¿Qué es el axolotl?

El axolotl es un tipo de salamandra, pero, a diferencia de estas, no se someten habitualmente a la metamorfosis de la larva –con agallas– a la forma adulta y permanecen acuáticas durante toda su vida
¿Qué es el axolotl?

Última actualización: 21 julio, 2022

El axolotl se puede encontrar en una variedad de colores que incluyen negro, gris, dorado, albino, blanco con ojos negros y otros colores. Son relativamente fáciles de cuidar, pero viven toda su vida en el agua, por lo que debes proporcionarles un tanque que se mantenga a la temperatura adecuada.

Los axolotls (Ambystoma mexicanum) son endémicos del lago Xochimilco en México, donde se consideran en peligro de extinción por la degradación de su hábitat. Afortunadamente, esta especie agotada se reproduce fácilmente en cautiverio y es un tema popular para la investigación debido a su capacidad única para regenerar miembros enteros. Sigue leyendo este espacio y descubre más sobre el axolotl.

¿Qué es el axolotl?

El ajolote o también llamado axolotl que significa “monstruo de agua” en náhuatl, es un peculiar anfibio neoténico del grupo de los urodelos. Es decir, aparte de poseer las características físicas de una salamandra, mantiene su apariencia “joven” durante toda la vida. Debido a ello, se ha convertido en una especie única y curiosa dentro de los anfibios.

El tamaño del axolotl varía bastante, pero por lo común un adulto presenta entre los 15 y 35 centímetros de largo. En general, su apariencia física es una combinación entre la forma de un renacuajo, pero con 4 extremidades y branquias externas como si fueran su “melena”. Dichas características son resultado de una metamorfosis incompleta, a lo que en este caso se le denomina neotenia.

Comportamiento del axolotl

El axolotl es un animal relativamente resistente. Son mansos en la naturaleza, pero estas criaturas deben considerarse como una mascota de exhibición, ya que no pueden interactuar con sus dueños fuera del tanque.

Son anfibios delicados, de cuerpo blando y piel permeable, así que los axolotls no deben manipularse a menos que sea absolutamente necesario. No son animales especialmente sociales y no se benefician de tener un compañero.

Albergando al axolotl

Los axolotls pueden ser bastante más grandes que una salamandra, por lo que se recomienda al menos un tanque de peces (acuario) de 70 a 90 litros. Aunque el tanque no tiene que estar lleno de agua: el agua solo necesita ser más profunda que la longitud total del animal.

Ajolote

El tanque debe mantenerse en una habitación fresca, lejos de la luz solar intensa, y la temperatura del agua debe estar entre 14 ºC y 20 ºC. No se requiere iluminación especial para los axolotls, a diferencia de los reptiles y, de hecho, se puede apreciar un lugar para evadir la luz, como una maceta colocada de lado o un castillo de acuario.

Si se usa grava en el fondo del tanque, debe ser grava gruesa. La grava fina puede ingerirse durante la alimentación y causar una obstrucción. Algunos propietarios optan simplemente por dejar el fondo del tanque vacío, aunque otros creen que esto puede estresar un poco a los axolotls, ya que no pueden obtener un punto de apoyo en el fondo del tanque sin grava.

Usa un filtro adecuado

La mayoría de los propietarios encontrarán un acuario filtrado más fácil de mantener que uno sin filtro, puesto que el agua sin filtrar deberá ser cambiada con frecuencia. Sin embargo, si eliges tener un filtro en el tanque, la tasa de filtración debe ser bastante lenta y deben evitarse los filtros potentes que generen fuertes corrientes. Además, asegúrate de que la entrada del filtro no esté en posición de atrapar las branquias de tu axolotl.

Si tiene un filtro, la limpieza segura consistirá en usar un sifón para aspirar el fondo del tanque, y se debe hacer un cambio de agua del 20 % semanalmente. Si no estás utilizando un filtro, tendrás que hacer un cambio de agua del 20 % todos los días o cada dos días. Nunca realices un cambio de agua completo, ya que esto crea una situación en la que la química del agua cambia de manera drástica para tu axolotl.

Ambystoma mexicanum

El agua del grifo debe tener cloro o cloraminas –agregados durante el proceso de tratamiento de agua–. Por esta razón, el agua debe tener un proceso de “preparación” para eliminar componentes tóxicos por medio de soluciones disponibles comercialmente. Nunca emplees agua destilada y asegúrate de que el pH del agua se mantenga entre 6.5 y 7.5 (neutro).

