¿Qué es la etología clínica equina?

La etología clínica equina se encarga de diagnosticar y tratar problemas psicológicos en caballos. ¿Quieres averiguar cómo lo hace?
¿Qué es la etología clínica equina?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 13 agosto, 2022

El estudio del comportamiento animal no solo se restringe a perros y gatos. De hecho, cualquier no humano que viva en condiciones de encierro es susceptible de desarrollar trastornos psicológicos o problemas de comportamiento.

Precisamente de este asunto se encarga la etología clínica equina: de los trastornos del comportamiento que puedan padecer los caballos. Resultante de la unión entre la etología y la ciencia veterinaria, se trata de la mejor forma de cuidar de la salud mental de los équidos. Vamos a verla en detalle.

Fundamentos de la etología clínica equina

Si la etología es la ciencia que estudia los diferentes aspectos del comportamiento animal, añadir la rama veterinaria permite diagnosticar y tratar problemas de conducta y de estado de ánimo en los caballos (en este caso). Para ello también se estudia el comportamiento normal y sano del animal.

Por tanto, ante la presencia de trastornos mentales en un caballo, acudir solo a la veterinaria o a un entrenador equino no es del todo eficaz. Para solucionar el problema es necesaria una visión íntegra y global de las necesidades psicológicas del caballo.

Un caballo come plantas.

¿Cómo se diagnostica un problema de comportamiento en un caballo?

Sobre la base del conocimiento de la conducta normal y sana del caballo se pueden detectar varias desviaciones a través de la observación directa. Esto, que normalmente lo detecta el tutor, se confirma con el examen del etólogo equino.

Por otro lado, se realiza una entrevista con el humano responsable del équido. Es importante hacer una buena anamnesis, ya que se necesita saber la frecuencia y la intensidad de ese comportamiento, así como el tiempo que lleva observándose en el animal.

Por último, también es crucial efectuar un examen físico de la salud. De esta manera se garantiza que los problemas que se están observando no son un síntoma de una enfermedad física. En caso de serlo, el tratamiento debería orientarse a esa dolencia y no al comportamiento del caballo.

Principales problemas de conducta en caballos

Al igual que cualquier otro animal, los caballos pueden desarrollar problemas de comportamiento. Con este último término no se pretende denominar aquellas costumbres del équido que molestan al humano o que dificultan algún entrenamiento, sino las que derivan de una condición de sufrimiento psicológico como el miedo o el aburrimiento.

Por tanto, de un caballo desobediente no podría decirse que tiene problemas de comportamiento. Si muerde cuando alguien lo va a montar responde a un deseo del animal de no llevar humanos encima; sin embargo, si muerde cuando no hay nada amenazante alrededor, sí es un problema de comportamiento. Dicho esto, vamos a ver los más habituales:

  • Agresividad: este comportamiento suele provenir del miedo. Si se les somete a situaciones en las que se vean acorralados a diario, establecerán la agresión como pauta defensiva habitual.
  • Trastornos alimenticios: estos problemas suelen derivar de una alimentación incorrecta por parte del cuidador. Por ejemplo, un caballo que solo tiene acceso a la comida en períodos muy restringidos de tiempo será más propenso a comer con ansiedad.
  • Estereotipias: comportamientos repetitivos y sin un fin relacionado con la supervivencia, como puede ser un balanceo continuo, morder la madera de la cuadra o tragar aire.
  • Miedos patológicos: suelen provenir de una educación deficiente o una mala socialización. De esta forma, el caballo adquiere miedos a situaciones, objetos o personas que son inofensivas, a lo que responde con conductas de huida y/o agresividad.

Terapias empleadas en la etología clínica equina

Cuando se trata de un potro, la detección de estos problemas de comportamiento a tiempo facilita mucho la terapia. En estos momentos se suele recurrir a la reconducción de la conducta a través de la familiarización con el entorno y la socialización. Se practicarán procedimientos como recibir medicaciones, subir y bajar de remolques, vendajes, etcétera.

Los potros, al estar desarrollándose, tienen mayor facilidad para corregir su conducta y reacondicionarse al ambiente.

Por otro lado, la terapia en la etología clínica equina se sustenta en 4 pilares fundamentales. Vamos a verlos a continuación:

  • Enriquecimiento ambiental: imprescindible para evitar el aburrimiento y los problemas derivados del mismo. Consiste en cambiar o aportar elementos al ambiente.
  • Psicoterapia: técnicas de modificación de conducta propiamente dichas, como la habituación o el contracondicionamiento.
  • Psicofármacos: en ocasiones se emplean como tratamiento de apoyo en casos muy graves. Algunos ejemplos son los antidepresivos, los tratamientos hormonales o los ansiolíticos.
  • Cirugías: la castración es la más habitual. Algunos caballos atemperan su comportamiento de esta manera, permitiendo a su humano y al terapeuta realizar un manejo sin peligros.
¿Conoces los signos más comunes de enfermedad en caballos?

Un caballo que vive libre o en condiciones dignas no suele desarrollar problemas de comportamiento. Por eso, una parte de la terapia del animal será mejorar aquellos aspectos de su cuidado que estén produciéndole sufrimiento. De nada sirve hacerles una terapia si después vuelven a vivir en una cuadra, nunca se debe olvidar su bienestar.

Te podría interesar...
Fiebre del Nilo Occidental en caballos: síntomas y prevención
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Fiebre del Nilo Occidental en caballos: síntomas y prevención

La fiebre del Nilo Occidental es una enfermedad vírica que puede ocasionarle serias afectaciones a los caballos. Conoce más sobre ella aquí.



  • Luna Blasio, A., & Sanabria Cera, S. Etología y bienestar animal.
  • Vallejo, R. G., & Talegón, M. I. El dolor como causa de problemas de comportamiento en caballos.
  • Hernández, D. A., & Roa, F. (2019). ADIESTRAMIENTO ETOLÓGICO DEL CABALLO. REVISTA FAGROPEC, 79.
  • Quiroga Ayala, M. (2013). Comportamientos anormales en caballos estabulados.