Problemas de espalda en perros: todo lo que debes saber

Los problema de espalda en perros pueden manifestarse de distintas maneras. Es importante identificarlos a tiempo para comenzar con su corrección y mantener a tu mascota con el mejor estado de salud.
Problemas de espalda en perros: todo lo que debes saber
Daniel Aguilar

Escrito y verificado por el veterinario Daniel Aguilar.

Última actualización: 01 agosto, 2021

Al igual que los humanos, los canes también son candidatos a padecer enfermedades y malformaciones que alteren el equilibrio en su calidad de vida. Los problemas de espalda en perros son uno de los principales y más molestos procesos que atraviesan estos animales y que, sin duda, deben ser tratados a tiempo para su adecuada corrección.

En este artículo, abordaremos las enfermedades que con mayor frecuencia afectan la espalda de tu mascota, junto a las principales razas que tienen mayor predisposición a padecerlas. Además, te hablaremos de algunos tratamientos y recomendaciones que serán un excelente apoyo para su recuperación. Te invitamos a seguir leyendo.

¿Qué razas tienen mayor predisposición a padecer problemas de espalda?

Aunque cualquier perro —sin importar su edad, sexo y raza— puede sufrir problemas en su espalda y columna, existen algunas características que aumentan la probabilidad de padecerlos. La edad es la más importante de todas.

A lo largo del tiempo, los canes de edad avanzada han tenido un desgaste natural de sus huesos y articulaciones. Además, algunos pudieron haber atravesado enfermedades que hayan deteriorado su locomoción, tales como osteoporosis y artrosis. Como resultado, es común observar problemas de espalda en perros ancianos.

¿Habías escuchado hablar sobre la condrodistrofia? Esta extraña palabra describe a aquellas razas que poseen columnas muy largas y piernas cortas. Dadas sus características anatómicas y la tensión que ejerce su distribución, los problemas en los discos intervertebrales son frecuentes en este tipo de canes. Un excelente ejemplo de perros condrodistróficos son los tan queridos teckels.

Existen otros perros cuya tendencia a padecer problemas de espalda se encuentra genéticamente predispuesta dentro de la misma raza. En el bulldog francés, la presentación de espondilitis anquilosante es muy frecuente. En labrador, gran danés, pastor alemán y demás perros de gran tamaño la estenosis lumbosacra es una enfermedad cuya manifestación no sería extraña.

Una radiografía de los problemas de espalda en perros.

Principales problemas de espalda en perros

Ya te hemos hablado de algunas enfermedades que aquejan a ciertas razas en particular, pero, ¿sabes cómo afectan a tu mascota? Sigue leyendo para que conozcas la respuesta y descubras qué otros problemas de espalda en perros son los más comunes.

Espondilopatía cervical

Esta patología es una alteración neurológica, en la cual se observa una compresión de la médula consecuente a una estenosis del canal vertebral. Dicha enfermedad podría provocar una protusión de los discos intervertebrales. La espondilopatía cervical es un tipo de problema de espalda en perros común en todos aquellos de talla grande y también en el basset hound.

Las causas que provocan esta enfermedad se atribuyen a un origen congénito. Los perros pueden presentar dolor cervical, dificultad para desplazarse, posturas anormales (se mantienen con el cuello muy levantado para disminuir el dolor) y en algunos casos podrían quedar tetrapléjicos.

Alteraciones atlantoaxiales

En la columna vertebral, las dos primeras vértebras cervicales conocidas como atlas y axis son las encargadas de realizar los movimientos rotacionales de la cabeza. Sin importar la raza, un movimiento brusco o cualquier traumatismo en esa zona pueden provocar lesiones, que van desde rupturas de ligamentos hasta fracturas de una o varias partes del cuerpo de estas vértebras.

Estas alteraciones atlantoaxiales traen consigo numerosos problemas de espalda en perros, los cuales generan muchas molestias y un decaimiento general. La manifestación de signos clínicos varía según el grado de lesión que afecte a tu mascota, sin embargo, la signología comenzará por un evidente dolor en el cuello, seguido de dificultad para caminar y, en algunos casos, renuencia a desplazarse.

