea una persona que el gato conozca muy bien. Y, a ser posible, que no tenga otras mascotas en casa.

Esta opción es un poco más complicada para el animal que la anterior. Pero es una gran idea para irnos tranquilos sabiendo que está bien cuidado.

Guardería para gatos

Si ninguna de las anteriores opciones es viable para ti, escoger una guardería de gatos es otra posibilidad viable. No obstante, busca una con tiempo para ir a verla, conocerla. Observa cómo tratan a otros felinos que estén cuidando. Y, si es posible, lleva a tu gato para ver qué tal se siente.

Busca información y opiniones de otros clientes en Internet para asegurarte de que si dejas a tu gato, recibirá un buen trato. Seguro que hay más de una cerca de donde vives. Así pues, si alguna no te convence, no dudes en buscar otra.

Llevarlo contigo

Nadie mejor que tú conoce a tu gato. Por ello, que si crees que un viaje es soportable para él y que se adaptará rápido al lugar donde estés y te lo puedes llevar, ¡adelante!

No obstante, como te dijimos antes, los cambios de rutina en los gatos les provocarán nerviosismo y estrés. Es posible que no sea una buena idea.

Escojas la opción que escojas, ten en cuenta cómo se sentirá tu gato, y también si tú estarás tranquilo dejándolo o llevándolo.

Ten en cuenta que si te vas y lo dejas con alguien, es posible que al regresar tu animal esté arisco y reacio a acercarse a ti. Se tomará el tiempo que has estado fuera como un abandono, aunque realmente no haya sido así en absoluto.

Dale tiempo y no lo fuerces a ir a ti o a buscar tu cariño. En poco tiempo se le pasará y lo tendrás de nuevo buscando mimos.

Un animal es una responsabilidad y debemos tomar en cuenta muchos factores antes de adoptar uno. Entre ellos, el hecho de cuánto viajamos o nos movemos al año. Si trabajas muchas horas y haces varios viajes al año, te animamos a que descartes la idea de tener un animal.