Probióticos que ayudan con los problemas intestinales en perros

Yamila · 28 enero, 2019
Los probióticos son pequeños microorganismos que se encuentran en algunos alimentos y que favorecen el funcionamiento del sistema digestivo cuando este padece algún tipo de dolencia

Las mascotas pueden sufrir diferentes desequilibrios según lo que comen o incluso si se han contagiado de alguna enfermedad. Por eso, la prevención es fundamental. En este artículo te contamos de qué manera los probióticos ayudan en el tratamiento de problemas intestinales en perros.

¿Cuáles son los problemas intestinales en perros más comunes?

Al igual que sucede con las personas, los canes son vulnerables a problemas intestinales y digestivos. Estas dolencias muchas veces no son detectadas por los dueños porque, o bien el animal no se queja, o bien creemos que es algo pasajero y ‘se le pasará solo’.

Los gusanos y tenias son dos de los tipos de parásitos intestinales en perros más frecuentes de lo que creemos. Ambos llegan al aparato digestivo a través de la ingesta de algún alimento u objeto infectado, y pueden provocar, por ejemplo, una pérdida de peso importante.

Pero no solo las lombrices causan problemas intestinales en perros, sino que las bacterias y algunos tipos de hongos intervienen en su salud y la empeoran. En estos casos los síntomas que presenta nuestra mascota son vómitos, diarrea, pérdida de apetito y desgano. Verás que se queda durmiendo muchas horas y no muestra felicidad ni motivación en lo habitual: tu llegada a casa, un juguete, el sonido de su comida al caer en el comedero, etc.

No podemos dejar de lado, también dentro de los problemas intestinales en perros, aquellos causados por una ingesta excesiva de alimento. Sobre todo en los casos de razas ‘glotonas’ por naturaleza, como los labradores, los mastines o los Terranova.

Perro come con ansiedad

Comer mucho más de lo recomendado hará que el animal sufra hinchazón abdominal y luego problemas para defecar. Esto alterará el metabolismo intestinal y puede causar dolor o molestias.

¿Probióticos para perros?

Seguramente hayas oído o leído sobre las bondades de los probiótiocos en las personas: comer un yogur cada mañana reduce el estreñimiento, por ejemplo. Pero quizás nunca te has puesto a pensar que ese mismo ‘tratamiento’ humano pueda servir para las mascotas, principalmente para los perros.

Ahora bien, ¿qué son los probióticos? Se trata de unos microorganismos diminutos que están presentes en ciertos alimentos y que aportan grandes beneficios a la salud intestinal y digestiva.

Los perros sanos no precisan consumir probióticos, ya que su flora intestinal cumple con todas las funciones. Sin embargo, cuando presentan algún problema digestivo, algunos veterinarios pueden indicar la ingesta de dichos microorganismos.

También puede que el profesional indique una dieta con probióticos en el caso de que nuestra mascota esté siguiendo algún tratamiento cuyos efectos secundarios incluyan estreñimiento, gases o diarrea.

Probióticos para perros

Y, además, tenemos la posibilidad de usar los probióticos como medida de prevención si nuestro perro come muy rápido o si vemos que al terminar de cenar tiene el vientre muy hinchado. ¿Cuáles son los mejores probióticos que podemos darle a nuestro can? Básicamente son cuatro:

1. Yogur natural

A diferencia de lo que se cree, los perros sí pueden comer yogur, pero con una salvedad: debe ser natural. Es decir, no han de contener azúcares ni colorantes (como sabor vainilla o fresa). Presta atención porque algunos canes son intolerantes a la lactosa.

2. Kéfir

Se trata de un líquido de color amarillento producido por unas bacterias ‘buenas’ y que puede usarse mezclado con el agua o con la comida.

3. Chukrut

Es un fermento muy conocido de la gastronomía alemana y se prepara con col y otras hortalizas. Está repleto de microorganismos vivos beneficiosos para el sistema digestivo e intestinal. Debido a su fuerte aroma y sabor, quizás debas darle poca cantidad.

4. Microalgas

Se consiguen en las tiendas naturistas y se pueden mezclar entre la comida. Es un gran probiótico que regula la flora intestinal.

De todas estas opciones, el yogur es el más fácil de encontrar y de suministrar al animal, ya que seguramente le guste. Es tan sencillo como ofrecerle una cucharada grande cada vez que se porta bien, como premio o recompensa. Incluso también puedes mezclar el yogur con su comida habitual.

Son muchos los beneficios de los probióticos, entre ellos reducir los problemas intestinales en perros. También sirven para proteger el organismo de las bacterias nocivas, estimular el sistema inmunitario y aumentar la absorción de nutrientes. Consulta con el veterinario en cuanto a dosis o tipos de bacterias buenas para tu mascota.

Arribas, B., Rodríguez, M. E., Camuesco, D., Zarzuelo, A., & Gálvez, J. (2008). Aplicaciones terapeuticas de los probioticos. Ars Pharmaceutica. https://doi.org/10.1016/j.eururo.2006.09.018