El riesgo de padecer una parálisis motora total, en la que también se presente una parada respiratoria, podría traer consecuencias fatales en el paciente afectado. Ante cualquiera de estos síntomas, la visita al veterinario es obligatoria.

Discopatías

Los discos intervertebrales se localizan en los espacios que hay entre una vértebra y otra (salvo las dos primeras). Estos se encuentran rodeados de ligamentos que les dan soporte y los mantienen en su lugar. Su principal función es permitir el movimiento de la columna y actuar como amortiguadores, absorbiendo las fuerzas e impactos que reciba tu mascota.

Cuando los discos intervertebrales sufren alguna degeneración y logran invadir el canal vertebral, se provocarán diversos signos neurológicos en los canes. Al igual que en las demás patologías de las que te hemos hablando, tu mascota podría presentar un dolor localizado a lo largo de la columna. La pérdida de la función sensitiva caudal es también un signo muy común en estos casos.

Para un tratamiento eficiente, es importante realizar previamente un diagnóstico diferencial frente a otros problemas de la espalda en perros. Osteoartritis, quistes sinoviales, neoplasias óseas y varios tipos de trauma podrían confundir al profesional en el diagnóstico final, por la similitud que presentan en su signología.

Alteraciones lumbosacras

La zona en la que recae la mayor fuerza que el perro utiliza para correr y saltar se ubica en los miembros posteriores y en la región lumbosacra. Dicha región puede presentar compresiones, inflamaciones, desplazamientos y degeneraciones congénitas, aunque la patología también suele aparecer como consecuencia de otras alteraciones de la columna.

Los perros de gran tamaño —como el pastor alemán— son los protagonistas de este tipo de lesiones. En estos cánidos, podrás observar  claudicación de los miembros posteriores, arrastre de las garras en las extremidades afectadas, cola flácida y, en algunos casos avanzados, podría presentarse incontinencia fecal y urinaria.

Métodos diagnósticos

Como te habrás dado cuenta, los problemas de la espalda en perros tienen gran parecido entre sí. Por lo tanto, el uso de herramientas diagnósticas será de gran ayuda para definir el proceso por el que atraviesa tu mascota. Los principales y más eficientes métodos diagnósticos que se utiliza actualmente en clínica son los siguientes:

  • Placas radiográficas (con o sin medio de contraste).
  • Tomografía computarizada.
  • Resonancia magnética.
  • Toma de muestras (líquido cefalorraquídeo).

Recomendaciones terapéuticas en los problemas de espalda en perros

Dependiendo del tipo de problema que padezca tu can, se determinará el mejor tratamiento para que logre una rápida recuperación. Es importante seguir al pie de la letra las indicaciones dadas por el médico veterinario y ser constante con los tratamientos y recomendaciones que a continuación te mencionamos:

  • Uso de antiinflamatorios y analgésicos.
  • Aplicación de fomentos térmicos en las zonas afectadas.
  • Reducción de movimientos bruscos. Trata de mantener a tu mascota en reposo.
  • En casos graves de problemas de espalda en perros, se podría optar por intervenir quirúrgicamente al paciente.
  • La rehabilitación y fisioterapia serán excelentes aliados en su recuperación y favorecerán la disminución de posibles secuelas.
Un husky en un veterinario.

Recuerda, mantener a tu mascota con una buena nutrición, libre de problemas de sobrepeso y sin obesidad serán parte importante en la reducción del malestar provocado por los problemas de espalda. Ante cualquier signo de molestias y dolor, consulta al médico veterinario para que realice una revisión. El bienestar de tu mascota es lo más importante.

Te podría interesar...
La osteoartritis canina
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
La osteoartritis canina

En el presente artículo os hablaremos sobre una enfermedad que afecta a muchos perros, la osteoartritis canina.




Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.