El axolotl es bastante sensible a los cambios en la composición fisicoquímica del agua, así que se necesita ser muy cuidadoso con su tanque para evitar generarle problemas. Es más, existen varios hongos, bacterias y parásitos que pueden invadir su hábitat con facilidad. Debido a ello, lo mejor es evitar meter la mano u objetos ajenos a su tanque con frecuencia.

Comida y agua

En la naturaleza, los axolotls se alimentan de caracoles, gusanos, crustáceos, peces pequeños y pequeños anfibios. En cautiverio, pueden alimentarse con una variedad de camarones en salmuera, pequeñas tiras de carne de res o hígado, lombrices de tierra y otros alimentos congelados para peces de venta comercial.

Los alimentos no consumidos deben retirarse del tanque diariamente para ayudar a mantenerlo limpio. De lo contrario, se propicia el crecimiento de bacterias y hongos que pueden infectar al ajolote y hacen peligrar su vida.

Problemas de salud comunes

El axolotl es conocido por ser muy susceptible a padecer diversas enfermedades. Esto suele ser ocasionado por su sensibilidad a las condiciones de su tanque, a la mala alimentación o incluso al estrés. Entre los problemas de salud que puede sufrir la especie se encuentran los siguientes.

1. Problemas en la piel

El entorno acuático es propicio para que diferentes patógenos como parásitos, bacterias, virus y hongos crezcan con facilidad. Por ello, uno de los problemas de salud más frecuentes en los axolotls son los que afectan su piel. Estas se evidencian a través de cualquier cambio en la apariencia física de la mascota, lo cual puede ser desde una decoloración hasta la presencia de manchas en su cuerpo.

2. Problemas respiratorios

Contrario a lo que sucede en los vertebrados con pulmones, los problemas respiratorios en el axolotl son resultado de infecciones en la superficie de sus branquias. En consecuencia, la capacidad para oxigenar sus órganos se reduce e incluso puede morir en poco tiempo. Por lo común, las bacterias son las principales responsables de estas complicaciones.

3. Metamorfosis completa en el axolotl

En algunas circunstancias, el axolotl puede terminar su metamorfosis en una zona terrestre, aunque esto es estresante para el animal y no se ve con frecuencia. Además, las condiciones bajo las cuales esto sucedería naturalmente no se conocen bien.

Sabemos que la metamorfosis se puede inducir mediante cambios en las características del agua, o al complementar el axolotl con ciertas proporciones de hormona tiroidea. Por supuesto, la forma terrestre del axolotl pierde sus branquias y se restringe a respirar con unos pulmones demasiado rudimentarios. Esto ocasiona que tenga dificultades para respirar y muera en poco tiempo.

4. Obstrucción intestinal

Los axolotls a menudo comen grava o parte de su sustrato y suelen ser propensos a la obstrucción gastrointestinal y la ingestión de cuerpos extraños. Las obstrucciones intestinales son una causa común de muerte, y la grava y otros objetos en el tanque deben dimensionarse cuidadosamente.

Como te puedes dar cuenta, aunque el axolotl es un animal hermoso, curioso y muy carismático, sus cuidados en cautiverio son bastante delicados. A pesar de que su tenencia como mascota no se encuentra restringida en su país de origen, lo mejor es evitar adquirir este tipo de especies si no se cuenta con la capacitación adecuada. Recuerda que los seres vivos no son juguetes, procúralos y atiéndelos como es debido.

Te podría interesar...
Lugares para viajar y ver animales exóticos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Lugares para viajar y ver animales exóticos

Si eres de los que te gusta aprovechar las vacaciones al máximo, descubre los mejores lugares para viajar y ver animales exóticos.



  • González, H. M., & Zamora, E. (2014). Manual básico para el cuidado en cautiverio del axolote de Xochimilco (Ambystoma mexicanum). Laboratorio de Restauración ecológica, Instituto de Biologia UNAM.
  • FLORES, A. Programas de conservación de Ambystoma mexicanum (Caudata: Ambystomatidae) en el Lago de Xochimilco.
  • ZAMORA, E. S. (2011). MÉDICA VETERINARIA ZOOTECNISTA (Doctoral dissertation, UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO).
  • Akerberg, V. D. Á., Martínez, T. M. G., Hernández, A. G., & Trejo, M. V. (2021). El género Ambystoma en México¿ Qué son los ajolotes?. CIENCIA ergo-sum, Revista Científica Multidisciplinaria de Prospectiva, 28(2).