Primer baño del cachorro: ¿cuándo y cómo hacerlo?

El baño debe ser uno de los hábitos de aseo presentes en la vida de todo can. Para agregar esta tarea a la rutina, es importante conocer algunos consejos que facilitarán tu vida y la de tu perro.
Primer baño del cachorro: ¿cuándo y cómo hacerlo?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 24 junio, 2021.

Escrito por Manuela Herrera Montoya, 24 junio, 2021

Última actualización: 24 junio, 2021

El aseo de tu perro asegura su bienestar y la salud de las personas con las que convive. Como todo hábito necesita un comienzo, es importante conocer el momento adecuado para realizar el primer baño del cachorro y con qué frecuencia continuar con esta actividad. 

La higiene del perro implica hábitos como el cepillado, la limpieza de los dientes y oídos y, por supuesto, el baño. ¿Pero cuándo y cómo debe ser el primer baño del cachorro? Conoce todo al respecto en este artículo. 

El momento ha llegado: el primer baño del cachorro

El baño complementa la higiene de tu perro. Mantendrá su pelaje y su piel limpios y saludables durante toda su vida, por lo que es un acto esencial que debe saber llevar a cabo todo cuidador. 

¿Cuánto bañar a un cachorro?

Según expertos, algunos veterinarios recomiendan que el primer baño del cachorro sea a los 3 meses de edad. Antes de este punto, el can puede contraer moquillo o constiparse, debido a que todavía no ha terminado su calendario de vacunación, y si se baña, la diferencia de temperatura podría bajar sus defensas. 

Sin embargo, la organización Súper Cachorros hace especial hincapié en que hay que asegurarse de que tu cachorro ha sido sano hasta los 4 meses de vida para poder realizar el primer baño con agua y jabón. Si el can ha presentado enfermedades en este intervalo temporal, lo recomendable es esperar hasta los 6 meses de edad. 

De esta manera, asegurarás que el organismo de tu perro cuente con un sistema inmune fuerte y un pH definido para proteger su piel y pelaje.

Por otra parte, debes tener en cuenta que un cachorro recién nacido no puede ser bañado con agua, jabón ni con productos especiales. Debido a que durante esta etapa su sistema inmune está tan débil y vulnerable, lo más común es que no pueda combatir ni siquiera un simple resfriado. 

Un cachorro en un campo de flores.

¿Cómo asear a un cachorro antes de los 4 meses?

Si tu perro es muy pequeño todavía y aún no tiene todas sus vacunas, lo mejor es evitar el agua y el jabón para que no se enfríe y se enferme –como ya se mencionó–. Si es muy necesario asearlo, es recomendable utilizar baños secos para cachorros a partir de los 2 meses de edad. Este producto se elimina con el cepillado y también se recomienda en invierno para perros de todas las edades. 

¿Qué hacer si el cachorro se ensucia?

Si tu perro se ensucia y es menor de 4 meses, lo mejor es usar baño en seco especial para cachorros o toallas húmedas. Eso sí, trata que esto no ocurra más de 3 veces por semana. Así evitarás cambios bruscos de temperatura en el organismo del cánido y la pérdida de los aceites esenciales de su piel y pelaje. 

¿Cómo bañar a un cachorro por primera vez?

Bañar a tu cachorro mayor no difiere mucho de cómo se baña un perro de mayor edad. Se recomienda empezar por la cabeza con una toalla húmeda y ligeramente enjabonada. Eso sí, ten mucho cuidado de no poner en contacto el agua y el jabón con los ojos y los oídos del animal, para no causar irritaciones e infecciones. 

Después, el champú se puede aplicar por el resto del cuerpo con un ligero masaje. Es importante que para el baño cuentes con un champú suave y especial, específico para cánidos. Los productos de uso humano no son válidos en estos animales, ya que el pH epidérmico difiere entre especies.

¿Cada cuánto bañar a un cachorro?

