Problemas en la muda de las serpientes

Eugenio Fernández · 9 diciembre, 2017

La muda de las serpientes es un proceso por el cual estos reptiles cambian su piel, especialmente durante el crecimiento, aunque lo realizarán durante toda su vida. La muda ocurrirá cada cierto tiempo y depende de muchos factores, como la especie de la serpiente, su alimentación o su estado de salud. Conocer el manejo adecuado durante la muda es parte de los cuidados básicos de una serpiente.

¿Cómo es la muda de las serpientes?

Durante el proceso de muda las serpiente son más esquivas, o incluso agresivas en caso de que insistamos en manejarlas; principalmente porque, entre otras cosas, su visión empeora considerablemente. Durante la muda de las serpientes, estos animales dejarán de comer, por lo que la alimentación de la serpiente tendrá que esperar hasta que mude completamente.

Serpiente piton
Fuente: Mariluna

La muda se realizará desde el morro hasta la cola, y la serpiente tendrá que rozarse contra elementos del terrario para eliminarla. La piel de la serpiente se vuelve más pálida y se blanquean los ojos, además de perder el brillo.

Normalmente, este proceso es limpio y completo, lo que hace que se renueve totalmente la piel. Sin embargo, pueden quedarse trozos de la piel muerta pegados al cuerpo de nuestra serpiente. En este caso, se dice que la muda de las serpientes ha sufrido una retención, que es es uno de los problemas más comunes en la piel de estos animales.

Normalmente, este proceso es limpio y completo, lo que hace que se renueve totalmente la piel. Sin embargo, pueden quedarse trozos de la piel muerta pegados al cuerpo de nuestra serpiente.

Causas de la retención de muda de las serpientes

Esta retención se puede deber a diversos motivos: es conveniente que conozcamos la humedad adecuada que se debe mantener en el terrario de la especie que tenemos. Esto es especialmente importante en regiones con clima seco.

Los problemas de muda en las serpientes también nos pueden estar indicando una patología subyacente. Principalmente hablaremos de enfermedades de la piel, tales como parásitos externos, dermatitis, heridas o demás. Otra opción es algún problema nutricional por el cual nuestra serpiente no esté adquiriendo las vitaminas ni nutrientes necesarios.

Es conveniente que conozcamos la humedad adecuada que se debe mantener en el terrario de la especie que tenemos, especialmente en regiones con clima seco.

Serpiente en el suelo

Tratamiento de la retención de muda

Aunque el tratamiento final deberá realizarlo un veterinario, es posible mejorar la hidratación de nuestra mascota, pues es la principal causa de retención de la muda en las serpientes. Para ello, podemos utilizar humidificadores, especialmente si nuestro terrario nos da el dato de humedad ambiental y conocemos la humedad ideal del ofidio en cuestión.

El uso de sustratos que retengan el agua también es recomendable, además de que siempre disponga de abundante agua en el terrario. Otra opción es que, cuando la saquemos del terrario, usemos un pulverizador de agua o le demos baños con agua tibia. Es importante que durante estos no intentemos arrancar la piel.

Cabe señalar que la zona más sensible para la retención de muda es el ojo, pues puede acabar ocasionando ceguera, tanto si no conseguimos que termine la muda, como si intentamos quitarla a la fuerza. Para ello, lo mejor es utilizar colirio recetado por nuestro veterinario.

Como ya comentamos, patologías cutáneas y problemas nutricionales pueden ser otras causas de la retención de muda. Deberemos sospechar de ellas si, tras mejorar las condiciones de humedad, el problema persiste. En ambos casos, deberemos elegir el veterinario ideal para resolver nuestro problema, es decir, uno especializado en exóticos.

Aunque nuestra mascota no posea problemas de retención, estos pueden surgir a partir de otros procesos. Por ello, siempre debemos garantizar el acceso a agua y a superficies ásperas que le permitan tener una muda correcta.

Fuente de la imagen principal: Moshe Sipper