¿Por qué el oso panda rojo está en peligro de extinción?

El oso panda rojo no es un oso ni un mapache. Si te interesa ayudar en su conservación, aquí tienes información sobre su biología y las amenazas a las que se enfrenta cada día.
¿Por qué el oso panda rojo está en peligro de extinción?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 06 octubre, 2021.

Última actualización: 06 octubre, 2021

El panda rojo es uno de esos animales que, a pesar de ser conocidos y admirados por la mayoría de las personas, están en peligro de extinción. Las amenazas a las que se enfrenta son graves y su población sigue decreciendo.

Para proteger a estos mamíferos hay que conocerlos primero. Si sientes curiosidad por estos ailúridos y todo lo que los hace especiales, aquí puedes informarte sobre las características y el estado de conservación de los pandas rojos. No te lo pierdas.

Características del oso panda rojo

Existe dimorfismo sexual en el aspecto físico del panda rojo: los machos pesan de 4,5 a 6 kilogramos y las hembras un poco menos, entre 3 y 4,5 kilos. Su altura es de 30-60 centímetros hasta la cruz y su pelaje es de color marrón rojizo, con zonas blancas en la cara y el vientre.

El panda rojo es un mamífero omnívoro. Su alimento principal es el bambú, aunque la dieta también incluye raíces, frutos, huevos, insectos y otros pequeños animales. Son mamíferos más oportunistas que cazadores, pero pueden llegar a buscar presas cuando hay escasez de alimentos.

También son animales solitarios que solo se buscan para aparearse. Las hembras dan a luz entre 1 y 4 crías en primavera y verano y solo ellas realizan los cuidados parentales. Además, las madres permanecen durante casi 3 meses en la guarida cuidando de las crías hasta que son independientes.

Los ailúridos son arborícolas, pues bajan de los árboles en contadas ocasiones. Para vivir en las ramas han desarrollado varias adaptaciones, como las garras parcialmente retráctiles al final de sus extremidades y una prolongación del hueso sesamoideo radial, también llamado falso pulgar.

Este falso pulgar, presente también en los pandas gigantes, les ayuda a estos mamíferos a agarrarse a las ramas y sujetar la comida.

Un panda rojo alegre.

Hábitat del oso panda rojo

Ailurus fulgens vive en selvas de gran altitud del norte de Birmania, Nepal, las regiones centrales y del sur de China y la zona del noreste de la India. Aunque la extensión de su población es grande, la densidad no lo es tanto, pues se reduce año tras año debido a los problemas a los que se enfrentan estos mamíferos en el día a día.

Familia del panda rojo y subespecies

El panda rojo, también conocido como panda pequeño, panda chico, mapache rojo u oso panda rojo, no tiene nada que ver con los úrsidos o los mapaches. La comunidad científica debatió durante años acerca de si podía considerarse a esta especie dentro de la familia Ursidae (osos) o Procyon (a la que pertenecen los mapaches).

Finalmente, se demostró que estos animales no tienen relación directa con ninguna de las 2 categorías taxonómicas y se le otorgó su propia familia: Ailuridae. Se reconocen 2 subespecies de este animal: el Ailurus fulgens fulgens o panda rojo occidental (o menor) y el Ailurus fulgens styani o panda rojo styans (o mayor).

Panda rojo occidental o menor

El panda rojo occidental (Ailurus fulgens fulgens) se caracteriza por tener la cara más blanquecina y con marcas más difusas. Es de menor tamaño que su pariente cercano y de hábitos nocturnos, por lo que es fácil verlo buscar comida desde que atardece hasta que vuelve a salir el sol.

Panda rojo styans o mayor

La otra subespecie conocida del panda rojo es la llamada styans (Ailurus fulgens styani) y vive en el norte de Myanmar y el sur de China. Las marcas blancas de la cara, el vientre y la cola son más marcadas que en la variante occidental. También tiene un pelaje más oscuro y es de mayor tamaño que el panda menor.

¿Por qué el panda rojo está en peligro de extinción?

Ahora que conoces un poco al panda rojo, podrás comprender mejor qué amenazas le acechan. Este animal está en peligro de extinción (EN) desde la década de los noventa. Fue declarado como vulnerable (VU) en el año 2008 (una categoría menos preocupante), pero volvió al peligro de extinción en la revisión del 2015.

La cifra de pandas rojos en libertad oscila los 2500 invididuos y está en receso.

A mediados de los años noventa, el hábitat de esta especie en China se había reducido en grandes hectáreas debido a la deforestación. Con el paso de los años, esta destrucción se ha expandido hasta superar el 50 % del hábitat original de los pandas rojos. La especie ha llegado a estar extinta en las provincias de Gansu, Qingahi, Shaanxi y Guizhou.

La pérdida de hábitat no es el único peligro para estos ailúridos: la caza furtiva de ejemplares por su pelaje y su captura para la venta a particulares y zoológicos también son prácticas que los diezman. No es de extrañar, pues la Oficina de Control de Delitos contra la Vida Silvestre de Nepal afirma que el 90 % de los casos de la nación relacionados con delitos contra la vida silvestre no se denuncian.

Por desgracia, la falta de recursos de las familias nativas es lo que les impulsa a la caza del panda rojo para poder alimentarse. Por eso, los proyectos de conservación incluyen en general ayudas económicas para las poblaciones que conviven con este animal.

Uno de los animales que parecen un mapache.

El panda rojo es un animal adorable. Por desgracia para él, esto fomenta el mascotismo en ciertos sectores de la población, lo que a su vez sustenta el mercado negro de especies silvestres. Si alguna vez te planteas tener un animal exótico en tu casa, debes ser responsable y rechazar todo aquel al que no puedas dar una buena vida o que provenga de puntos de venta sospechosos.

Te podría interesar...
Primer país del mundo en cerrar los zoológicos y liberar a los animales
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Primer país del mundo en cerrar los zoológicos y liberar a los animales

Costa Rica tomó la decisión de cerrar todos los zoológicos para proteger la vida de sus animales y cuidar la biodiversidad.