Una vez comiences a bañar a tu perro, el acto debe empezar a formar parte de su rutina de aseo. Al menos una vez al mes debes bañarlo si vive en la ciudad y cada 2 semanas si vive en el campo. Esto es fundamental para que tu perro esté sano. 

Consejos para el primer baño

El primer baño del cachorro puede ser una mala experiencia para él. Sus patas, por ejemplo, se resbalarán en el fondo de la bañera, lo cual le puede causar ansiedad. Como el aseo es tan importante, debes hacer todo lo posible para que no se convierta en una tortura para el animal. 

Por otro lado, ten en cuenta que también existen perros que odian el agua. Por ello, es indispensable que desde cachorro sepas cómo tranquilizar al can y cómo hacer del baño un momento divertido. Solo así evitarás experiencias traumáticas en la infancia y los consecuentes efectos en la edad adulta del animal.

Para que los primeros baños sean una buena experiencia, solo necesitas unos cuantos consejos y consideraciones profesionales. Aquí te traemos los más importantes.

Utiliza un espacio pequeño

Tu bañera puede ser un lugar muy grande para tu cachorro. Por lo tanto, es mejor usar un lugar de su tamaño, como la pila del lavabo o una palangana. Toda superficie que utilices para bañar al can debe cubrir muy poco, con el fin de que no entre agua por accidente en sus vías aéreas. 

Además, puedes cubrir el espacio que escojas con una alfombra de goma para evitar resbalones. Así, tu perrito no se sentirá vulnerable y desprotegido. También debes evitar elementos que se puedan caer —como tarros de champú y otros objetos—, pues el impacto puede asustar a tu perro y que quiera escapar de la pila.

Asegúrate de que el agua esté en el temperatura correcta

La temperatura del baño debe ser similar a la temperatura corporal de tu perro, es decir, al rededor de los 38-39 ºC. Este valor supera por 2 grados el estándar de los humanos. Puedes ayudarte de un termómetro digital sumergible las primeras veces.

¡Jueguen durante el baño! 

Para que sea una experiencia agradable para ti y tu cachorro, puedes hacer de la zona del baño una área de juegos. Utiliza algunos de sus juguetes y anímalo a que juegue un poco. También puedes recurrir a premios comestibles para que siga asociando el baño con un momento lleno de felicidad durante toda su vida, eso sí, ten cuidado de que no trague agua. 

Conversa con tu perro

Hablar con tu perro en la hora del baño y acariciarlo también ayuda a que se sienta tranquilo. Tu voz no debe sonar nerviosa o enojada, para que no asocie este momento con experiencias desagradables. Si tú estás nervioso, el can lo notará y se mostrará alerta y desconfiado. Aunque no todo salga bien a la primera, mantén la calma.

Los accesorios para perros que se van a bañar son necesarios.

Después de conocer todos estos consejos e información, puedes ahora bañar a tu cachorro por primera vez sin preocuparte de que se vaya a enfermar o que le tenga miedo al agua. Por último, recuerda también asear sus oídos, dientes y cepillarlo de manera constante. 

Te podría interesar...
¿Cómo es el primer mes de vida de un cachorro de perro?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo es el primer mes de vida de un cachorro de perro?

Tanto en los bebés humanos como en los demás animales, las primeras semanas de un cachorro de perro son fundamentales. ¡Conoce su primer mes de vid...



  • Ferro, J. (s. f.). El baño en la higiene del perro y gato. En
  • (pp. 203–207). Juan Manuel Ferro Veiga. Recuperado 19 de junio de 2021, de
  • &pg=PA203&lpg=PA203&dq=primer+ba%C3%B1o+del+cachorro+.org&source=bl&ots=lK3wDUz1R3&sig=ACfU3U0rz1Ss-A79Ko11Y5GUe9lsuJBmHA&hl=es-419&sa=X&ved=2ahUKEwjJhZ7B2aTxAhWjGVkFHcWQBjsQ6AEwE3oECA8QAw#v=onepage&q&f=false Fundación Súper Cachorros. (s. f.).
  • . Súper Cachorros. Recuperado 19 de junio de 2021, de