¿Qué cuidados necesita un Agapornis en casa?

Pareja de agapornis jugando

Hoy vamos a hablar de una de las aves más bellas e interesantes del mundo: el Agapornis. Estos amiguitos multicolores tienen su origen en el continente africano. Debido a su monogamia y fidelidad, se le conoce también como el inseparable o lorito del amor. Veamos cuáles son las características y cualidades de los agapornis a continuación.

Etimología del Agapornis

El nombre de Agapornis deriva de dos términos griegos. Por una parte, la palabra ágape significa amor o afecto. El sufijo ornis significa ave, luego, el nombre significa “ave del amor”. Son una especie de loros pequeños con cola corta y de un precioso colorido en sus plumas. 

Es una especie de tamaño pequeño y muy colorido. Lo que hace tan fascinante al Agapornis son los fuertes vínculos de pareja que desarrolla. Pasan mucho tiempo en pareja de forma habitual. Un vínculo tan arraigado es difícil de ver en el mundo animal. Incluso llegan a desarrollar rutinas como arreglarse las plumas el uno al otro. ¿No es muy romántico?

Características del Agapornis

El Agapornis es una especie de ave psitaciforme que vive en regiones de Tanzania y Kenia. Por su belleza, es muy común que se críe en cautividad en diversas partes del mundo. Se trata de un ave que tiene aspecto de loro, son bellos ejemplares con un precioso plumaje lleno de colorido. Tiene un tamaño medio de entre 12.5 y 15 centímetros.

Agapornis en rama

El carácter puede variar dependiendo de si es macho o hembra. Las hembras son más ariscas que los machos. Pueden imitar sonidos e incluso a la voz humana, pero nunca llegan a hablar. Como puedes imaginar, no te aburrirás con uno de estos ejemplares como mascota.

El agapornis es un animal que cuenta con más de 300 especies diferentes que viven en distintos lugares. Tanta variedad puede abrumar a cualquiera que no sea un ornitólogo pero también aporta muchas opciones a la hora de elegir mascota.

Cuidados especiales

El Agapornis es una ave bellísima que necesita unos cuidados especiales. No debemos olvidar que es un ave tropical africana. Por lo tanto el lugar donde habite, tiene que ser lo más parecido a su hábitat natural en lo posible. Debe vivir en un lugar espacioso y por supuesto siempre en compañía de su pareja.

Pareja de agapornis

No está acostumbrado a vivir con otras especies. Tendrás que respetar las costumbres de este animalito para que puedas verlo en todo su esplendor. Sobre todo, hay que vigilar que no haya perros ni gatos cerca, ya que podrían ser una presa fácil. Lo último que querrás es que tu hermoso agapornis acabe dañado.

Alimentación del Agapornis

Deben tener una dieta sana y equilibrada. En este aspecto, no se diferencia mucho de la dieta que tienen otras aves. Se alimentan de avena, alpiste, pipas de girasol o un compuesto de varias semillas. También se les puede introducir en su dieta algo de fruta, como la manzana y algunas verduras, como la zanahoria.

Pipas de girasol

Si decides introducir estos alimentos en su dieta, debes lavarlos bien y cortarlos en trozos. Son pequeñas aves que pueden atragantarse. Ellos necesitan también del calcio, que le podremos suministrar con papillas a base de huevo o hueso de jibia. No le des productos lácteos, ya que pueden perder sus plumas e incluso morir.

Crea un hogar para el agapornis

El lugar donde habite el agapornis debe estar siempre limpio y tiene que tener siempre agua fresca a mano. También tiene que estar en un lugar ventilado y con una temperatura que no tenga ni frío ni calor. Esto refleja las condiciones aproximadas de su hábitat natural.

Dos agapornis tocándose los picos

Al ser un ave tropical necesita que le dé directamente los rayos del sol. Es importante para que luzca un aspecto saludable con plumas coloridas. En invierno, debemos ponerle una bombilla ultravioleta de 5 watts al menos tres horas diarias. Así le daremos la sensación de calor a la que están acosumbrados.

A veces es necesario que pulverices agua para dar humedad a su ambiente. Mantendrás su plumaje húmedo repitiendo esta acción dos veces al día. También es muy importante que incorpores en su casa algún juguete. Estas aves necesitan ejercitarse con objetos de su tamaño aproximado para no aburrirse.

Vida en pareja

Es básico y primordial tener siempre una pareja de Agapornis si compras esta ave. Después de todo, son aves sociables que conviven en pareja. Pueden comenzar a reproducirse después del primer año de vida del ave. Te recuerdo que estas aves permanecerán juntas de por vida.

La hembra puede llegar a poner hasta 8 huevos, que cuidará e incubará durante 25 días. Pero el papá también colaborará en la crianza de las crías de forma regular. No debes separarles durante este periodo.

Agapornis en nido

Los recién nacidos nacerán con un plumaje que más adelante perderán. Después, desarrollarán su colorido y bello plumaje de agapornis adulto. Las crías abandonan el nido aproximadamente a los 40 días de su nacimiento. Estas hermosas aves tiene más secretos bajos las plumas, aprende más sobre ellas.